12 ago. 2016

Ghostbusters (2016): Cuando detrás de la polémica se esconde una película mediocre.


 A estas alturas sabemos que es casi seguro que este remake ha perdido la batalla. Meses de polémica en internet y shows nocturnos culminaron con una taquilla bastante mala y ataques hirientes a miembros del elenco. Hablar de la nueva versión de Ghostbusters es ponerse a merced de los ataques de 2 extremos intolerantes. Sin embargo, mi amor por la cinta original y la apertura que tantas veces defiendo me hicieron ver esta versión. A continuación seré lo más objetivo posible y, a pesar de que seguro habrá alguien que se ofenda, plantearé los elementos negativos de este remake. Empecemos con los spoilers

 Durante años se estuvo jugando con la idea de hacer una tercera parte de Ghostbusters. Su pésima segunda parte (la cual hasta hace poco finalmente perdió su defensa basada en mera nostalgia) se encargó de que Bill Murray no quisiera formar parte de las posibles entregas. Dan Aykroyd y Harold Ramis siempre mantuvieron encendida la esperanza de los fans, hablando de reuniones las cuales quizá nunca ocurrieron. Lo más cercano que tuvimos fue un videojuego. Muchos lo consideran como la tercera película, pero en realidad no es más que una especie de "Greatest Hits", con cosas que vimos en las 2 películas anteriores. Harold Ramis abandonó este plano existencial y con ello toda esperanza de ver al equipo reunido. 

 Desafortunadamente Sony y Paul Feig tenían otros planes en mente... y Bill Murray nos pintaría dedo a todos sus fans. En un mundo donde todo debe ser políticamente correcto y donde todos los clásicos deben hacerse de nuevo, se anunció un remake de Ghostbusters donde el equipo sería formado con mujeres. Si, hubo quien de inmediato se quejó porque no querían ver mujeres cazando fantasmas, pero ese NO era el problema con la mayoría de los fans. Feig es conocido por hacer comedias que tienen una audiencia muy específica, manejando un humor bastante peculiar. Dan Aykroyd estuvo relacionado con el estudio de los fenómenos paranormales desde su infancia. Estos conocimientos hicieron de la primera entrega algo lleno de información acerca del tema. Datos que pueden confirmar expertos que lo estudian con seriedad. Paul Feig no cree en esos fenómenos, entonces los adaptó a una manera científica. A esto le sumamos que abiertamente piensa que los hombres no son graciosos y es por eso que sus proyectos siempre tienen mujeres como sus protagonistas. ¿El resultado final? Una película que no entiende su inspiración original y que además falla miserablemente en el punto que desea presentar y defender.
 
 Las mujeres y hombres que han defendido el proyecto desde el inicio se hacen llamar "feministas". Perdonen, su postura y esta película están muy lejos de ser feministas. Al contrario, se les creó un nombre bastante específico el cual no utilizaré aquí, pero saben muy bien cuál es. El Feminismo es buscar igualdad de género, que las mujeres tengan los mismos derechos que los hombres y además romper con estereotipos. Que haya igualdad. En esta versión de Ghostbusters no veo NADA de esto, solo me presentan el otro extremo de lo que tanto desean atacar. Desde el inicio tenemos chistes acerca de pedos vaginales (robado del episodio de South Park titulado Eat, Pray, Queef, donde se maneja mucho mejor el punto que quieren presentar aquí), cómo es que todos los hombres son idiotas y además las tratan mal, que todas las cosas malas que les pasan son por culpa de ellos y que no tiene nada de malo contratar a uno de ellos como mero atractivo visual a pesar de ser pésimo en su trabajo en lugar de buscar a alguien capaz sin importar su apariencia. Es irónico que, siendo una película que ha navegado con bandera de independencia y "girl power", las protagonistas se encarguen de victimizarse todo el tiempo. 

 A esto debemos sumarle que Feig y las protagonistas se encargaron de pelearse con su audiencia desde antes de que la película fuese estrenada. Si, hubo comentarios bastante ofensivos en You Tube, pero eso no significaba que todas las personas pensaran de ese modo. Esa postura de "¿No te gustó el trailer? Entonces eres un imbécil." que las actrices adoptaron y mostraron en diferentes presentaciones disminuyó considerablemente sus oportunidades de callarles la boca y salir triunfantes. Incluso en la película hacen referencia a estos ataques. Su respuesta ante una reacción "normal" en estos tiempos fue la peor. Esto terminó en los terribles ataques que recibió Leslie Jones en Twitter, con comentarios racistas extremadamente hirientes. Un acto absolutamente reprobable pero el cual, tristemente, era en lo que iba a concluir todo este asunto. Feig y compañía atrajeron a este tipo de personas y a ellas les debemos que las críticas en Rotten Tomatoes fuesen positivas. Miles de críticos sucumbieron al miedo de ser amenazados por los/las fans, pero la realidad es lo que se vio en taquilla. Todo acabó siendo un caos el cual pudo haber sido evitado si Sony hubiese sabido manejar las cosas de otro modo. Ellos se convirtieron en lo que tanto odiaban. 

