30 ene. 2011

This is Not a Movie: Cuando el título te advierte del desmadre que verás en pantalla.

Empiezo a escribir ésta reseña y sigo sin creer lo mala que es This is Not a Movie. Citando de cierto modo a Mister Plinkett: "This is Not a Movie es lo peor que ha salido desde ¿Y Tú Cuánto Cuestas?". El acercamiento que he tenido con los proyectos de Olallo Rubio ha sido algo complicado. Lo que me ocurrió con YTCC fue de lo más jodido (lo relato en los comentarios del post del buen Yami, para leerlo, click aquí) y fue tal mi disgusto que dejé de bajar el podcast. De éste modo me quedé sin escuchar la tercera temporada. Fue hasta inicios del año pasado que, a falta de material qué escuchar en los trayectos al trabajo, decidí bajar la tercera temporada del podcast. En dicha temporada hay programas bastante buenos, además de que hace su aparición el Webmaster, uno de los personajes más memorables junto con El Profesor. Poco tiempo después apareció el anuncio de una cuarta temporada la cual, si bien podría ser la más floja de las cuatro, contiene varios programas que vale la pena escuchar.

En los últimos programas, Olallo habla acerca de This is Not a Movie, esto junto con la premisa, los comentarios de Peter Coyote y el trailer me provocaron suficiente curiosidad como para querer ver la película. La idea del personaje esperando el fin del mundo en un hotel de Las Vegas mientras analiza su conflicto interior sonaba bastante bien, desafortunadamente, el producto final es un pinche caos.La cinta se estrenó el pasado viernes y por fortuna está en un cine cercano a mi casa. Leí algunos comentarios negativos durante el fin de semana, pero preferí darle el beneficio de la duda, Olallo no tiene madera para hacer documentales, pero algunos de los guiones del podcast son bastante efectivos, así que veía la posibilidad de que fuera una película decente en el peor de los casos. Qué equivocado estaba.

La película inicia bastante bien, promete, el monólogo inicial, aunque con sus partes mamonas, logra explicarnos por qué la historia se sitúa en ese lugar. Pete Nelson empieza a conversar con su otro Yo de una manera interesante, plasmando el conflicto entre el Yo que se muestra ante la sociedad y el Yo que vive en el interior, que deja ver las verdaderas actitudes y deseos de Pete. Todo se prepara para iniciar un diálogo interno donde se cuestiona por qué a pesar de ser el fin del mundo, Pete Nelson sigue sometido a las reglas de la sociedad y esperando que el sistema cumpla sus promesas. En eso se pone una televisión en la cabeza, luciendo como la mascota de Telehit, se dan los créditos iniciales, aparece el Pete hippie, el fantasma de Jimmy... y todo se va al carajo. Los personajes empiezan a desvariar, es como si de repente Olallo ya no supiera de qué chingados escribir, desconociendo hacia qué punto va Pete y sus alter egos. ¿Qué decide aplicar? Hacer de su bloqueo de escritor y falta de imaginación parte de la historia, provocando que los personajes cuestionen si están o no en una película. Poniendo a Jimmy como lo que seguramente es, el sobreviviente de algún guión que quedó a medias y "justificando" los clichés y pendejadas al poner a alguno de los personajes señalándolos. A esto se le suman interrupciones por parte de trailers que no tienen que ver un vil carajo con la trama principal, solamente quedan como cosas que a Olallo y a sus cuates se les hicieron chingonas cuando lo comentaron en alguna peda. Sí, los posters de dichos trailers salen al final dentro del ovni de The Man, pero ese detalle vale para dos cosas, ya que nunca logran generar curiosidad en el espectador, nunca hubo un "no, a ver, ¿eso de dónde salió?".

