7 jul. 2017

Spider-Man: Homecoming. Cuando llegar a Marvel te quita todo lo interesante.


 Uno de los momentos más impactantes de Civil War fue la aparición de Spider-Man. Para muchos, fue una aparición forzada que solo buscaba conseguir mayor audiencia. Si bien este punto tiene cierta verdad, también nos sirvió para ver lo que Marvel podía hacer con el personaje. El sueño de muchos se había cumplido. El traje era muy fiel al original y, para nuestra sorpresa, encontraron el modo de hacer que sus ojos se pudieran mover tal y como ocurre en los comics. Todo prometía que finalmente tendríamos al Spider-Man definitivo. El personaje estaba en manos de Marvel, sus creadores, ¿qué podría salir mal? Empecemos con los spoilers.

 Debemos tener bien claro que Marvel ha tenido problemas desde el inicio. Siempre han querido convencer a los directores de incluir exactamente lo que ellos desean para así conectar todas las películas a su gusto. A esto le sumamos que estas películas son un producto más de Disney, entonces deben pasar por el filtro que las hace políticamente correctas. Gracias a esto, tenemos un elenco diverso, en el cual buscaban más la aceptación de todo mundo que el representar la riqueza de diferentes culturas que existe en Nueva York. Con esto tenemos un resultado bastante pobre. Flash Thompson pasa de ser el deportista popular que molesta a Peter Parker a lo que parecería ser un personaje racista interpretado por Rob Schneider en alguna película de Adam Sandler. Ned Leeds deja de ser el futuro Hobgoblin para ser el típico estereotipo nerd, gordo y sin autoestima. Si, una grosería para gran parte de la audiencia, pero es Marvel, entonces lo perdonan. Mary Jane ahora es una chica con raíces afro-americanas y alemanas, interpretada por una de las estrellas juveniles de Disney. Si, el personaje se llama Michelle Jones, pero ya dieron a entender que será la nueva MJ. En lugar de tener personajes interesantes, nos presentan una escuela genérica, algo que podríamos ver en cualquier serie de Disney o Nickelodeon.

 Seguramente alguien está diciendo: "Pues claro que no te gustó. Tú no eres la audiencia para la que fue hecha esta película." Ok, digamos que tienen razón. Es una película para niños y adolescentes. A pesar de esto, debo decir que hacer este tipo de películas no es nada sencillo. Cuando haces bien una película de este tipo, obtienes un equilibrio en el cual, si eres niño o adolescente, te sientes completamente identificado, mientras que, si eres adulto, también obtienes algo de ella. Puede que te haga recordar e incluso ver en alguno de los personajes tu manera de pensar y actuar de aquellos tiempos. Es por eso que películas como The Breakfast Club o Sing Street funcionan tan bien. Es por la falta de esto que el reboot de Power Rangers o Spider-Man Homecoming se quedan muy cortas. Los personajes son genéricos, sus problemas son simples clichés. No tiene nada que pueda marcar a toda una generación como intentan hacerlo. Nunca conectas con ninguno de los personajes. Te da igual si son rescatados o no en la escena del elevador.

 Tom Holland prometía mucho más como Spider-Man. Tiene la edad indicada para interpretar al personaje en sus años escolares (incluso la ahora mini-Betty Brant le hace burla a los Spideys anteriores diciendo que seguramente hay un hombre de 30 años debajo de la máscara) y además posee la preparación física para poder realizar acrobacias. Su traje a primera vista es perfecto, muy fiel al original. Entonces, ¿qué sucedió? En Homecoming, al igual que con los otros personajes adolescentes, tenemos a un personaje soso, sin chiste alguno. Nunca logra ser interesante, ni posee las características necesarias para que lo veamos como Peter Parker. Entiendo que debe de diferenciarse de las versiones de Tobey y Andrew, pero aquí parecería más ser un personaje inventado para el MCU. Son 2 horas de un chico intentando ser el sidekick de Tony Stark. El hecho de que su traje tenga tantos avances tecnológicos no lo ayuda en lo más mínimo. Sé que Spider-Man ha tenido trajes así en los comics, pero que desde el principio sea así le resta mucho mérito a su crecimiento. Su traje va más allá del Iron Spider, incluso tiene a su propia IA y un dron. Peter dirá que le está costando trabajo, pero nunca lo vemos. El director decidió quitarle el famoso sentido arácnido, a pesar de que en Civil War claramente lo utiliza. Es como hacer una película de Superman en la cual no pueda volar y necesite de un traje diseñado por Batman. Al eliminar una de sus características esenciales, el personaje termina siendo solo un tipo disfrazado de Spider-Man. Kevin Feige asegura que aún lo tiene, pero ya sabemos que nunca se ponen de acuerdo. Como siempre ocurre en casi todas las películas de Marvel, el protagonista no presenta desarrollo alguno. 

 Michael Keaton como Vulture es algo que pudo haber lucido mucho más... de haber sido un villano de Iron Man. La premisa del comic es bastante estúpida, una mera excusa para tener a otro villano con nombre de animal. Para Homecoming, la adaptación que le dieron fue muy buena. Mal utilizada, pero bastante buena. Que su alias sea porque se dedica a robar los restos de la tecnología que queda tirada después de las peleas de los Avengers es una excelente idea. Lograron adaptarle el look manteniendo sus detalles. El problema es que, al tener que utilizarlo para Spider-Man, tuvieron que bajar su nivel de amenaza. ¿Para qué tener un traje tan avanzado si nunca enfrenta a nadie? Sus operaciones son clandestinas, nunca ha enfrentado a Stark o a alguno de los otros Avengers. Es por eso que resulta muy incoherente que Stark lo vea como una amenaza menor, pero lo suficientemente peligroso para Spidey. ¿Quién se supone que es el encargado de ese tipo de amenazas? ¿Daredevil? De hecho esta era la oportunidad perfecta para conectar con las series de Netflix, pero la dejaron pasar. 

