13 feb. 2016

Deadpool: La adaptación que los fans (y el personaje) se merecían.


 Estamos ante una película verdaderamente especial. Este proyecto vio la luz gracias a la existencia del internet. No solo eso, sino que además esta película es una excelente muestra de la gran época que estamos viviend los fans de los comics. En los 90's y 2000's nunca hubiésemos visto esta adaptación. Es más, que en estos tiempos tengamos esta película es un verdadero milagro. Empecemos con esta reseña de Deadpool. Obviamente habrá spoilers.

  Pocas veces los proyectos hechos para los fans quedan bien. Muy pocas. No solo se requiere de presentar los elementos básicos, eso no basta, se requiere de entender el material original, capturar la esencia. Estoy seguro que la primera versión que estuvo por ser filmada hace más de 10 años no hubiese tenido las cualidades indicadas. Millones de fans perdieron toda esperanza cuando vieron la mentada de madre que le hicieron al personaje con X-Men Origins. Hollywood ha tardado mucho tiempo en entender cómo se deben hacer las adaptaciones de comics. Poco a poco hemos visto cómo muchos directores nos presentan justo lo que esperamos ver en la pantalla grande y Deadpool sin duda es parte de estos cambios.

 Quien sea que haya filtrado el test footage se ha ganado el cielo. Ese video se acerca mucho a lo que los fans llevan años queriendo ver. Si, no era perfecto, pero ese tipo de videos son para dar una idea general de lo que planean filmar. Es increíble que Fox siguió renuente en dar luz verde al proyecto. Gran parte de ellos son ejecutivos que se quedaron con la mentalidad de los 80's. No entienden que ahora pueden conocer a la audiencia a la perfección con solo entrar a algún foro de internet. Más importante aún, no entienden que no todas las películas de superhéroes tienen que ser para toda la familia. Esto último se lo debemos en gran parte a lo que Disney está haciendo con Marvel, dándonos versiones diluídas de los personajes e historias.

 A pesar de que Fox decidió apoyar el proyecto (dándoles un presupuesto bastante bajo y una fecha de estreno destinada para las películas a las que no les tienen fe) Ryan Reynolds, Tim Miller, Rhet Reese y Paul Wernick lucharon para que la película mantuviera su clasificación C. Fox pidió en varias ocasiones que la película al menos fuese para adolescentes y adultos, pero lograron convencerlos para que se presentara tal y como la han imaginado durante años. 

 Para serles honesto yo no esperaba que Deadpool fuese tan encabronadamente buena. Los trailers nunca terminaron de convencerme y el exceso de publicidad me olía a: "Hay que bombardear por todos los medios ya que no nos quedó muy buena." Yo esperaba 2 escenarios: 1.- Película atascada de fanservice la cual excluiría al resto de la audiencia. 2.- Película en la cual domaron al personaje y que terminase siendo un trabajo meramente genérico, incluso visto como una copia de Kick-Ass. Puedo decir con certeza que no estamos ante ninguno de esos casos. La película está muy bien equilibrada.

   La historia general es muy sencilla, pero logran contarla y adornarla de tal modo que se siente fresca. Esto se agradece ya que estamos viviendo en tiempos de: "Esta película es preview del preview del preview." Se nota que este guión pasó por muchas revisiones, siempre buscando ofrecer la mejor historia posible. Como ya lo dije antes, era necesario que los involucrados fuesen fans del material original. Los chistes están muy bien aplicados, tienen razón de ser. La interacción con la audiencia al romper la Cuarta Pared también fue muy bien manejada, nunca se siente extraño o fuera de lugar. Todo el tiempo Deadpool está consciente de que está dentro de una película y sus comentarios tienen todo el sabor del comic. Deadpool recuerda lo mal que le fue en Origins, conoce la historia que nos han contado en la saga de X-Men y en especial sabe que su película fue filmada con poco presupuesto. Deadpool logra ser la voz de muchos de nosotros, diciendo lo que pensamos durante varias escenas. Por ejemplo, ese gran comentario acerca de que solo vemos a Colossus y a Negasonic Teenage Warhead en la X-Mansion porque no hubo presupuesto para tener más X-Men.
 