 ¿Qué nos molesto a los fans? Que el proyecto cayera en las manos equivocadas. No está mal que hubiese mujeres en el equipo, sino lo forzada que fue la decisión. "Es que hay que darle más apertura al medio, debe haber mayor diversidad." Si, entiendo perfectamente esto, siempre y cuando esté justificado y no sea solo por ser políticamente correcto. A estas personas yo siempre les pregunto: En ese caso, ¿para cuándo veremos el remake de la saga de Alien con un hombre en lugar de Ripley? ¿Por qué no hacen una versión de Kill Bill con un hombre en lugar de la Novia? ¿Y Hunger Games pero con un hombre interpretando a Katniss? Si diversificar es cambiar a los protagonistas de sexo y raza, se debe hacer con ambas partes. Hay cosas que están bien en la manera en la que fueron concebidas y no hay necesidad de cambiarlas solo porque sí. Al igual que a ustedes, a nosotros nos gusta ver historias en las cuales las mujeres son las protagonistas. Nos gusta ver a Rey, Peggy Carter, Liv Moore, Jessica Jones o Veronica Mars triunfar y patear traseros. NO tenemos problema alguno en tener mujeres en la Familia Ghostbusters, ellas SIEMPRE han estado en ella. Tenemos problemas con que la franquicia sea mal manejada.

 Hablemos de la película en sí. Si, apenas entraremos en el tema principal y lo peor es que no hay mucho qué decir. ¿Ven cómo toda la polémica simplemente le afectó a lo verdaderamente importante? La película intenta ser una nueva versión de la historia original. 2 amigas deciden empezar a investigar los fenómenos paranormales de un modo serio. Forman un equipo junto con 2 mujeres más, cada una experta en algo que complementa el equipo. Feig nunca se termina de decidir entre contar algo nuevo o hacer un refrito. Las protagonistas nunca ofrecen algo que las haga verdaderamente especiales. Muchos aplaudían la actuación de Kate McKinnon pero simplemente se limita a intentar ser "rarita". Lo peor es que el personaje de Leslie Jones es un estereotipo, pero como se trata de Feig y su ejército, entonces se les perdona.

Rowan, el villano, es un tipo el cual nunca justifica sus actos. Los fantasmas no aparecen de modo natural, son generados por las máquinas de Rowan. Esto hace que ese final con la posible aparición de Zuul sencillamente no funcione. Las creencias personales de Feig afectan la historia de tal modo que las posibles secuelas fuesen algo bastante complicado. En la original teníamos a Zuul, Gozer y Peck. Aunque Gozer solamente aparece unos minutos al final, sus actos se hacen presentes durante toda la película. Peck es alguien que actúa a partir de lo que él considera negativo. Si, está contra nuestros héroes, pero sus acciones están totalmente justificadas. Aquí solo es un tipo enojado el cual quiere hacer cosas malas.

 ¿Me gustó algo de la película? Si, 2 cosas: Los gadgets que fabricaron y la versión orquestal del tema clásico. En un universo ideal en el cual hubiesen hecho Ghostbusters International, ver todo ese equipo hubiese sido un deleite. 
 
 Ghostbusters (2016) es una película mediocre la cual recibió más atención de la que merecía por la polémica. Esperemos que, cuando alguien más decida tocar este universo, tenga algo que aportar y no aleje a su audiencia potencial con prepotencia.

5 ago. 2016

Suicide Squad: Cuando DC contraataca (a pesar de las críticas sin fundamento).