Las diversas partes que integran al protagonista, Pete Nelson, nunca terminan de agarrar forma. El Pete del sombrero -con un look y actitud muy similares las de Budd en Kill Bill- empieza como el Yo que demuestra los verdaderos deseos, pero acaba siendo una mera excusa para intentar conseguir risas de la audiencia al exigir constantemente sexo y decir alguna groseria en español, porque "cómo es cagado escuchar a un gringo decir groserías en español". El Pete Hippie no aporta ni como parte de la mente de Pete ni como un personaje cómico, ya andando con clichés, ese Pete debería haberse encargado de pedir alcohol y drogas, pero el Pete del sombrero ya cubre ese aspecto. Es aquí donde Olallo se pone a la defensiva y empieza a "demostrarnos" que sí sabe cómo escribir un guión, explicando la estructura y metiéndo las piezas con calzador para asegurarnos que su desmadrito está bien elaborado. Aquí es como si en una obra de teatro de alumnos de secundaria tuvieramos a un actor el cual, al olvidar sus líneas y de paso actuar del carajo, repentinamente viera al público ante las rechiflas y les explicase que él sabe actuar, que todos son ignorantes y que no saben apreciar una buena improvisación. La película pasa a ser una mera justificación de su parte, es un "no se me ocurrió qué chingados escribir, pero en serio, yo sé cómo hacerlo".

Con Pete Nelson, Olallo quiso conectar con una generación, en parte por eso buscó y consiguió a Edward Furlong, a quien todos recordamos por ser John Connor en Terminator 2. Desafortunadamente, al ser Pete Nelson un personaje que nunca se define, la oportunidad de tener a Furlong se desperdicia. Bien, juguemos con las reglas de This is Not a Movie. Pete Nelson no recuerda quien es. Por lo tanto, no tendremos un background tan grande con el cual trabajar, pero en ese caso deberíamos tener los datos suficientes como para lograr una identificación con el personaje. Tomemos como ejemplo al personaje de Jack en Fight Club, interpretado por Edward Norton. En Fight Club, nunca sabemos a detalle quien es Jack, pero contamos con elementos suficientes como para saber qué sucede en su mente, por qué cosas ha pasado y cómo la sociedad de consumo provocó que creara la válvula de escape llamada Tyler Durden. Es así que, a pesar de ni siquiera tener el nombre real del personaje -los fans se refieren a él como Jack por los artículos que leía y sus frases-, miles se identificaron con él, convirtiendo Fight Club en una cinta de culto. Mientras tanto, Pete Nelson nunca logra dar elementos suficientes como para que veamos algo de nosotros reflejado en él ni en sus otros yo.

This is Not a Movie es mucho peor que ¿Y tú cuánto Cuestas? ya que de menos en el documental Olallo tenía algo qué decir, a pesar de que todo era material reciclado de los podcasts "serios". Como ya dije, el podcast contiene elementos muy buenos, en los que se demuestra que Olallo todavía tiene cosas por ofrecer. Un amigo me comentó que preferiría ver una cinta de desmadre similar a los podcasts de Olallo y sus personajes. La verdad es que estoy de acuerdo con eso, el problema es que Olallo prefiere mamasearse y quererse ver como todo un intelectual, pero al final todo el show queda en un Epic Fail.

En lo que respecta a Peter Coyote y el final de la película, la presencia del actor queda en calidad de cameo en vez de ser uno de los protagonistas. Su personaje de The Man intenta ser una fuerza que está constantemente presente en la cinta a través de los diálogos de Pete, la computadora que aparece recordándonos el tiempo restante para el fin del mundo y cuya revelación al final debería resultar como todo un plot twist, el climax de la historia, la parte en la que la audiencia debería sorprenderse. ¿Qué ocurre realmente? Olallo se proyecta a través de The Man (aunque en las entrevistas diga que no se identifica con sus personajes) y le reclama a su personaje por no poder escribir algo decente. Toda ésta secuencia me recordó a las ocasiones en las que en el podcast aparece su otro Yo y le tira mierda, ventilando sus defectos. Lo peor es que hasta en el podcast ese conflicto llega a tener un punto de resolución y en la película queda como una verdadera pendejada. Todo lo que ocurre con el personaje de Coyote recuerda a Stranger than Fiction o The Truman Show, solo que en ese punto ya solamente estás esperando que la proyección termine.