  La historia de amor funciona muy bien. Sabemos que habría algo de esto ya que así vendieron la película con varios posters para que muchos convencieran a sus novias de ir al cine. Otro de esos puntos sorprendentes es que la película en verdad es una historia de amor... una bien hecha. La relación de Wade y Vanessa funciona bastante bien. Es creíble y bien planteada, incluso podríamos decir que sus escenas al inicio son una versión adulta de los primeros minutos de Up. Ryan Reynolds y Morena Baccarin tienen bastante química juntos. Es gracias a esto que conectamos con Deadpool y lo apoyamos durante toda la película.

 Ahora, lo más importante: El protagonista. Ryan Reynolds se merecía poder presentar esta versión del personaje en la pantalla grande. Durante años no perdió la esperanza de que la película fuese filmada. Él estuvo pidiéndole a los fans que su voz fuese escuchada por Fox, que supieran exactamente qué es lo que querían ver. Cuando se le dio luz verde al proyecto, él cuidó todo con tal de que los ejecutivos no metieran las manos y termináramos con una versión light del personaje. Él participó en gran parte de la publicidad, desde el anuncio oficial de la clasificación hasta videos virales. Todo esto estuvo bastante bien, pero la prueba de fuego era el producto final. ¿El resultado? Perfecto. Reynolds verdaderamente es el actor ideal para interpretar a Wade Wilson/Deadpool. Logra captar la esencia del personaje, algo que nadie había logrado hasta ese momento (ni en videojuegos ni en caricaturas), incluso él mismo en X-Men Origins, aunque esa no fue su culpa. ¿Esa actitud castrosa que tanto odio de los cosplayers que vemos en internet? Totalmente ausente, aquí vemos claramente que Deadpool NO es así. No es un personaje unidimensional. Vamos, no es La Máscara. Estamos ante un casting al mismo nivel de Patrick Stewart como Charles Xavier o Tom Hiddleston como Loki

 ¿Cuál siento que fue el momento clave, la escena en la cual terminaron de ganarse a los fans? Cuando Deadpool está por asesinar a Ajax. En el 99% de los casos la presión por parte del estudio hubiesen obligado a los guionistas a modificar la escena, haciendo que Deadpool tomase la decisión de no matar al villano. Colossus le da el clásico y cansado discurso acerca de qué es lo que un héroe debe hacer. De haberle hecho caso y no dispararle a Ajax, toda la película se hubiese ido al carajo. Deadpool hubiese sido domesticado y los fans se hubiesen levantado en armas. Afortunadamente vemos que el desenlace es tal y como debería ser: Deadpool le dispara, confirma que no es un héroe y Colossus pierde la compostura, vomitando a su lado.

 Deadpool es una de las mejores adaptaciones cinematográficas de un comic. El equipo detrás de la película cumplió con todas sus promesas y entregaron lo que los fans llevaban años esperando. Esto le da entrada a futuras adaptaciones que no tengan que pasar por el clásico filtro Hollywoodense, presentando las historias y los personajes a los que hasta ahora no les han hecho justicia.

5 feb. 2016

The Hateful Eight: Tarantino todavía tiene historias que contar.


 A muchos no les parecerá que diga que Tarantino ya perdió el encanto desde hace tiempo. Esta es una triste realidad. Los proyectos post-Kill Bill han dejado mucho qué desear. Death Proof es tortura visual que ni Mary Elizabeth Winstead en uniforme de porrista puede rescatar, Inglorious Basterds solo es rescatable por sus primeros 20 minutos y Django Unchained logró que perdiera todo interés en este director. The Hateful Eight es su nueva película y era obvio que esperaba lo peor de ella. Para mi sorpresa, Tarantino está volviendo a sus raíces y eso no es algo malo. Empecemos con mi reseña. Recuerden, vienen spoilers.