  Estoy en un punto medio donde tengo que lidiar con los fanboys extremistas de Marvel y DC. Durante las últimas semanas he tenido que soportar ataques por parte de ambos bandos, a pesar de que siempre he presentado mi opinión honesta acerca del MCU y el DCEU. Suicide Squad es un proyecto que me ha generado curiosidad desde que fue anunciado. La publicidad que han manejado se aleja mucho del tono sombrío que utilizaron para Batman v Superman. Después de los polémicos resultados, Warner entró en pánico e inició una serie de acciones para poder recuperar terreno. Se proyectaron diferentes cortes de la película y, de acuerdo con el director David Ayer, alcanzaron un balance entre su visión y lo que Warner deseaba. Las reseñas llegaron a la infame Rotten Tomatoes y de inmediato los fanboys aplaudieron y/o gritaron. "Si Rotten Tomatoes dice que es mala, entonces lo es. No la veré para generarme mi propia opinión, lo que diga RT es la ley." "Todo esto es parte de una conspiración de Disney para desacreditar a DC." Estas fueron algunas de las cosas que tuve que escuchar. De un modo u otro, yo vería Suicide Squad y sería completamente sincero al momento de plasmar mi opinión en este blog. No dejaría que la presión del medio afectara mi juicio. ¿Suicide Squad es el desastre que tanto juran los cretinos de Rotten Tomatoes? Empecemos con los spoilers.

 Con todo lo que se ha hablado con respecto a los cambios por parte de Warner, los diferentes cortes de la película, la necesidad de meterle más humor con el riesgo de darle un tono irregular y demás escándalos, ya no sabía qué podía esperar de la película. Quizás esto fue algo bueno. La película empezó y de inmediato me sumergió en el universo que iniciaron con Man of Steel. Los eventos de Batman v Superman dan origen a esta película. Ver a Amanda Waller caminar al lado de un vendedor con playeras de Superman es una adaptación mucho mejor de El Mundo sin Superman que todo el epílogo de BvS. Eso me vende mucho más la idea de que Metrópolis extraña a su héroe. Nos presentan a los miembros del Escuadrón de un modo bastante peculiar, con toda la vibra de haber dado vuelta a la página para ver al personaje en todo su esplendor junto con sus datos. Desde el inicio tiene una energía diferente a BvS pero esto no significa que desentone con el universo que habitan. Esto es lo mismo que sucede con los comics e incluso las Series de TV de DC. Vemos caras conocidas que logran adaptarse sin perder su esencia y que cumplen su cometido en la historia. Ver a Flash, Batman/Bruce Wayne y el Joker no nos distrae de la trama principal. Todos aparecen de una manera natural, fluyen con la historia.

 Nunca sentí esos "saltos bruscos" entre las diferentes versiones de la película. El humor es constante. Quizá los únicos 2 momentos que se sienten raros son cortesía de Harley. Ambos son parte de los trailers y spots: Cuando rompe el aparador y cuando sube en el elevador. Si, se siente que muchas cosas fueron editadas pero sorpresivamente no afectan al producto final. Cada personaje tiene su momento de brillar, pero es obvio que el mayor peso está en Deadshot y Harley Quinn. 

 Ahora, así como en su momento comenté acerca de las similitudes entre Civil War y Batman v Superman, ahora le toca a Guardians of the Galaxy y Suicide Squad. Es aquí donde los críticos no tienen un gramo de madre. Entre el montón de quejas por parte de los ilustres personajes de Rotten Tomatoes está que "no conocemos tanto la historia detrás de cada personaje", que "el uso de canciones populares era excesivo" y que "el villano es hueco y no presenta amenaza alguna", por mencionar algunas. ¿En serio vieron la misma película que yo? En Guardians la historia de cada personaje se limita a la descripción que da el guardia al capturarlos y a un par de menciones más adelante. En Guardians se utiliza música que incluso ya se relacionaba mucho más con otras películas. De hecho la cantidad de canciones y el modo en el que son utilizadas en Suicide Squad me recordó a Almost Famous, donde logran crearnos diferentes atmósferas sin saturarnos. Si, Enchantress no pasa de ser una cara bonita pero hay que ser honestos: El 90% de los villanos de Marvel carecen de impacto. Fuera de Loki, Winter Soldier (y en cierto grado Zemo), los villanos de Marvel solo están ahí para que los héroes tengan alguien con quién pelear. En ambos casos la historia se enfoca en los héroes (o antihéroes) y no en el villano. Me resulta altamente hipócrita que alguien odie Suicide Squad pero que ame Guardians of the Galaxy.

 Entre las cosas que hay que aplaudirle a Ayer es el método que utilizó para dirigir al equipo. A pesar de que varios de los actores no aceptaron muy bien este método, el resultado de tener ensayos/sesiones de terapia junto con el resto de sus compañeros provocó en ellos una unión muy especial. Esta unión la hemos visto en las entrevistas que han dado durante la promoción de la película. Es todo un deleite ver que esa química se plasmó en la pantalla grande. Todos se ven cómodos y en verdad les crees que sean un equipo. Es gracias a esto que momentos como Deadshot disparándole a Harley, Rick pidiéndole ayuda al equipo para salvar a su novia y el sacrificio de Diablo funcionan y no se sienten carentes de sentimiento. Esta es una de las mayores fortalezas de Suicide Squad. 