Carajo, This is Not a Movie hace que la secuela de Donnie Darko parezca Blade Runner. En uno de los podcasts especiales de la película, Olallo comenta que siempre se le ha comparado con figuras internacionales. En radio le decían el Howard Stern mexicano, con YTCC le decían el Michael Moore mexicano y se preguntaba cómo le dirían con la salida de ésta película. No dudo que mucho chavito y fan from hell digan que es el David Lynch mexicano, pero creo que en éste caso le quedaría mucho más el Uwe Boll mexicano. Olallo se ha llegado a identificar con Kevin Smith y creo que ambos están en un punto donde deberían quedarse de tiempo completo en sus podcasts, con la diferencia de que Smith sí sacó buenas películas antes de perder el toque.

¿Hay algo que me haya gustado? El diseño de la habitación de hotel está muy chingón, lleno de detalles, se ve que ahí le metieron mucho amor, todo tiene alguna mención diabólica o mortal. También la aparición de Gene Simmons cuando se mencionan a los seres con alma oscura, con eso si solté una carcajada.

This is Not a Movie es una idea que nunca terminó de agarrar forma, un material donde se intenta ingresar a la complejidad de la mente humana pero que acabó en una película presuntuosa donde su creador trata de auto-afirmarse que realmente escribió algo bueno. Los fans from hell de Olallo van a estar a la defensiva justificándolo diciendo "pues el título te lo dice, Esto no es una película", pero si realmente esto es el resultado de 40 y tantos borradores, veo muy distante el día donde veámos una buena película escrita y dirigida por Olallo Rubio.

He aquí el nuevo Superman: Henry Cavill.

Es raro que suelten este tipo de noticias en fin de semana, pero Warner Brothers ha anunciado al que se encargará de darle vida a Superman en el reboot producido por Christopher Nolan y dirigido por Zack Snyder. Muchos lo van a ubicar por su participación en The Tudors, yo no he visto dicha serie -aunque siempre he escuchado cosas positivas de ella- y como dato adicional, Deadline también comenta que él fue considerado para Superman Returns, pero el papel quedó en manos de Brandon Routh, además de audicionar para James Bond y Batman Begins.

A primera vista, Cavill tiene el look necesario para interpretar a Superman, repito, no lo he visto actuar, pero de inicio tiene buena pinta. Muchos esperaban el regreso de Routh o hasta la aparición de Tom Welling en la cinta, pero al parecer Snyder y compañía decidieron irse por otro camino. Para consolación de los fans de Welling, lo podrán ver con el famoso traje en el final de Smallville.

Fuente: Deadline

24 ene. 2011

The Green Hornet: Para cuando no haya absolutamente nada más que ver.

Como resultado de una peligrosa combinación de ocio y morbo, vi este fin de semana The Green Hornet. Nunca fui fan del personaje, siempre pensé que era un intento de aprovechar el éxito de la serie de Batman protagonizada por el excelente Adam West. Lo más rescatable del personaje era el tema que ahora varias generaciones lo relacionan más con Kill Bill, al igual que la máscara perteneciente a Kato.

El proyecto estuvo en manos de Kevin Smith, pero aceptó que le provocaba demasiada hueva filmar secuencias de acción, por lo cual su guión se convirtió en un comic y Seth Rogen se encargó de mantener vivo el proyecto. Michel Gondry aceptó dirigir la cinta ante la sorpresa de sus fans, asi que generaba cierta curiosidad ver cómo encajaría el estilo visual en una película de acción. El otro punto que llamó la atención fue que Christoph Waltz interpretaría al villano. De cualquier modo, la aparición de Seth Rogen como el protagonista nunca terminó de encajar y en la película esto se ve constantemente.