 ¿Cosas positivas? Todo lo relacionado a la fuente original y a las películas anteriores. Me gustó ver que el Killer Mode del traje presenta unos ojos similares a los de Superior Spider-Man. El traje que Stark le ofrece al final es una combinación de Iron Spider, Superior Spider-Man y el Future Foundation. El traje hecho por Peter recuerda mucho a Scarlet Spider. El tema de los 60 suena cuando vemos el logo de Marvel. La escena de Toomes descubriendo la identidad secreta de Spider-Man. Es muy buena, pero claramente está basada en la escena donde Norman Osborn descubre a Peter en la primera película. 

 Spider-Man: Homecoming es una película que no ofrece nada más allá de entretener. Todos esperaban que Marvel hiciera cosas increíbles con el personaje, pero solamente lo adaptó al formato prefabricado que llevan años utilizando. Spider-Man es un personaje que no puede funcionar en un universo libre de consecuencias como lo es el MCU.

10 jun. 2017

Adam West ha fallecido y el mundo se ha vuelto más oscuro.

 
 Hoy despertamos con la terrible noticia de que Adam West había perdido la batalla contra la leucemia. Tenía 88 años de edad. La relación que la comunidad geek ha tenido con Adam West siempre ha sido muy particular. Creo que la mayoría pasamos por esa etapa en la cual despreciamos su interpretación de Batman en la serie de los años 60. Para nosotros, Batman no era un personaje colorido. Sin embargo, fue su serie con la que muchos tuvimos nuestro primer acercamiento al mundo de los comics. Conforme fue pasando el tiempo, empezamos a apreciar su trabajo. Un gran hombre que logró hacernos reir y llorar ya que logró ocupar un lugar muy importante en nuestras vidas.

 Una vez que terminó su serie, Adam West pasó muchos años bastante difíciles, en los que le era casi imposible encontrar trabajo. El estreno de la película de Tim Burton en 1989 sirvió para que fuese recordado una vez más. Lo interesante fue ver que, en los siguientes años, los niños que habían crecido viendo sus aventuras ahora tenían puestos importantes en diferentes medios. Era momento de rescatar a su héroe y decirle lo mucho que significaba para ellos. El primer gran homenaje en vida que tuvo fue el episodio de Batman: The Animated Series titulado Beware the Gray Ghost. Este episodio es una carta de amor a Adam West, donde el equipo detrás de la serie le agradece por su trabajo, a pesar de que Batman solamente le traía recuerdos muy amargos.

 A partir de ahí la carrera de West tuvo un resurgimiento, realizando principalmente trabajos como voice actor y narrador. Muchos lo ubican como el alcalde de Quahog en Family Guy, uno de los personajes que lo llevaron a participar en una gran cantidad de series animadas. Afortunadamente, tuvo la oportunidad de interpretar una vez más a Batman junto con Burt Ward en la película animada titulada Batman: Return of the Caped Crusaders

 Adam West ha partido, pero nos deja una enseñanza muy grande y excelentes trabajos. Nunca olvidaremos al Bright Knight.


ADAM WEST
1928 - 2017








3 jun. 2017

Wonder Woman: Recordándonos cómo se deben hacer las películas de superhéroes.


 Para muchos, el Universo Extendido de DC Comics ya estaba perdido. Batman v Superman y Suicide Squad lograron muy buenos resultados en taquilla, pero la crítica y muchos fans no han parado de despreciarlas. Los constantes rumores aseguraban que había una auténtica crisis dentro de sus oficinas y que incluso ya sabían que Wonder Woman era "un desastre más". A pesar de que Warner Bros. y Patty Jenkins hicieron varias declaraciones para desmentir los rumores, la desconfianza prevalecía. Esta es la mayor apuesta por parte de DC, entrando en un terreno el cual incluso Marvel ha evitado a toda costa. Para sorpresa de todos, Wonder Woman es una película que triunfa en diferentes niveles. Empecemos con los spoilers.

 Creo que Wonder Woman es uno de los personajes más difíciles de adaptar a la pantalla grande. Si, muchos recuerdan con cariño la serie estelarizada por Lynda Carter, pero es un material altamente influenciado por los eventos de aquellos años. Ahora, estamos en un mundo políticamente correcto. Un mundo en el cual todos buscan ofenderse a la menor provocación. Es casi imposible alcanzar el equilibrio. Con Wonder Woman había qué contar la historia de una mujer poderosa y amorosa sin caer en clichés. Patty Jenkins lo logra hacer a la perfección. Creo que el único otro director que hubiese sido capaz de alcanzar este balance es Jonathan Demme. Si, hay escenas en las que Wonder Woman se ve muy atractiva, pero en ningún momento la presenta como un objeto sexual. Si, hay comentarios en los que se critica a los hombres, pero los hacen con mucha clase. Incluso Diana y Steve enfrentan los estereotipos sexistas presentados en ambos bandos, superándolos con fundamentos. Al final vemos cómo triunfa la igualdad de género. Es aquí donde se puede dejar bien claro: Wonder Woman es una película Feminista, mientras que el remake de Ghostbusters es Feminazi. Una película basa su esencia en la esperanza y el amor, mientras que la otra se basa en el odio. 

 En estos tiempos donde las películas de Marvel reinan la taquilla con una fórmula cada vez más cansada, Wonder Woman es un regalo, volviendo a la manera en la que se deben hacer estas películas. Si, los eventos ocurren dentro del mismo universo que Man of Steel, Batman v Superman y Suicide Squad, pero esto no se vuelve una limitante. Nos cuentan una historia a detalle, sin desviarse en cosas que deban presentarse para conectar con las siguientes películas. La fotografía de Diana con su equipo aparece al inicio y al final de la película junto con una nota de Bruce Wayne. La conexión está presente, pero en ningún momento nos desvía de su historia. Nos dan una película rica en historia y efectos visuales. Si, al final del día todas las grandes producciones de Hollywood son negocio, pero eso no está peleado con ofrecerte una buena historia. A diferencia de la mayoría de las películas de la competencia, Wonder Woman no tiene fecha de caducidad y será fuente de inspiración para muchas personas en los años por venir.