 
 Uno de los principales obstáculos para Suicide Squad es el mismo que han tenido las cintas anteriores del DCEU. La gente está más familiarizada con sus personajes que con los de Marvel. Aquellos que crecimos con la joya llamada Batman The Animated Series vimos el nacimiento de Harley Quinn, uno de los personajes más interesantes de DC. Un caso complejo con el cual Paul Dini y Bruce Timm decidieron explorar las relaciones co-dependientes en la gran historia titulada Mad Love. Harley es un personaje complejo el cual va más allá de la imagen que desafortunadamente los videojuegos (y en parte la mercadotecnia de Suicide Squad) le han creado. David Ayer y Margot Robbie tenían la difícil tarea de presentarnos una versión digna del personaje. Fue un alivio ver que ambos lograron comprender a Harley, dándonos una versión bastante fiel a la esencia del personaje. Robbie interpeta a una Harley con la dosis de locura e inteligencia requeridos. Sus comentarios y acciones son los que esperamos del personaje, pero también nos deja ver su lado humano. La escena en donde piensa que el Joker ha muerto transmite auténtica tristeza, intentando cambiar su actitud en cuanto ve al resto del equipo, pero dejando ver que en ese momento está al borde del llanto. Cuando están en el bar por un momento deja que Harleen Quinzel tome el mando y encara a Diablo para que supere su trauma. Su interacción con el Joker es bastante fiel al comic, aunque no vemos el lado abusivo de su relación. Pudieron darnos una versión del personaje para darle gusto a la quinceañera promedio que solo la ve como una "tipa loquita" pero no fue el caso, regalándonos incluso un poco de fan service con la breve escena en donde porta su traje original. Siguiendo con la comparativa con Almost Famous, Harley llega a recordarme a Penny Lane.

 Ya entrados en el tema creo que debo hablar acerca de Jared Leto y su versión del Joker. Esto es lo único que me generaba molestia con respecto a Suicide Squad. Su primera imagen dejaba mucho qué desear. Los tatuajes, la expresión... muy alejado de lo que muchos esperábamos. Mamarrachos amantes de Acapulco Shore y pubertos le daban su visto bueno. Obviamente no queríamos una copia de Heath Ledger, pero si algo que fuese fiel al personaje. La gran cantidad de artículos alrededor del proceso de Leto nos prometían una actuación realmente única, donde espantaba al elenco con regalos y quedándose en personaje siempre que estaba en el set. No sé si trataban de convencer a la audiencia o a ellos mismos de que Leto estaba por reinventar al Joker. ¿El resultado final? Algo bueno pero nada verdaderamente impactante. Si, lo vemos durante muy poco tiempo, pero creo que es el suficiente como para comprender de qué va esta versión. Su trabajo es lo suficientemente bueno como para quedarnos con ganas de ver más. Ayer ya confirmó que la versión de cine es su corte definitivo, pero espero que el blu-ray incluya todo lo que Leto grabó.

 Es justo también hacer mención de Will Smith como Deadshot. Gracias a las malas decisiones que ha tomado últimamente (y a los desplantes por parte de su familia), Smith ha perdido mucha audiencia. Nos sorprendió verlo aceptar el papel de Deadshot ya que esto significaba que el reflector no estaría todo el tiempo sobre él. Yo me esperaba verlo completamente enfadado, interactuándo solamente lo necesario con el resto de sus compañeros. Al contrario, Smith supo tragarse su ego y ser parte de un equipo. A esto debemos sumarle que Deadshot es un personaje muy alejado de lo que regularmente interpreta. Smith está fuera de su zona de confort en todos los aspectos. La relación con su hija es creíble, así como la química que tiene con Harley y Rick. 

 Suicide Squad es la película que villanos que hacía falta en el género de superhéroes. Este año, junto con Deadpool, el género tuvo una bocanada de aire fresco. A pesar de la ponzoña generada por Rotten Tomatoes, miles alrededor del mundo decidieron hacerse de su propia opinión y creo que eso es lo más saludable que todos podemos hacer. Vayan al cine, vean Suicide Squad, lo importante es que el veredicto final lo den ustedes y no algún sitio web, incluído éste, mi estimado lector.