10 nov. 2012

Wreck it Ralph: La película de videojuegos que nos hacía falta.


  Durante años Hollywood ha batallado por sacar una buena película de videojuegos. Por otra parte, cada año tenemos una carretada de películas animadas, en su mayoría resultan ser una porquería con chistes gastados, explotación de fórmulas sobrevaluadas y excusas de muchos actores para auto-afirmarse que siguen siendo talentosos. Cada cuando nos sorprenden con cintas que logran destacar como The Incredibles, Ratatouille, Up y How to Train your Dragon. Si juntamos una buen guión de videojuegos con animación, el resultado es Wreck it Ralph. Mantendré la reseña lo más libre de spoilers que pueda, así que pueden leer con confianza.

 Fui al cine con mis reservas. Los trailers donde veíamos a personajes clásicos de videojuegos interactuando con Ralph y los universos que mostraban me generaron suficiente curiosidad. En la sala, un niño le soltó a su padre un comentario con el cual por un momento esperé lo peor: "Ya la vi, es como Toy Story pero con videojuegos".  Y, a pesar de que de cierto modo si aplica el "Los personajes de videojuegos tienen sus vidas cuando los jugadores no los están viendo", temía que fuese una película más del montón. Los trailers previos no ayudaron con esto. "Porque ya solo pensamos en dinero, somos unos huevones y ustedes ven cualquier cosa que sacamos, aquí tienen Cars pero con aviones: Planes. Ahora, ¿cómo fue la universidad de Monstruos? Monsters University, con lo mismo que vieron la vez pasada". Creo que tal vez se salve Rise of the Guardians, puede que logre ser algo bueno, aunque vi que ningún niño identificó a Sandman.

 Wreck it Ralph le gustará a los niños (que ni es tan difícil darles gusto estos días, ponles cualquier cosa con chistes sosos, y la palabra "genial" cada 5 minutos y lo amarán),  los padres de familia estarán entretenidos e identificarán a uno que otro personaje, pero esta película es totalmente geek y gamer friendly. Es toda una experiencia. Las sorpresas, personajes, referencias y guiños son constantes, pocas veces te permite respirar. Desde el código de Konami, hasta graffitis haciendo referencia a juegos (y memes) o personajes de anime (busquen el que dice "Sheng Long was here"). En este punto es mas o menos similar a Scott Pilgrim, te invita a verla más de una vez tanto por la historia como por las referencias y guiños en el mundo de los videojuegos.

La historia es sencilla, pero eso no significa que no esté bien armada. Hay puntos predecibles, pero eso no demerita todo lo demás. El universo de los personajes está muy bien armado, tanto los lugares como las reglas que manejan. Sin embargo, hay algunos elementos del mundo de Sugar Rush que definitivamente no van a captar muchos en nuestro país, como el Laffy Taffy o el combinar Mentos con Diet Coke, es más, el puro nombre del lugar, Sugar Rush. Y la única queja que podría tener es en cuanto al doblaje. ¿Poner a la Chilindrina? ¿En serio? Una cosa tener a Mario Filio, el cual es todo un profesional el cual hace un excelente trabajo como Ralph. Una cosa es poner a Edgar Vivar, el cual hizo un excelente doblaje en Up (tanto que prefiero su voz a la original) y otra es poner a la mujer que ha vivido en pleito eterno con los que le dieron una oportunidad.
 Wreck it Ralph es una excelente cinta animada la cual, si bien maneja un mensaje e historia bastante buenas, definitivamente es una película enfocada en todos los geeks y gamers los cuales crecimos con los arcades y las primeras consolas.

2 comentarios:

sofia martínez dijo...

Fabulosa así defino a esta película y sin duda Disney se sacó un 10. Rompe Ralph!" es ante todo, un homenaje a los videojuegos, una novela romántica para los gamers, un manual de cómo hacer una buena película de animación, una aventura inolvidable con grandes protagonistas, un filme repleto de diversión, entretenimiento y referencias y cameos que nos harán revisionarlo una y otra vez. En conjunto, una delicia. Cine de animación con mayúsculas.

The Walrus dijo...

Hola, Sofía, muchas gracias por comentar de nuevo. Así es, Wreck It Ralph es una película que invita a verse más de una vez. Nostalgia y una buena historia.