 La interpretación de Gal Gadot como Wonder Woman/Diana Prince es un verdadero triunfo. Soy de aquellos que al inicio dudaron cuando fue elegida para ser la nueva Princesa de Themyscira, pero logró superar cualquier tipo de expectativa. En Batman v Superman lucía exactamente como el personaje, pero es en Wonder Woman donde la vemos ser el personaje. Esos 6 meses que estuvo preparándose para el papel se ven en la pantalla. Tal y como lo explicó, en BvS, Diana ya tiene décadas de experiencia, pero aquí teníamos que ver cuáles fueron sus inicios. Sus reacciones al llegar al mundo de los hombres son lógicas y totalmente creíbles. La vemos enfurecerse al ver cómo los altos mandos militares sacrifican vidas sin reproche alguno, pero también enternecerse al ver un bebé o sorprenderse al comer un helado por primera vez (esto último es referencia directa a su versión de New 52). 
 Uno de las mayores fortalezas de Wonder Woman es que tenemos un desarrollo del personaje muy bien armado. Son pocas las películas de comics en las cuales esto se realiza con cuidado y detalle. Diana llega a Londres con una manera de pensar muy pura en algunas cosas e ingenua en otras. Ella cree que siempre debemos ayudar a los demás aunque esto signifique alejarnos de nuestras metas personales, pero también cree que el mal puede ser erradicado por completo la vencer a un dios. Parte el corazón verla darse cuenta que el mal está presente en la humanidad sin necesidad de alguna influencia divina. Diana va madurando conforme avanza la historia, convirtiéndose finalmente en un símbolo de amor y esperanza para el mundo. Es un elemento que, hasta este momento, había estado ausente en este género.

 La cereza en este pastel son sus secuencias de acción, particularmente su primera aparición en el campo de batalla. Este fue el momento en el que terminó de ganarme. La vemos salir de las trincheras, confiando en que su entrenamiento le servirá para vencer a los enemigos, inspirando a su equipo para salir y pelear a su lado. Les da esperanza tanto a soldados como a refugiados. Es en la pelea dentro del pueblo que por fin me di cuenta de que Wonder Woman había llegado a la pantalla grande después de muchos años. Verla utilizar el lazo, los brazaletes y su fuerza es un auténtico deleite. Además tenemos ese extra en el cual Trevor y su equipo la ayudan adaptándose a sus técnicas de pelea. A todo esto le agregamos el excelente tema que le compuso Hanz Zimmer y resulta imposible que no se nos erize la piel.  


 Otro punto que debo comentar es la relación de Diana y Steve. Steve Trevor pudo haber sido un "típico macho presumido pero con corazón de oro" o incluso un "hombrezuelo en peligro", pero en su lugar nos lo presentan tal y como debe ser. Steve es un hombre que respeta y quiere a Diana. Nunca existe un momento en el cual la haga menos, pero no teme en expresarse cuando tienen opiniones distintas. Él sabe que ella no necesita que la cuiden, pero esto no evita que la proteja de los militares misóginos o en el campo de batalla. Su relación se desarrolla de manera natural. La escena en la que terminan en la habitación está muy bien lograda. Entendemos perfectamente que pasará con tan solo verlos besarse. No hay necesidad de mostrar nada más. Creo que ellos son el ejemplo perfecto de lo que deberían ser los llamados "relationship goals" (o "una relación así") que tanto hay en internet. Busquen ser como Steve y Diana, no como Harley y Joker. Para mi el momento clave es cuando Diana entra en crisis al ver que la aparente muerte de Ares no detuvo a los militares. Trevor se acerca a ella, intenta calmarla y le pide que lo acompañe. Trevor finalmente respeta su decisión y sigue con la misión. No se queda rogándole de rodillas o la obliga a acompañarlo. Ella pudo haber abordado y destruido el avión, pero él sabía que nadie más podía enfrentar a Ares, que esa era su misión. 

 Wonder Woman regresa a lo básico y nos da una de las mejores películas de superhéroes de la historia. Una película que toma una estructura conocida pero logra utilizarla de un modo diferente. DC ha vuelto de una manera impresionante y esperemos que se mantenga en este camino.

30 may. 2017

Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales. Cómo hacer un reboot sin verte tan descarado.


 La última entrega en la historia de Jack Sparrow dejó mucho qué desear. Un encuentro breve pero que en realidad no aportó nada. Ante la insistencia de Disney (y el cheque que le ofrecieron), Johnny Depp regresó una vez más al universo de Piratas del Caribe. Es sorprendente cómo Depp pasó de ser el actor favorito de millones a alguien que genera malestar con tan solo ser mencionado. A pesar de esto, Disney decidió apostar una vez más por las aventuras de Jack Sparrow, realizando una quinta entrega. ¿El Perla Negra vuelve a navegar o finalmente se ha hundido? Empecemos con los spoilers.

 Las cosas no han sido nada simples para Johnny Depp. La franquicia siempre ha estado en sus hombros. Su interpretación poco común asustó a los ejecutivos de Disney, pero logró ser un éxito absoluto. Desafortunadamente, sus escándalos personales y tropiezos en taquilla han hecho que estas películas sean una auténtica carga para él. Si la película llega a fracasar, las piezas han sido acomodadas de tal modo que Depp sea el responsable. Ted Rossio, uno de los guionistas de las primeras 3 películas, explicó que la versión original de Dead Men Tell No Tales tenía a una mujer como antagonista. Esto fue cambiado por Depp, quien sentía que eso se relacionaría con Dark Shadows, uno de sus más recientes fracasos. Así que, si la película falla, podrían escudarse diciendo que varios grupos la boicotearon por esta decisión. La producción duró 6 meses gracias al constante cambio en el guión y por el proceso de divorcio de Depp. Los horarios eran inexistentes gracias a esto. ¿La película quedó mal? Ah, pues fue porque Depp llegaba al set a la hora que quería. Amber Heard acusó a Depp de ser alcohólico y abusivo, asegurando que la golpeó en repetidas ocasiones. ¿La película no fue un éxito en taquilla? Pues se debe a que Depp ha perdido el cariño del público. ¿Cómo apoyar a una persona abusiva? Pase lo que pase, Johnny Depp será atacado.