 Creo que la comparación con Reservoir Dogs es bastante acertada. The Hateful Eight se parece bastante a Reservoir Dogs pero no cae en el auto-fusil. Algo esencial que todos deben entender es que Quentin Tarantino se maneja al mismo nivel que cualquier futuro director el cual realiza sus fanfilms. Es bien sabido que arma sus películas utilizando no solo canciones ya existentes, sino personajes, tomas, historias y diálogos que ya hemos visto anteriormente. The Hateful Eight no es la excepción. Sus películas son una combinación de cosas que le gustan y es en los diálogos donde encontramos su fortaleza.

Tarantino le mandó el guión a varios de los actores y, para variar, terminó en internet. Por un buen tiempo Tarantino decidió que ya no haría la película y se enfocaría en otros guiones. Se le bajó el coraje y decidió grabarla en 70 mm, esto para darle todo el look de Western. Una excelente idea la cual deja de tener sentido cuando te enteras que el 85% de la película ocurre dentro de una cabaña. La película dura casi 3 horas y recordemos que ya no estamos ante el mismo Tarantino que nos puede entretener con personajes hablando trivialidades. Por fortuna Tarantino logra hacer que estos personajes sean verdaderamente interesantes y además la época en el que transcurre la historia no le permite salirse de la trama para que los personajes hablen acerca de alguna banda setentera o alguna película de los cuarentas.

 Como ya dije, los personajes son bastante interesantes, además de que su naturaleza nos hace no saber en cuál de ellos confiar, tal y como ocurre durante la historia. Ni uno solo de ellos cuenta con las características suficientes como para ser considerado "de los buenos". Las primeras 2 horas poseen muy buen ritmo, conocemos (o creemos conocer) a los personajes y desearíamos haber puesto mayor atención en cuanto mueren los primeros. Todo el asunto de "¿Quién es el culpable?" suena muy similar a Reservoir Dogs, pero Tarantino logra contarnos la historia de tal modo que no apartamos los ojos de la pantalla. En Reservoir Dogs teníamos a un grupo de criminales cuya mayoría presenta características bastante humanas. Un detalle aplaudido y repudiado en su momento. Aquí no existe un Mr. Orange o un Mr. White, aquí todos ellos son seres corruptos y podridos. Ninguno de ellos realmente merece salir de la cabaña con vida.

 The Hateful Eight es prácticamente una obra de teatro y es por eso que el intermedio que tiene en los cines de EUA es más que necesario. La película fluye bien durante las primeras 2 horas pero definitivamente es necesario tomarse un respiro, más porque esto le permite a la audiencia analizar las pistas que captó hasta ese momento.
 
 La última hora es donde las cosas se acercan más al Tarantino actual y esa es su mayor falla. Parece que el único modo que tiene ahora para terminar sus películas es con un festín de balas y galones de sangre. La historia de cómo Bob y el resto de la banda llegan a la cabaña de Minnie es lo que más sabe a Tarantino y no por sus características positivas. Tenemos los diálogos cansados que no llevan a ningún lado, con su respectivo flirteo indirecto a Zoe Bell, la famosa doble de acción que hizo algunas de las escenas más impactantes de Kill Bill. Es hasta este punto que vemos a Channing Tatum y hace un buen trabajo con el tiempo que le dan.

 ¿Hablamos de la escena más polémica de la película? El Mayor Marquis decide cobrar venganza ante Smithers por todos los afroamericanos que asesinó en la Batalla de Baton Rouge. El Mayor le cuenta a Smithers una historia bastante cruel acerca de su hijo, un relato en el cual lo humilla al obligarlo a practicarle sexo oral. Una escena bastante incómoda la cual logra generar diferentes respuestas por parte de la audiencia. Hay quienes la ven como un chiste, como una de esas escenas violentas pero cómicas que Tarantino ha escrito anteriormente, otro la ven como la escena más cruda que él ha dirigido. Lo más importante es que la escena logra cumplir su principal misión: Ver qué tipo de persona es el Mayor Marquis y que, de estar mintiendo, lo que describe es algo que seguramente haría o que quizá ya llegó a hacerle a alguien más. Como dije al inicio, no hay un bando qué tomar en esta película.
 
 The Hateful Eight es una película que finalmente nos muestra cosas nuevas en el universo de Tarantino. Si bien no ocupa un lugar al lado de sus primeros trabajos, es una muestra de que todavía tiene cosas qué contarnos.