30 oct. 2012

Disney compra Lucasfilm por $4.05 billones de dólares.

Si, esto suena como una mala broma. Si, Disney se está adueñando de absolutamente todo. Se anunció que Disney compró Lucasfilm por 4.05 billones de dólares. Agregado a esto y a la explotación enferma que la empresa hará de Star Wars (que de entrada ya era enorme con sus fines de semana y mercancía), se planea armar otro episodio de la saga de Star Wars para el 2015 (estrenando una cada 2 o 3 años), dominando la taquilla junto con Avengers 2. La verdad todo eso parece, como bien dije, un mal chiste que escucharíamos en una fiesta geek o una broma de día de los inocentes, pero es la verdad. Hay tanto que surge al ver esta decisión. ¿En qué se basarían esos episodios? ¿Lucas planea traer de vuelta a algunos actores? Si bien no tengo tantos problemas con las precuelas como el resto de la gente, el universo expandido que contaba qué ocurría después de Return of the Jedi se me hace totalmente innecesario. Nos esperan una serie cosas que muy probablemente generen el fanrage de más de uno. Ah, y no olvidemos que Indiana Jones también ya es de Disney.

Imagen de Topless Robot

24 oct. 2012

Elementary: ¿La "versión" gringa de Sherlock u otro programa más de crímenes?


 No tenía planeado ver esta versión de Sherlock Holmes. Soy fan tanto del programa actual de la BBC como de las películas de Guy Ritchie. He platicado acerca de ambas en diferentes ocasiones. La CBS pidió los derechos para hacer su Sherlock americano, pero la BBC se negó. A pesar de esto, CBS decidió seguir adelante y armar su versión tomando elementos de un programa que salió años atrás, donde daban el pésimo giro de que Watson era mujer. Eligieron a Jonny Lee Miller (muchos de nosotros lo recordamoscomo Sick Boy en Trainspotting) para hacer a Sherlock y a Lucy Liu para interpretar a Joan Watson. Si bien Jonny Lee Miller es muy buen actor, Lucy Liu era el toque final en la pésima decisión de hacer mujer a Watson. Vi el piloto y no pensé en continuar o escribir al respecto, pero decidí darle una segunda oportunidad y de paso ver los siguientes 2 episodios. Lo vi como una obligación al ser fan del personaje.

 Empecemos con los actores. Jonny Lee Miller es muy buen actor, como lo dije anteriormente. Muchos lo identificamos por Trainspotting, pero ha realizado otros proyectos, entre ellos una temporada de Dexter y, curiosamente, una obra donde actuó junto a Benedict Cumberbatch, el encargado de interpretar a Sherlock Holmes en la versión de la BBC. Su versión de Sherlock es un personaje dañado, con problemas personales al cual le gustaría ser parte de la sociedad, de tener a alguien a su lado, pero que lo ve como un imposible. A diferencia de los Sherlocks de Benedict Cumberbatch y Robert Downey Jr., este Sherlock si convive con los demás, guardando la esperanza de ser aceptado y poder tener una vida normal. Las personas le importan demasiado, mucho más que a las otras encarnaciones del personaje.
 A esto se le suma que tiene un problema de adicción, por el cual su padre lo envía a rehabilitarse a EUA y de paso contrata a alguien que lo cuide. Este apartado definitivamente sale sobrando. Sherlock se convierte en un simple junior el cual se puede dar el lujo de investigar sin cobrar nada, a diferencia de su contraparte literaria, que inicialmente vive con Watson para dividir los gastos.
El problema con el Sherlock de Miller es que, a diferencia de los 2 mencionados antes, no logra captar realmente la esencia del personaje y hacerla suya. A momentos se siente que quiere vibrar en la misma frecuencia que Cumberbatch, en otros momentos hasta se acerca más a House. En lo que he visto hasta ahora (3 episodios), Miller no ha logrado hacer suyo al personaje, sigue siendo solo "protagonista inteligente de serie".
 Los pocos puntos que lo han relacionado directamente con la fuente original son el violín y la idea de "Solo aprendo la información que me sirve, lo demás lo ignoro". Desafortunadamente, la idea del violín ha cambiado a "elemento de su pasado el cual había quedado atrás, ya que el personaje estaba destrozado emocionalmente y ahora lo vuelve a ocupar, humanizándose". 