    Lo curioso es ver que, en efecto, Depp es la pieza más débil en toda la película, pero no por todas las razones que acabo de mencionar. Profesionalmente, Depp se ve cansado, y la revelación de que utiliza apuntador es un excelente confirmación al respecto. Si vemos alguna de las 4 películas anteriores, podemos notar cómo dominaba por completo a su personaje. Podía hacer cosas nuevas, pero todas ellas fieles a Jack Sparrow. En esta quinta entrega apenas puede conectar con el personaje. Durante la primera media hora es como si Depp no supiera la diferencia entre Jack Sparrow y el Mad Hatter. Ok, estaba presionado por su divorcio y sumido en un fuerte alcoholismo, pero esto no es excusa. Durante la filmación de Sweeney Todd, su hija se encontraba muy grave. A pesar de esto, él siempre cumplió con su trabajo. Su carrera va en picada y él lo sabe. Esa aparición especial en la atracción no fue una mera ocurrencia. Es gracias a la presencia de otros rostros conocidos que Dead Men Tell No Tales se mantiene a flote. Si, Jack Sparrow es de los puntos débiles de la película, pero no como para hundirla. Es irónico que la trama conecta perfectamente con la situación actual de Johnny Depp: Su tripulación ya no confía en él porque ya no les funciona para ganar dinero. Jack decide ayudar a Henry a regañadientes, pero sabe que no tiene otra opción. Hacerlo le ayudará a pagar sus deudas. 

 Se nota que los guionistas se basaron en la primera película para escribir la historia de La Venganza de Salazar, pero, tal y como lo comento en el título, el resultado final no es tan obvio. Durante los últimos años hemos visto cómo Hollywoood nos vende reboots descarados. Si, en su momento la audiencia los consume y aplaude, pero al final son productos huecos una vez que son vistos una vez pasada la emoción inicial. Estoy hablando de casos como Creed y The Force Awakens, donde nos presentaron una calca vil de las películas originales. Dead Men Tell No Tales es un caso en el que claramente sabían que esto tenía que evitarse. Si, la estructura es la misma: Una pareja joven, decidida a no ser lo que la sociedad espera de ellos, empiezan una aventura en la cual rescatan a Jack Sparrow para poder enfrentar a una tripulación maldita. El villano odia a Jack Sparrow y lo hace responsable por su situación. Al final, Jack obtiene de nuevo su barco y navega hacia el horizonte. La base es la misma, pero se nota que fueron cambiando cosas durante el proceso. Brenton Thwaites, quien interpreta a Henry Turner, llegó a declarar que nunca tuvo en sus manos un guión completo. Durante los 6 meses de producción, siempre lo recibían con páginas recién escritas.

 Quizás la secuencia más interesante (y la que me genera mayor conflicto) es el flashback del joven Jack con Salazar. Disney está enamorado de su proceso para rejuvenecer a sus actores y no dejaron pasar la oportunidad para utilizarlo en este universo. Para mi, esta escena está fuertemente influenciada por el inicio de Indiana Jones and The Last Crusade. Durante un par de horas, el personaje adquiere TODAS sus características. Jack obtiene la brújula, su barco (antes de convertirse en el Perla Negra), su reputación, su alias, su tripulación y toda su indumentaria. A Indy le ocurre exactamente igual. ¿Ilógico? Totalmente, pero este tipo de universos son así. Esas son sus reglas. El problema es que muchas cosas de esta secuencia chocan con la historia que nos contaron en las películas anteriores, así como con la información proporcionada en novelas y entrevistas. El Wicked Wench es el barco que Beckett le da a Jack cuando empieza a trabajar para la East India Trading Company, no lo hereda. La brújula la obtuvo de Tia Dalma, no de un capitán. El apellido Sparrow lo adopta desde que era un adolescente. A esto le sumamos que en Dead Man's Chest y At World's End la brújula pasa por diferentes manos. ¿Por qué entonces no vimos las consecuencias de este acto en esas películas? Y la más importante: ¿Por qué ninguna de las tripulaciones malditas quiso buscar el Tridente durante todos estos años? 

 Ahora, la revelación que molestó a muchos: La hija de Barbossa. ¿Qué tan necesaria es? Yo estoy casi seguro que el plan inicial era hacerla hija de Jack. ¿Por qué? En los datos que nos dieron durante las películas pasadas se confirmaba que el apellido real de Jack era Smith. Incluso en la primera película lo menciona. El personaje de Kaya Scodelario es Carina Smyth. Una letra diferente, pero no dudaría que decidieran cambiar esto ante los problemas por los que está pasando Johnny Depp. Además, no veo a Jack Sparrow funcionando como una figura paterna. El resultado final con Barbossa siendo su padre y sacrificándose por ella se siente más como la tendencia actual que hemos visto este año con Logan y Guardians of the Galaxy y no tanto como una decisión tomada a partir de la historia que quieren contar.
 
  Dead Men Tell No Tales (o La Venganza de Salazar) es una película que busca volver a las raíces de la franquicia. Con un elenco nuevo, se busca recapturar a la audiencia utilizando los elementos que funcionaron anteriormente. Si, tiene su respectiva cantidad de Member Berries, pero para nada llega a los niveles de descaro de Creed, The Force Awakens o incluso T2 Trainspotting.

22 may. 2017

T2 Trainspotting: Cuando durante 20 años no se te ocurrió nada bueno qué contar.


 Trainspotting es una película que se ha ganado su lugar entre los clásicos de la cinematografía mundial. Gran parte de sus elementos se volvieron imágenes clave para definir la década de los 90. Nuevas generaciones la han ido descubriendo con el paso de los años, pero nadie podrá identificarse del mismo modo que aquellos que pudieron verla cuando se estrenó y que estaban en el mismo rango de edad que los personajes. Pensando en ellos, Danny Boyle planeó durante 20 años regresar a ese universo y mostrarnos qué fue de Renton y sus amigos. ¿Valió la pena esperar todo este tiempo o al final solo estamos ante otro caso de explotación de nostalgia? Empecemos con los spoilers.