En la película se llega a aceptar que, por muy bien escrito que pudiese estar el personaje de Brit Reid/Green Hornet, el simple hecho de que fuese interpretado por Seth Rogen lo jodería por completo. Lo peor es que ni siquiera estamos ante un caso donde toda la audiencia lo relacione con personajes hilarantes, sino que se queda estancado en el "¿Ese tipo por qué? Siempre sale en papeles cagados, no se la creo", casos en los que actores como Jim Carrey y Robin Williams han salido victoriosos, mostrando facetas completamente distintas. Aquí todos estaban tan conscientes de lo pinche que era tener a Seth Rogen como héroe de acción que decidieron hacerlo a un lado y darle todo lo fregón a Jay Chou, quien le da vida a Kato. Todo lo que vale la pena de Green Hornet lo hace o fabrica Kato, mientras el pobre Brit se convierte en un espejo del asno que lo interpreta, solo que con unos kilos menos. Creo que valdría más la pena un spin-off de Kato que uno de War Machine.

En cuanto a Christoph Waltz, los que lo conocimos por Inglourious Basterds esperabamos ver qué nos tenía preparado en The Green Hornet y hace un trabajo decente con lo que le dieron, aunque no fuese mucho. Su villano nunca termina de ser o chistoso o malo, mucho menos conseguir una dualidad en la cual sea una amenaza pero con un toque hilarante. Cameron Diaz nos prueba que ya no está para andar interpretando a la damisela en peligro/interés amoroso y que ya es momento de que le toquen papeles de milf/cougar.

The Green Hornet es una película que entretiene, siempre y cuando no esperes absolutamente nada de ella. Que la estrenen durante ésta temporada fue la decisión correcta, ya que ante las pocas opciones que hay, ésta de menos cumple con su finalidad básica de hacernos pasar el rato.

Keanu Reeves podría hacer otras 2 películas de Matrix. ACTUALIZADO

ACTUALIZACIÓN: Al parecer de nueva cuenta los ociosos de la red se han aprovechado de la cantidad de secuelas, reboots y remakes que tenemos actualmente. Screen Rant contactó a la escuela y le aseguraron que Keanu no ha asistido para dar alguna presentación. De cierto modo que todo esto no sea cierto es un alivio, ya que la idea no era del todo acertada.

Este fin de semana aparecieron dos datos que llamaron mi atención: uno acerca de Kill Bill 3 -info que nunca se confirmó- y otro acerca de otras 2 cintas de Matrix. Keanu estuvo a finales del 2010 en la London School of Performing Arts, donde habló de varios proyectos entre los que se encuentra la esperada Bill & Ted 3, pero la sorpresa vino cuando declaró que tuvo una reunión con los Wachowski y que le confirmaron dos nuevos guiones para seguir la historia de Matrix. Según Keanu, todavía le debe una serie de películas que merezcan tener el nombre de The Matrix y que revolucionarán el género de acción tal y como ocurrió con la primera. Los Wachowski han estado en contacto con James Cameron y han visto cuáles serían las mejores opciones para grabar en 3D.

¿Dos cintas más de The Matrix? La verdad es que no se qué tan conveniente sea eso. Soy de los pocos que son fans de la trilogía y no solamente de la primera, la bendición y maldición de la primera es que entra perfectamente en el clásica historia del héroe, por lo cual la audiencia promedio la adoró. El problema vino cuando se incrementó el material filosófico, a veces tan denso que se necesitaba ver las secuelas en repetidas ocasiones para entenderle. Si le das eso a una audiencia que le da hueva pensar, que quieren todo digerido y lleno de explosiones, obviamente vas a tener problemas. No estoy diciendo que la trilogía es perfecta, para nada, tiene sus defectos, pero creo que viéndola con algo de información como base, son cintas con una historia bastante buena. Es por eso que me salta demasiado que quieran hacer otras 2. La historia cierra sin problemas en la tercera, las máquinas y los humanos están en paz, habrá quienes no estén de acuerdo, tanto programas como píldoras azules, pero eso ya no ofrece material suficiente como para hacer más. Los Wachowski y la Warner intentaron expander la historia con The Matrix Online y resultó en un desmadre total, donde acabaron haciendo pendejadas enormes como matar a Morpheus. Lo que más me preocupa es que, por lo que dice Keanu, dichas secuelas se enfocarían más en el espectáculo visual y menos en la historia. Caer en la modita horrenda de "El 3D hace todo más fregón" es lo peor que podrían hacer los Wachowski.