 En cuanto a Lucy Liu, este es uno de los elementos más débiles de esta serie. Aquí tenemos a una cirujana la cual perdió a un paciente, por lo cual decide apoyar en la recuperación de adictos. Si bien tiene ese problema que la atormenta, no posee ni el mismo peso ni las cualidades que hacen de John Watson el compañero ideal de Holmes. Joan Watson queda como un personaje más de las series de crimen, realizada con una fórmula y es obvio que harán que ella se enamore de Holmes, metiendo momentos de tensión. Posiblemente una manera de contrarrestar el tema retorcido de muchos fanfics en los que algunas fangirls con serios problemas mentales fantasean con ver a Holmes y Watson como pareja. No tengo absolutamente nada en contra de los personajes gay (el Capitán Jack Harkness de DW/Torchwood es posiblemente uno de los mejores en TV), pero ese tipo de historias realizadas por los fans son innecesarias e incluso enfermas. Es aquí donde, de nueva cuenta, hasta House M.D. era más la versión americana de Sherlock Holmes que Elementary.
 En cuanto al universo y las historias, es el punto más triste de este caso. Decidieron darle la estructura de el resto de series de crimen y misterio que tanto abundan actualmente. Ni siquiera tenemos la estructura de "Caso de la semana/tramas que van avanzando", hasta este momento van 3 episodios totalmente independientes. Esta estructura la convierte en un simple CSI: Baker Street y la hace demasiado genérica, con la única característica de que el protagonista se llama Sherlock Holmes. El personaje logra descifrar algunas cosas con el estilo holmesiano, pero tanto el entorno como el resto de los personajes hacen que no brille. Entretiene, sin duda, pero no le llega ni a los talones a la excelente Sherlock.

 ¿Vale la pena? Como acabo de decir, sirve para matar el tiempo, pero los fans de Sherlock Holmes deberán acercarse con cautela y no esperar mucho de esta nueva versión. Uno que otro guiño a la obra de Conan Doyle aparecerá por ahí, pero no esperen llenar el enorme vacío que nos dejó el equipo de Moffat, Cumberbatch y Freeman.



23 oct. 2012

El trailer de Iron Man 3 muestra un giro total para el mundo de Tony Stark.


 Una de las cosas más importantes de Avengers es que los eventos que se presentan al final repercuten totalmente en el Universo Marvel. La ciudad de Nueva York quedó destrozada, la vida de todos los Avengers cambió por completo. Vemos que Tony Stark está cansado, las experiencias de los últimos años le pesan... y para colmo, el Mandarin, el archienemigo de Iron Man, hace su aparición. Ben Kingsley logra darle un buen peso y nos ofrece una frase que ya se puede citar. Debemos agradecer a Thor la aparición de elementos fantásticos en el Universo Marvel para finalmente tener a este personaje, con los 10 Anillos incluidos. 

 Personalmente siento una vibra muy The Dark Knight Rises en este trailer: Héroe cansado/retirado, rivales profesionales que desean superarlo, equipo nuevo que lo ayudará a superar los nuevos retos y un villano el cual llega a quebrarlo por todos los frentes. Queda esperar que nos quite el mal sabor de boca de Iron Man 2 y en especial ver si la conclusión lleva a que Robert Downey Jr. tome la decisión de ya no aparecer en Avengers 2.

16 oct. 2012

Looper: Viendo que la combinación viajes en el tiempo/Bruce Willis sigue siendo efectiva.

 El año se acerca a su fin y es cuando nos llegamos a topar con algunas sorpresas. Hace bastante tiempo vi el primer trailer de esta cinta, donde veíamos a un Joseph Gordon-Levitt maquillado para parecer Bruce Willis. La premisa invitaba bastante: Asesinos que se encargan de matar a condenados del futuro. Pero, ¿qué pasaría si uno de esos condenados es tu yo del futuro? Ya en la cinta vemos que las cosas son más complicadas de lo que nos presentan en el trailer. Es así que nos adentramos en esta joya llamada Looper. A continuación van bastantes spoilers, así que lean con cautela

  Soy fanático de lo relacionado con viajes en el tiempo. Me gusta mucho leer acerca de las teorías existentes y he pasado horas de conversación acerca de cómo algunas cintas las ocupan con coherencia o el caos que muchos guionistas evaden con tal de ofrecer un buen guión. De Looper yo solamente me esperaba que fuese entretenida, jamás pensé que estuviese tan bien armada. Su inicio se siente bien a secas, conocemos al Joe joven y nos explica su universo y sus reglas. La historia va tomando más y más sabor a partir de que vemos cómo el Seth viejo va desapareciendo paso a paso, cambiando su pasado conforme avanza. 

 
Es aquí donde me es inevitable pensar acerca de las teorías de viaje en el tiempo que se manejan el Looper. Al inicio nos explican que dichos viajes están prohibidos porque se pueden hacer cambios que modifiquen el mundo del que proviene el viajero, limitándolo a matar Loopers y desaparecer sus cuerpos, actos que realmente no podrían provocar cambios extremos. El Joe viejo va teniendo cambios en su memoria al haber enfrentado a su versión joven, cambiando más y más el futuro de donde proviene. Se lo explica y hasta le dice que no entren en detalles. Se van generando cambios, pero las circunstancias que llevaron al viejo Joe a regresar en el tiempo siguen vigentes. El Rainmaker sigue existiendo.
 Más importante aún: sus orígenes son bastante similares. Este es uno de los significados del nombre de la cinta, donde vemos cómo se da prácticamente el mismo ciclo, con puntos fijos en las líneas temporales, cosas que de un modo u otro deben ocurrir, como dirían en Doctor Who. Sin embargo, con el contacto que llega a tener con el Rainmaker niño y la decisión final de quitarse la vida, Joe genera una paradoja. Sin un Rainmaker, los loopers no son devueltos para que sus versiones jóvenes los maten. De ese modo, el Joe viejo nunca hubiese llegado a desatar toda la secuencia de eventos, el ciclo se rompe, el Rainmaker ya no existe y crece sin trauma, los loopers ya no son devueltos y la mujer del Joe viejo se mantuvo con vida. El sacrificio de Joe recuerda al de Donnie Darko.