 La distribuidora tuvo la brillante idea de realizar un estreno exageradamente limitado, con solo algunas salas proyectándola un par de veces al día. Es por eso que me tardé en verla. Cada spot de los publicados en Facebook me generaba mayor expectativa. El elenco aseguraba en las entrevistas que el guión era una joya. Los comentarios que me hacían mis amigos eran totalmente positivos. "La secuela que no sabías que necesitabas", era la constante. No había manera de que Danny Boyle pudiese fallar. Tuve la oportunidad de ver la primera entrega el mismo día, con la finalidad de poder apreciar las referencias. Grave error. Esto solo me provocó ver la diferencia abismal entre las películas.

 Vivimos una época en la cual las salas de cine están llenas de secuelas, soft reboots y remakes. Pocos apuestan por las cosas nuevas. Sin embargo, Trainspotting no viene del mismo mundo que Star Wars, Jurassic Park o Harry Potter. ¿Podría caer en lo mismo? Lo hace a su modo, "innovando", dándonos la versión indie de las Member Berries. Películas como Creed o The Force Awakens tomaron la ruta de darnos un remake de la primera película, sin arriesgar nada. ¿Qué hace T2? Los personajes nos platican la historia de la primera entrega y, por si esto no fuera suficiente, nos ponen las escenas de la película anterior. El 80% de la película se trata de estar recordando lo buena que fue la primera entrega. Es más como uno de esos especiales que arman cada que terminan un reality show. Con el elenco viendo clips y peleando de nuevo por lo que acaban de ver. Me resulta extremadamente hipócrita que las personas que tanto han criticado Jurassic World o Star Wars por explotar descaradamente la nostalgia estén ovacionando a Danny Boyle por hacer exactamente lo mismo.

 Tomemos como ejemplo Rocky Balboa, una película a la cual nadie le tenía ni una pizca de fe. Balboa inicia con Rocky dando un tour por los sitios emblemáticos de la saga. Platica con Paulie acerca de momentos clave y son complementados con escenas de las películas anteriores. Después de esto, la película arranca y vemos cómo el personaje enfrenta el mundo actual. En T2, tour dura 2 horas. Se enfocan totalmente en recordarte lo buena que fue Trainspotting y nada más. Casi todas las interacciones de los personajes son acerca de lo que vivieron, los ecos al soundtrack anterior son constantes. Lo que debería ser un guiño se convierte en Danny Boyle empujándote constantemente, gritándote: "¿Ya viste? ¡Usé las mismas locaciones! ¡Escucha, escucha, es Born Slippy! ¿Te acuerdas cuando roban la tienda? Mira, puse a un dobles de los actores vestidos como hace 20 años por si necesitas recordar." La película nunca llega a ese punto en el cual los personajes enfrentan el mundo actual. Para Boyle (y la audiencia) es suficiente con verlos usar los filtros de Snapchat y mencionar Facebook. Para ellos, eso es desarrollar a los personajes.

 ¿Qué es lo que nos venden como una supuesta historia? Menos de 5 minutos en los que los personajes nos muestran y explican qué han estado haciendo durante todos estos años, fragmentos que no se utilizaron de la primera novela y flashbacks de cuando eran niños. Todo esto hace que el ritmo sea completamente irregular. La primera película posee un ritmo impecable. En un momento estamos viendo a Renton correr por la calle y al siguiente ya están vendiendo la cocaína. Con T2 es inevitable empezar a ver el reloj a los 40 minutos de haber iniciado. Si bien es interesante saber esa anécdota en la que conocen al padre de Begbie, los flashbacks de los niños están a la par de aquellas escenas de Austin Powers 3, en donde Austin y Doctor Evil son compañeros de escuela. Algo que en verdad no era necesario agregar. Solo faltaba que viéramos al pequeño Begbie aventando un cartón de jugo, golpeando con él a una niña, a Sick Boy cortejando a niñas de preescolar y a Renton robándole dinero a su madre para comprar dulces.
 Una de las moditas absurdas de Hollywood son las referencias Meta. Si son bien aplicadas, le dan un buen extra a la película. El problema es que todos están enamorados con "ser Meta" después de haber visto Deadpool. Tuvimos ese pésimo momento en Logan, donde existen los comics de los X-Men. Nunca explican su razón de ser, no tienen, solo están ahí porque está de moda realizar dichas referencias. Todo el asunto de Spud escribiendo la historia de la primera película (usando el texto tal y como aparece en la novela original) es parte de esta modita. El momento exacto en el cual T2 me perdió fue cuando Begbie escucha aquella historia en la cual arrojó el tarro de cerveza. Begbie sonríe y repite, palabra por palabra, lo que dijo en aquel momento. No solo es totalmente incoherente que alguien como Spud recuerde todos los eventos con lujo de detalles, siendo alguien que lleva más de 20 años perdido en las drogas, también lo es que Begbie recuerde sus palabras y la anécdota como algo muy importante. En Trainspotting nos presentan esta escena como algo común en la vida del grupo, solo una locura más de Begbie. Pero no, aquí lo hacen como si supieran que este es el incidente con el que la audiencia conoció al personaje. Esto no es contar una historia, es fan service barato y vil.

 Entiendo que no es nada sencillo volver a interpretar a un personaje 20 años después, pero sin duda solo Ewen Brenmer y Robert Carlyle triunfan en esta misión. Ewan McGregor es quien más ha cambiado. Entiendo que Renton se volvió una persona "socialmente aceptable", pero en ningún momento lo veo en la pantalla. Lo que veo es la versión actual de Ewan, el actor de Hollywood, no el rostro del cine independiente de los 90. Jonny Lee Miller decidió que teñirse el cabello y actuar como maldito era igual a volver a ponerse los zapatos de Sick Boy. Quizá la apretada agenda de todos ellos no les permitió habitar por completo estos personajes.