¿De qué tratarán? Además de Neo, ¿Quién podría volver y cómo se justificaría?

19 ene. 2011

Anne Hathaway y Tom Hardy serán Catwoman y Bane en The Dark Knight Rises.

Ahora si, es oficial. Muchos tenían entre las opciones a Catwoman -Gatúbela- y Talia Al Ghul como las mujeres que podrían aparecer y a Hugo Strange como el villano principal. Sin embargo, creo que pocos nos esperábamos varias opciones menos la que se ha decidido. Warner Brothers ha anunciado que Anne Hathaway será la encargada de darle vida a Catwoman y Tom Hardy interpretará a Bane.

Con Catwoman creo que era algo que todos nos esperábamos, Bruce carece de interés amoroso y la aparición de Selina Kyle cubre esa necesidad y podría entrar también como un nuevo villano. Por otro lado, Nolan comentó con respecto a Bane "Estoy emocionado de trabajar de nuevo con Tom y verlo dar vida a nuestra nueva interpretación de uno de los villanos más formidables de Batman". Este comentario reconforta bastante, ya que creo que la versión original de este villano no tiene mucho que ofrecer, es de esos personajes que dejaron los 90 y que en su momento muchos adoraron pero que realmente no son tan buenos. Si, le rompió la espalda a Batman y fue el detonante de Knightfall, pero viéndolo friamente, solo fue una excusa para hacer algo con el personaje después de ver las ventas que les generó matar a Superman. Los rumores con respecto a Hugo Strange sonaban como la vía más coherente, además de que hace poco aparecieron unas fotos de Tom Hardy rapado y con barba. Las interpretaciones que ha tenido Nolan del universo de Batman son bastante buenas y ahí reside del porqué nos gustan tanto sus cintas. ¿Cómo será su versión de Bane y de Catwoman?

18 ene. 2011

Primera imagen de X-Men: First Class. ACTUALIZADO

ACTUALIZACIÓN: Al parecer la salida de ésta imagen no era oficial. La red tembló por el nerdrage ante el obvio trabajo de Photoshop detrás de ésta imagen. ¿Entonces esto es vil fan art? No, en ésta imagen si aparecen los actores con la apariencia que tendrán en la película, pero dicha imagen pertenece a los diseños previos para que los ejecutivos de Fox se dieran una idea de cómo lucirán los personajes, no como imagen promocional. El director Matthew Vaugh se molestó bastante ante este leak que se comunicó con la gente de Slashfilm para aclarar las cosas. Vaugh se asustó bastante al verla y que no refleja para nada lo que él está haciendo con X-Men. Aseguró que él es un fan de los comics y que no planea bastardizarlos, sino llevarlos de vuelta al buen camino. Con respecto a los trajes amarillos, parece ser que no son los uniformes definitivos, aparecerán en la película pero los trajes principales son "muy al estilo de James Bond de los 60".
Para calmar a los fans, Vaugh sacó dos imágenes, una con Magneto con su casco clásico y otra de Xavier.

Hace unos días vimos cómo lucirá el traje de Spider-Man en el reboot y al menos el diseño promete bastante. Ahora Bleeding Cool nos muestra la primera fotografía del elenco de la precuela de X-Men. Los trajes respetan los comics en los que está basado, manteniendo el diseño que utilizó el primer equipo de Xavier. En orden de izquierda a derecha: Michael Fassbender como Magneto, Rose Byrne como Moira McTaggert, January Jones como Emma Frost (con el atuendo indicado), Jason Flemyng como Azazel, Nicholas Hoult como Beast, Lucas Till como Havoc, Zoe Kravitz como Angel y James McAvoy como Charles Xavier.

X-Men: First Class se estrena el 3 de junio.

17 ene. 2011

Black Swan: Otra joya de parte de Aronofsky.