 Aparte de que ambas cintas tienen a Bruce Willis, es inevitable compararla con 12 Monkeys, particularmente con La Jetée, el cortometraje que la inspiró. En él un niño es testigo de su propia muerte como adulto. En Looper es un joven matando a su versión vieja. Es una película muy bien armada la cual llega a ser más accesible que 12 Monkeys (que esto no es algo en contra de 12 Monkeys, su complejidad es parte de su atractivo).

En cuanto a las actuaciones, Joseph Gordon-Levitt no solamente logra aprovechar la caracterización que le hacen, estudió lo suficiente a Willis como para hacerte creer que son el mismo personaje. No cae en la simple imitación. Willis cumple con lo suyo, luciendo nuecamente interesado en lo que está interpretando. Emily Blunt logra transmitir el pesar de su personaje y mención especial a Pierce Gagnon como Cid, el joven Rainmaker. 

 Looper es una excelente cinta de ciencia ficción, con buena trama, actuaciones y detalles que invitan a verla en más de una ocasión.


12 oct. 2012

La escena que no filmaron de Doctor Who The Angels take Manhattan.

 Finalmente vimos la partida de los Pond. Emotivo para unos, lleno de contradicciones para otros, pero creo que todos coincidimos con la pregunta: ¿Qué pasó con el padre de Rory? Por alguna extraña razón, este cierre no se filmó. Sigo sin entender por qué, hubiese hecho mucho más emotiva la despedida, sin perder el clásico giro por parte de Moffat.


3 oct. 2012

Dredd: Cuando un reboot lo logra.

 Ante la falta de guiones, hemos estado viendo una gran cantidad de remakes, reboots y adaptaciones. Algunas cosas han sido ofensivas, otras innecesarias y algunas han sido sorpresas agradables. La nueva versión de Dredd entra en la última categoría. Karl Urban, quien ya se ha hecho de fama en la comunidad geek, decidió hacerle justicia al personaje, armando una nueva adaptación, después de que todo su fanbase odió la versión de Stallone. 

 La nueva versión mantuvo elementos básicos del comic y en especial del personaje. Urban dehó atrás el ego y aseguró que nunca se quitaría el casco, manteniendo el misterio y el simbolismo del personaje. La película es sencilla, conserva la esencia del comic pero no se sumerge demasiado en su universo, te explican solamente lo que necesitas saber. Quienes son los jueces, por qué las ciudades lucen así y el nivel de violencia que sufren los habitantes de Megacity. El diseño de la ciudad es excelente, siempre es acertado poner el futuro desde el ángulo más realista, donde los edificios y calles no han cambiado tanto, solo los nuevos elementos se le han integrado. Cosa similar ocurre con I, Robot y siento que es la opción correcta. Esto facilita que entres al universo de Dredd. Además, Dredd posee un sabor bastante ochentero, la atmósfera que llega a presentar recuerda mucho a Robocop, personaje que, por cierto, fue influenciado por el comic de Dredd. El círculo se cierra, por decirlo de algún modo.
 
 Curiosamente, este es de los pocos casos donde se justifica el costo extra por el 3D. En la trama hay una droga la cual descaradamente se llama slo-mo, la cual provoca que a momentos todo se vea extremadamente lento y con colores llamativos. Afortunadamente las secuencias donde se utiliza valen la pena, aunque a veces hace que la violencia se torne en ultra-violencia. El soundtrack es bastante bueno, se adapta perfectamente al universo de Dredd, aunque quizá no se explota tanto. 

 En cuanto las actuaciones, Karl Urban sabe exactamente lo que los fans deseaban ver desde la vez pasada, mantiene al personaje tal y como debe de ser. No busca humanizarlo como lo hizo Stallone, aunque honestamente él fue de los primeros en aplicar el gran mal actual que vivimos llamado Me-quito-la-máscara-cada-5-minutos-para-justificar-el-cheque. A lo mucho vemos a Dredd sin casco, entre las sombras, solamente se le ve el cabello. Olivia Thribly como Anderson es quien se encarga de darle humanidad a la historia y nos acompaña a vivir el relato. Lena Headey como Ma logra su cometido, trabaja bien con lo que se le da, pero ya todo lo que ella nos presente nos sabrá poco después de ver su excelente trabajo en Game of Thrones.
 Dredd es una buena cinta de acción, quizás a muchos momentos extrañe que no tenga una escala tan grande, pero definitivamente logra equilibrar la balanza y nos hace olvidar la cinta de los 90's.