 T2 Trainspotting es una carta de amor/reunión estilo reality show de la primera película. A pesar de tener un libro y 20 años para haber realizado un buen guión, Danny Boyle se dejó llevar por la moda actual y nos ofrece otro producto diseñado para explotar la nostalgia. Como dice Sick Boy en un momento de la película: "En verdad lo estoy intentando, pero no estoy sintiendo nada".

30 abr. 2017

Guardians of the Galaxy Vol. 2: Cuando el rayo no cae dos veces en el mismo lugar.

  En el 2014 vimos la primera apuesta fuerte por parte de Marvel: Guardians of the Galaxy. Una película basada en un equipo con el cual muchos fans de los comics no estaban del todo familiarizados. Algunos recordaban haberlos visto en Earth's Mightiest Heroes o en algun evento de Marvel. La película fue un éxito más allá de lo que todos esperaban, quedándose cortos a la hora de vender mercancía. El famoso Baby Groot llegó a las tiendas demasiado tarde, pero la gente estaba dispuesta a ver más aventuras de Star-Lord y su equipo. En el 2016 tuvimos el equivalente de DC: Suicide Squad. Sus críticas fueron muy diferentes a las que recibió Guardians, pero la audiencia dejó bien claro en taquilla que se trataba de la misma fórmula. Llegó el momento en el cual James Gunn tenía qué demostrar que se trataba de un verdadero genio y no de un one-trick pony, que Guardians no fue un golpe de suerte. ¿Guardians of the Galaxy Vol. 2 logra ser un triunfo más para Marvel o nos confirma que sus películas tienen fecha de caducidad? Empecemos con los spoilers.

 A estas alturas debemos aceptar una verdad: Las películas de Marvel presentan historias muy simples. Si, podrán mencionar cosas serias, cosas complejas, pero no debemos olvidar que están diseñadas para que un niño las pueda entender. La trama es extendida durante 2 horas y se complementa con la interacción entre los personajes y secuencias de acción. Cumple su función de entretener. Con Vol. 2 tenemos un ritmo muy disparejo. Durante los primeros 20 minutos la película promete bastante, incluso se siente muy superior a la anteior, pero llega un punto en el cual parecería que ya contaron el 70% de la trama y todavía les queda más de hora y media por cubrir. El equipo es separado y repentinamente todo se siente como un episodio de relleno. Las secuencias de acción se vuelven largas y tediosas, sin ofrecer algo interesante. Sabemos que en ellas no pasará nada que impacte a la historia o a los personajes porque es Marvel y ya nos acostumbraron a que ese universo está libre de consecuencias. Bueno, al final tenemos una excepción.


 James Gunn creyó que podía nuevamente capturar un relámpago en un frasco y no le salió. Si, muchos críticos son fáciles de complacer o son totalmente parciales a Marvel, pero Vol. 2 carece de esa frescura que caracterizó a la primera parte. Se nota que no sabía qué hacer con los personajes. Todos los personajes siguieron haciendo exactamente lo mismo que en la película anterior. No hubo crecimiento o cambio salvo por la relación entre Yondu y Quill. Groot pasó de ser un gigante amigable a un niño castroso el cual se dedica a presentar toda la serie de clichés que acompañan a toda película animada en la que aparezcan criaturas pequeñas. El soundtrack ahora se siente elegido a partir de algún playlist de Spotify que encontraron al azar. Solo hay una canción que queda perfecto en la película, pero eso va más adelante.

 El tema principal de Vol. 2 es la familia. Nebula le hace ver a Gamora que todo este tiempo lo único que quería era una hermana. Star-Lord descubre que siempre tuvo una familia en los Ravagers y en los Guardianes, además de que su verdadero padre era muy distinto a la versión idealizada con rostro de David Hasslehoff que por años tuvo en su mente. Si bien lo de Gamora y Nebula se sintió forzado y nada creíble, la historia de Star-Lord y sus padres tuvo puntos bastante buenos. Como bien lo dijo Yondu en la primera parte, el padre de Star-Lord es un imbécil. Al inicio logra impresionar a Star-Lord con sus poderes (y con una explicación acerca de cómo conoció a su madre fusilándose vilmente la escena de Man of Steel en la que Jor-El habla por primera vez con Clark), pero más adelante vemos que todo es parte de un plan para aprovecharse de él. Desafortunadamente no logran aprovecharlo lo suficiente y todo esto lo hacen a un lado para darnos el típico villano cuyas intenciones son las de siempre. Podrían haber desarrollado más que Ego fue el causante de la muerte de la madre de Quill, pero no, recordemos que esto es un producto que toda la familia debe disfrutar.


 Lo que verdaderamente lograron hacer muy bien fue la relación de Star-Lord y Yondu. Es aquí donde las cosas funcionan muy bien. Bastante bien. En la primera película logran mostrarnos que tienen una relación en la que se llevan pesado pero que, al final del día, se preocupan el uno por el otro. Yondu no está molesto cuando ve que Star-Lord lo engañó entregándole un troll en lugar de la piedra. Incluso se lo toma con humor y lo agrega a su colección. En Vol. 2 su relación se desarrolla aún más y es bastante real, saliéndose de los estereotipos que utilizaron con los otros personajes. Yondu dista de ser una figura paterna perfecta, pero le hacer ver a Star-Lord (y de paso a la audiencia) que eso no existe. Yondu lo educó lo mejor que pudo, con sus errores, pero siempre buscando su bienestar. No lo entrega a Ego porque sabe que eso significaría dejarlo morir. En su lugar decide educarlo. Cuando Star-Lord le reclama por esas veces que bromeaba diciendo que los Ravagers se lo iban a comer, Yondu le responde que a él le parecía gracioso. Star-Lord acabó traumado por esto. Creo que muchos nos podemos identificar, recordando casos en los que nuestros padres dijeron algo que nos marcó permanentemente, para después enteranos de que ellos nunca lo vieron como algo tan serio.