Decidí seguir con los estrenos y ahora le tocó el turno a Black Swan. Es bastante curioso ver el salto que realizó Darren Aronofsky de un proyecto a otro. Pasó de la lucha libre al ballet, pero en el proceso nos muestra cómo en el mundo de los luchadores hay más coreografías de lo que pensamos, además de una fuerte carga de sentimiento en ellos y en el ballet vemos cómo las cosas no son tan tranquilas, que detrás de éste se vive un ambiente muy denso, lleno de presiones y envidias. Si bien también tiene esa vibra de "apuntemos a los críticos para ganarnos reconocimiento", creo que logra ir más allá y llamar la atención de la audiencia sin la necesidad del "ha ganado tantos premios y ya nominaron a Natalie Portman a tal cosa". Voy a entrar al área de spoilers, asi que sigan con cuidado.

La historia recuerda en un porcentaje a Fight Club y a The Machinist, donde el personaje principal tiene un conflicto interno el cual su mente lo presenta a manera de alucinaciones, particularmente en forma de una persona completamente diferente física y mentalmente. Nina, el personaje de Natalie Portman no ha madurado del todo, sigue viviendo con su madre, su habitación podría ser la de una niña y no ha explorado su sexualidad. A pesar de esto, ella está metida en un mundo lleno de disciplina, pero ella alcanza un punto en el cual debe aceptar su lado inexplorado, todo lo que a ella le gustaría ser y hacer. Es en esto donde entra Lily, el personaje de Mila Kunis, quien de cierto modo posee las cualidades que Nina quisiera tener, en especial la aceptación por parte de Thomas Leroy, interpretado por Vincent Cassel.
Para la transformación en cisne negro es un modo en el cual Nina empieza a conocerse realmente, hay cosas en su interior que ella percibe como oscuras y tales son sus ganas de no aceptarlas que en varias ocasiones prefiere verlas como parte de Lily. El personaje de Mila Kunis le sirve como espejo y excusa, un modo para lidiar con los demonios internos que no ha querido enfrentar, una manera de no querer responsabilizarse. A tal punto no se reconoce que empieza a verse como un ser totalmente distinto, como un cisne negro, esto como un reflejo del papel que le toca interpretar en El Lago de los Cisnes, el desafío que está viviendo profesionalmente en esos momentos. Thomas Leroy actúa como un detonante para que Nina no solo encare a su lado oscuro, sino que lo acepte como parte de ella.

Natalie Portman logra dar una excelente actuación, a pesar de que sigue siendo una incógnita del por qué acepta realizar escenas sexuales si siempre termina arrepintiéndose. Tal es el caso de Closer, Hotel Chevalier y ahora con las escenas que filmó para Black Swan. Si algo me hizo recordar su actuación, fue cómo George Lucas se encarga de que los actores no logren mostrar su potencial en sus películas, acartonándolos lo más que puede. Las escenas en las que Nina se desespera tienen una diferencia abismal con Padmé al final de Revenge of the Sith. La actuación de Vincent Cassel es encabronadamente buena, logra presentar una ambiguedad en la cual no se sabe cuáles son sus verdaderas intenciones. Es con éste actor que reafirmo el por qué no me gusta todo el asunto de las premiaciones, él es quien merecería ser nominado y no Mila Kunis, a quien yo creo que le tocó lo más sencillo.

Black Swan es un excelente thriller psicológico donde Aronofsky nuevamente se apodera del medio que nos presenta, siendo o no sus fans, vale mucho la pena que la vean por el medio que les parezca el mejor. Después de Black Swan, veo una luz de esperanza en la cinta de Wolverine que Aronofsky dirigirá.

13 ene. 2011

Primera imagen de Andrew Garfield como Spider-Man.

Por el momento parecería que Spidey trae una maldición en sus proyectos. El musical de Broadway no ha parado de tener problemas, con actores accidentándose, una trama ridicula y canciones escritas por la mayor prostituta que hay actualmente en el planeta. Mientras tanto, Mark Webb ha empezado a filmar el reboot, con Andrew Garfield como Peter Parker y Emma Stone como Gwen Stacy. Si bien Stone luce excelente como Gwen, Garfield como Parker no acaba de convencer. Ahora tenemos la primera imagen de él como Spider-Man. El traje tiene un diseño bastante peculiar, pero no luce mal, es bueno que se alejaran del diseño perteneciente a las cintas anteriores.