 Creo que el funeral de Yondu es la razón por la cual vale la pena ir a ver Vol. 2. ¿Esa queja de que extienden demasiado las escenas para cubrir las 2 horas? Aquí funciona totalmente a su favor. Se toman el tiempo necesario para despedir a Yondu. Eso de ver cómo le ponen sus figuras a su alrededor, las palabras de Quill, el último regalo de Yondu y la llegada de todos los Ravagers para darle el último adiós es sin duda de los mejores momentos en todas las películas de Marvel. Nunca me ha gustado la famosa canción de Cat Stevens, pero la escena la hace suya, dándole nueva vida. Así debieron ser los funerales en muchas películas. A todo esto le sumamos un elemento que lleva años ausente en las películas de Marvel: Consecuencias. Nadie permanecía muerto. Nada cambiaba. Aquí Yondu se sacrifica y su muerte tiene mucho peso en todos los personajes. Solo espero que no la caguen como con Coulson y para la siguiente película nadie lo recuerde (o peor aún, que lo revivan).


 Guardians of the Galaxy Vol. 2 es una película bastante dispareja. En muchas partes quiere impresionar dando más de lo mismo, pensando que sigue fresca, mientras que en algunas otras logra hacer cosas nuevas y por ello no te sientes estafado al salir del cine. Una película regular con una escena que será recordada como una de las mejores en el MCU.

3 mar. 2017

Logan: Cuando seguir la moda de groserías y violencia gratuita te garantiza el éxito.

  Hace 17 años empezó la historia de los X-Men en la pantalla grande. En especial la de Logan/Wolverine/James Howlett, protagonizado por Hugh Jackman. Este personaje ha sido esencial para todas películas de los mutantes, además de ser el que puso a Jackman ante los ojos del mundo. Debido a diferentes razones, Jackman decidió dejar de interpretar a Wolverine. Esto significaba que tenía la oportunidad de despedirse con una gran historia. Él y el director James Mangold tenían todo para cerrar esta historia con broche de oro. ¿Ese fue el caso? A mi parecer NO. Empecemos con los spoilers.

  Uno de los mayores problemas con la saga de los X-Men es que nunca hubo una persona que se encargara de la continuidad. Nunca la hubo. Ni siquiera con Bryan Singer. Incluso Deadpool se burla de esto. Podríamos argumentar que esto les daba mayor libertad a los directores para contar sus historias, pero sabemos que ese no es el caso. Singer siempre estuvo molesto de que alguien más jugara con sus mutantes. Aprovechó lo que hizo Matthew Vaughn para tomar de nuevo las riendas de la franquicia. Days of Future Past fue su manera de decirle a todos que él siempre tendría la última palabra. Al realizar el borrón y cuenta nueva, The Wolverine, la película de James Mangold, fue eliminada de la línea temporal. Cualquier plan que tuviese para el futuro se vio frustrado por la tacañería de Singer. ¿Cómo respondió a esto? Jodiendo por completo lo que presentó Singer, dándonos un pseudo-refrito de The Wolverine.

 Un Logan cansado y triste por su pasado ayuda a regañadientes a una mujer a escapar de una organización que ha experimentado con su ADN. Para complicar más las cosas, por alguna razón Logan no puede sanar como lo hacía antes. Al final pelea contra un rival diseñado exclusivamente para matarlo. ¿De cuál hablo, de The Wolverine o de Logan? Parecería que, en un berrinche, Mangold volvió a contar su historia solo que con mayor libertad. Es una historia que la crítica y los fans han llamado "madura" y "adulta". Al parecer poner a tus personajes diciendo groserías cada 5 segundos, tener un montón de secuencias de violencia gratuita, a nuestros protagonistas en total decadencia y con todo en su contra se considera como un guión "maduro" estos días. Detrás de todo esto, estamos ante un guión mediocre, exageradamente predecible, con cada "sorpresa" anunciada a kilómetros.

 Muchos han aplaudido la falta de continuidad "en favor de contar la historia que ellos querían". Personalmente, creo que es una manera bastante jodida de pensar. Es como si en el último partido de un jugador famoso le dejaran a él y su equipo pasarse las reglas por las armas. El jugador podría tomar el balón con sus manos, golpear al portero o incluso usar un carrito de golf para moverse por la cancha y no le dirían nada porque es su despedida. Nunca nos explican qué sucedió para que él y Charles terminasen de ese modo. Nunca vemos qué fue de los otros X-Men. No sabemos qué sí y qué no ocurrió después de los eventos de Days of Future Past. Nunca explican por qué existen comics basados en los X-Men o por qué las coordenadas del escondite aparecían en uno de ellos. Quizás el mayor insulto es que X-23 asesina a X-24 con una bala de adamantium. Una puta bala de adamantium. Algo que ya fue usado anteriormente y cuya efectividad ya había sido probada. Una solución demasiado barata. Esto es un insulto para todos aquellos que llevamos 17 años siguiendo esta historia. 

 Hugh Jackman no nos ofrece absolutamente nada nuevo en Logan. Ya lo habíamos visto con LOS MISMOS síntomas en The Wolverine e incluso de un modo mucho más interesante. En esa ocasión comprendíamos su depresión, sus ganas de terminar con su vida. Algo tan bien armado que incluso logró darle sentido al final de The Last Stand, teniendo a Jean Grey como una aparición que lo atormentaba diariamente. ¿Aquí qué tenemos? A Jackman queriendo jugar a The Wrestler, solo que sin mostrar el por qué de su condición. Nunca hay un verdadero momento en el cual brille, en el cual nos haga recordar que esta es despedida y que en verdad lo vamos a extrañar. Jackman decidió dejar el papel después de que Jerry Seinfeld, uno de los comediantes más sobrevaluados de la historia, le dijera que debía retirarse antes de hartar a la gente. Lamento decir que muchos fans ya llevaban muchos años cansados de verlo como el rostro de la franquicia.
 Patrick Stewart ofrece una excelente actuación como Charles Xavier pero este no era el final que el Profesor X se merecía. De nuevo Mangold decide levantar el dedo medio enfrente de Singer para fastidiar el final de Days of Future Past. El Profesor termina con demencia senil, lejos de su mansión y con malos cuidados por parte de Logan. Xavier está pagando por pecados que nunca cometió, no hay un escenario en el cual esto sea lo que él se merezca y, de existir, Mangold es demasiado huevón como para querernos contar.
 Por último hablemos un poco de Laura/X-23. En la sala donde tuve el disgusto de ver Logan escuché muchas reacciones de sorpresa cuando Laura empieza a pelear y muestra sus garras. Al igual que Harley Quinn, X-23 es un personaje muy conocido por los fans pero no por la audiencia general. Es curioso porque ambas fueron creadas para las series animadas, ganando tanta popularidad que terminaron siendo parte de los comics. Dafne Keen interpreta a su personaje a la perfección. De lo poco rescatable de la película. Logra ser más creíble su cambio de niña violenta a cariñosa gracias a que tiene una enfermera que la cuida. En X-Men Evolution ella nunca recibe ninguna muestra de cariño hasta que conoce a los X-Men. El único personaje armado con respeto.
 Logan es una estafa disfrazada de película profunda y madura la cual muchos van a venerar solo por ser la despedida de Hugh Jackman. A pesar de que es muy pronto como para empezar la búsqueda del siguiente actor que porte las garras, siento que lo mejor sería reiniciar toda la historia de los mutantes con un equipo competente.

11 feb. 2017

The Lego Batman Movie: Un buen modo de hacer al murciélago apto para todos.


 En el 2014 salió una película que tenía toda la apariencia de ser un fracaso asegurado: The Lego Movie. Con una fecha de estreno en un mes regularmente utilizado por los estudios para sacar su basura y una premisa poco atractiva, nadie pensó que resultaría ser un gran éxito. La película manejaba varios mensajes interesantes, aunque finalmente todo se englobaba en vender absolutamente todo lo que aparecía en ella. Poco después se anunció la realización de una película basada en el Batman que habita en este universo. Ha habido otras películas de Lego Batman, pero esta estaría directamente conectada con el nuevo universo cinematográfico de Lego. Empecemos con los spoilers.

 A pesar de tener una trama sencilla y predecible, es interesante ver que los guionistas hicieron su tarea, mostrando elementos que pertenecen a varias historias de Batman adaptadas para todo público. En Lego Batman vemos cómo él trata de evitar tener cualquier tipo de relación. En las diferentes historias de Batman, particularmente Death of the Family, el Joker se enfoca en cuestionar su relación con cada uno de los integrantes del equipo de Batman. La historia conlcuye con el Joker demostrándole a Batman que su relación con la "Bati-familia" no es lo que él cree. No les da la importancia que en verdad se merecen, siempre los mantiene a cierta distancia. Con quien realmente tiene cercanía, un entendimiento, es con sus rivales. En especial con el Joker. En Lego Batman vemos esto desde un ángulo más "amigable". Batman teme crear lazos con las personas ya que teme perderlas. Conforme avanza la película vemos cómo acepta su conexión tanto con villanos como con aliados.

 La necesidad que tiene Batman de sus villanos también es explorada. Una vez que son arrestados, Batman aparentemente pierde su razón de ser. La mayoría de ellos reflejan una parte de él. En Death of the Family el Joker se lo explica junto con ellos. En Lego Batman vemos que son parte elemental de él y de Gotham. Es por esto que al final unen fuerzas para combatir a Voldemort y a los Daleks. Los villanos son la razón de ser de Batman, mientras que Dick, Barbara y Alfred son la de Bruce Wayne. Le dan equilibrio.


 La relación que presenta aquí con el Joker claramente tiene un doble sentido. Tanto con él como con Robin juegan con la cansada y estúpida idea de las preferencias sexuales de Batman. Barbara le dice que sería extraño que Dick Grayson viviera con él si no fuese su hijo adoptivo. El Joker actúa como una persona la cual quiere tener una relación seria con una persona la cual la ve como algo casual. A pesar de que a momentos llega a ser bastante molesto, este tipo de actitud por parte del Joker no es algo nuevo. En The Dark Knight Returns vemos cómo el Joker recupera su felicidad al ver que Batman ha vuelto. Vuelve a cuidar su apariencia personal e incluso su manera de ser vuelve a ser la que todos conocemos. Durante toda esa historia el Joker ve a Batman como su amante, su razón de ser. Esta histroria fue escrita para el público adulto. Pasándolo por el filtro Lego, tenemos una versión "chistosa", que no pueda espantar a los padres de familia. Al final es tal y como siempre lo hemos visto: Una batalla eterna en la que ninguno acabará con el otro, independientemente de las razones que se exploren en cada versión.

 Las referencias están muy bien presentadas. Hay desde el fanservice básico como la aparición de todos los Batimóviles, así como los homenajes a los soundtracks de los diferentes periodos del personaje o cosas para fans hardcore, como la aparición de Blüdhaven. Esta es la razón principal por la cual Lego Batman merece verse en más de una ocasión, preferentemente en casa.
 
 The Lego Batman Movie es una película cuya única misión es entretener. Al igual que Batman: The Brave and the Bold, es un material que todos pueden disfrutar, sean o no conocedores de Batman. Incluso seguramente será el primer contacto de nuevas generaciones con el personaje, uno que será citado en el futuro por escritores y dibujantes.

27 ene. 2017

John Hurt ha partido.

  Pues al parecer el 2017 será una secuela del 2016 y no una secuela mal hecha, sino una estilo Aliens o The Empire Strikes Back, donde las cosas se ponen verdaderamente serias. El gran actor John Hurt ha muerto después de pelear contra el cáncer de páncreas. Hurt fue un excelente actor el cual nunca se limitó a cierto tipo de películas. Los paladares más exigentes lo recordarán por Elephant Man, 1984 o Midnight Express. Para nosotros los fans de la Ciencia Ficción y la Fantasía encarnó a varios personajes verdaderamente inolvidables. Hurt fue parte esencial de Alien, Harry PotterHellboy, V for Vendetta, Indiana Jones e incluso podríamos decir que fue la imagen del 50 Aniversario de Doctor Who

 
 John Hurt
1940-2017