12 ene. 2011

Muchas caras conocidas se reunen para El Hobbit.

Veo esto como una combinación del lazo que crearon los actores, el buen ambiente que vivieron en el set y las ganas de colgarse de Lord of the Rings para asegurar el éxito de El Hobbit. El proyecto ha tenido muchos problemas para poder arrancar. Entre la pelea por los derechos, la desaparición de MGM y que Guillermo del Toro no aguantó tanta espera, El Hobbit parecía que nunca arrancaría. Peter Jackson vio que no quedaba más opción que volver a la Tierra Media y consiguió el respaldo de Warner Brothers.

Hasta el momento muchos de los actores que participaron en la trilogía han mostrado interés por salir y ahora está confirmado. Elijah Wood volverá a aparecer como Frodo Baggins. Sí, en el libro no aparece, pero lo utilizarán como enlace con las otras cintas al ser quien escuche las aventuras que vivió Bilbo, viendo la historia a través de los ojos de Frodo. Recientemente Andy Serkis e Ian McKellen han confirmado su participación, volviendo a interpretar a Gollum y Gandalf. Ian Holm y Christopher Lee están muy cercanos a unirse al elenco, pero ambos tienen problemas de salud, por lo cual no se sabe si podrán formar parte de las películas como sus personajes o que solamente presten su voz. Tal es el caso de Christopher Lee, quien desearía hacer la voz de Smaug, el dragón, en caso de no poder viajar a Nueva Zelanda.

Para interpretar a Bilbo joven, se contrató al actor Martin Freeman, lo cual me hace temer por el futuro de la serie inglesa Sherlock, en donde interpreta a Watson. Cate Blanchett, quien dio vida a Galadriel, también confirmó su participación, mientras que el resto de los elfos como Legolas y Elrond están por verse, ya que aparentemente Orlando Bloom y Hugo Weaving están en negociaciones para regresar. Durante el largo periodo que ha transcurrido, le preguntaron a Viggo Mortensen si participaría de nuevo. A esto, Viggo dijo que le agradaría la idea, pero que bien podrían usar el material que grabaron antes en el que Aragorn conoce a Arwen.

Hasta el momento todo va tomando forma y siento que si será un proyecto hecho pensando más en los fans que en la audiencia promedio. ¿Entra en la tendencia de las secuelas? En parte, si, pero el material que están utilizando lleva demasiado tiempo existiendo, por lo cual no es una excusa para seguirle sacando jugo a la franquicia. Ahora solo nos queda esperar que empiecen a aparecer imágenes de los actores caracterizados.

11 ene. 2011

127 Hours: La película basada en hechos reales que sí vale la pena.

He aquí el primer post oficial con el que abrimos el 2011. Ya sin esa gripa que me jodió los días festivos y con ganas de ver películas, empecé el año viendo 127 Hours, la nueva película de Danny Boyle. Ya lo he dicho muchas veces aquí, todo el asunto de la temporada de premios me genera una hueva tremenda, por lo cual rara vez veo las películas que están nominadas, particularmente las que se filmaron con la pura finalidad de ser premiadas a pesar de ser un cliché con patas o un festival de hueva, esto lo pudimos ver el año pasado con Avatar y The Hurt Locker. Por lo mismo, yo no vi la cinta anterior de Boyle, Slumdog Millionaire.

A pesar de esto, junto con la temporada de premios también llegó ese momento en el cual el internet nos brinda los famosos DVDscreeners que reciben año con año los críticos y bien, si las distribuidoras no nos traen a tiempo las películas, no nos dejan mucha opción. Esto sumado a que un compañero laboral es totalmente sumiso de lo que los críticos opinen, dio como resultado que tenga en mis manos varios screeners. Algunos los veré, otros desaparecerán de mi computadora. De las favoritas para obtener premios, 2 son las que me generan curiosidad: 127 Hours y Black Swan. Ayer pude ver 127 Hours y debo decir que es una buena cinta.

¿De qué va? 127 está basada en el incidente que vivió el escalador Aron Ralston, quien quedó atrapado en Robbers Roost, un cañón donde Aron cayó y una roca le impedía mover su brazo derecho. Aron Ralston pasó 127 horas atrapado, con poca comida y agua. Danny Boyle quería a Cillian Murphy para interpretar a Aron, pero por diversas razones fue James Franco quien obtuvo el papel.

Boyle logra transmitir lo que podía estar pasando en la mente de Ralston de un modo fluido. Al inicio, vemos cómo Ralston deja la comodidad de la civilización, mostrando esto a través de todos los logos de las cadenas restauranteras que adornan las ciudades, para adentrarse en un terreno conocido por el hombre, pero en el cual carece de control. A pesar de esta actitud de adentrarse a la naturaleza, Ralston no es tan intrepido como piensa, ya que se auxilia de herramientas modernas para hacer más cómodas sus travesías. Sin embargo, es gracias a éstas herramientas que existe un documento donde narra todo lo que vivió. Así es, lo que va grabando durante esas 127 horas realmente existe, pero dicho video lo tienen guardado en una caja fuerte. Solamente algunos familiares y amigos de Ralston lo han visto y se hizo una excepción para que Danny Boyle y James Franco tuviesen una proyección previa a la filmación. Si el buen James Fanco logra transmitir lo que iba viviendo su personaje, no me quiero imaginar el impacto que tendría ver el documento original.

Ahora, es momento de entrar a la zona de spoilers, así que cuidado. ¿Siguen leyendo? Excelente, Boyle mantiene el interés de la audiencia, permaneciendo a la espera de cómo podrá salvarse el personaje. Algunos vimos la película sabiendo de qué se trataba y cual sería el climax de la misma y a pesar de eso creo que 127 Hours no pierde a la gente que ya conoce el desenlace. La escena que quizá podría ser la más "hollywoodense" es cuando Aron juega a entrevistarse, pero con todo y todo logra plasmar con fidelidad la experiencia por la que pasó física y mentalmente. La historia es fluida y sin necesidad de tanto adorno y exageración, a diferencia de la mamada conocida como The Social Network, donde inflan eventos absolutamente triviales con tal de armar una película que coincida con el gusto de los críticos y en la que, como dicen en The Editing Room, se apoyan con música para que una escena de programación pase como una secuencia de acción.

El climax está muy bien armado. A los 45 minutos de la película, Aron se da cuenta de la única opción que le queda y lo vemos dudando, ya que intenta cortarse pero no logra hacerlo con fuerza. Cuando finalmente decide amputarse el brazo, ya entra de lleno en el terreno de "¿Y tú qué harías?", en un escenario totalmente real, algo que podría ocurrirnos. Este es un ejemplo de adversidad real, en el cual te muestran cómo Aron decide romperse el brazo y cortárselo con la navaja de mala calidad que llevaba. Aquí lo gráfico de la escena se justifica, ya que con esto logramos vivir de cierto modo la decisión que tomó Ralston. La actuación de James Franco verdaderamente brilla durante el corte del brazo. La secuencia se grabó en una sola toma y en ella podemos ver cómo el personaje sufre ante el dolor, pero nunca reacciona de un modo exagerado. Franco muestra el punto físico y mental en el que se encontraba Ralston, plasmando la determinación que adquiere en ese momento, consciente de las consecuencias que lleva el perder su brazo. Toda esta secuencia en verdad vale la pena, una situación real con una solución bastante impactante, aquí es la naturaleza quien pone éste reto, no un puto enano con máscara y triciclo.

Supongo que 127 Hours no tarda en estrenarse en nuestro país, considerando que probablemente la nominen para varios premios. 127 Hours en una cinta que nos muestra cómo la falta de comunicación puede generar enormes problemas, además de que nos hace cuestionarnos de qué somos capaces de hacer con tal de sobrevivir.

4 ene. 2011

Machete en stop-motion.

Éste video se hizo para promover el té Brisk, pero es de esos comerciales que valen la pena y que desearíamos ver en nuestro país. Lo mejor es que toda la historia está contada tal y como debe de ser. Chequenlo y a esperar la salida de Machete en blu-ray y DVD.