20 ago. 2013

Kick-Ass 2: Ni la secuela que queríamos, pero tampoco el desastre que tanto dicen.


 Finalizamos los estrenos de superhéroes del verano con Kick-Ass 2. Lo curioso es que este estreno ha sido muy limitado, apareciendo en pocas salas, a pesar de la popularidad que tiene la primera parte y que Universal Pictures está involucrado. Mayor sorpresa fue ver la actitud con la cual tratan este estreno, pidiendo identificación oficial para poder entrar a la sala y sellando los boletos con la leyenda "Clasificación C". Esto carece de todo sentido ya que vemos la película. Es hora de empezar con mi reseña de Kick-Ass 2, así que cuidado, vienen spoilers.

 John Romita Jr. y Mark Millar decidieron darle una secuela a su comic, llamándolo Kick-Ass 2 o Kick-Ass: Balls to the Wall. El inicio es bastante bueno, presentándonos qué ha ocurrido con Dave Lizewski, lidiando con el boom de superhéroes que él provocó junto con Hit Girl y Big Daddy. El estilo de Millar que hizo tan popular la primera parte seguía presente, con diálogos que podríamos encontrar en cualquier foro o convención de comics. Todo pintaba bien... hasta que termina el primer número. Después de esto, es pura acción y gore. Un par de diálogos por cada 15 viñetas llenas de sangre y tripas. Por mucho una de las peores secuelas en la historia de los comics. Una mera excusa para poner sangre y groserías, a diferencia de la primera parte, la cual podría aplicar la frase de Tarantino "La violencia es uno de los medios para contar una historia". Lo peor es ver a Millar y Romita Jr. sintiéndose dioses en entrevistas como en el Nerd HQ de este año. Nos dieron una vil excusa de comic y sienten que están haciendo historia. 

 Con esto en mente y la salida de Matthew Vaughn, se notaba que sería todo un reto adaptar esa historia a la pantalla grande. Cuando se hizo la primera parte, Vaughn pudo tomarse muchas libertades con la historia, haciendo los cambios correctos los cuales lograron uno de esos raros casos en los que la película superaba el material original. Sin embargo, Vaughn y compañía tuvieron problemas con los distribuidores, los cuales se escandalizaban al saber que salía una niña matando criminales. Fue de esos casos en los cuales la San Diego Comic Con todavía cumplía con una de sus funciones originales, presentando escenas de la película para ver la reacción de su audiencia meta. Afortunadamente, Lionsgate tuvo la apertura para distribuirla. Ahora, con otro director y con Universal, las cosas no quedaron muy bien, pero tan poco es el desastre que el comic prometía. 
Jeff Wadlow sustituyó a Vaughn y la presencia de Universal hicieron que la película bajara mucho los niveles de violencia. Hasta se siente como si estuviesemos viendo la versión censurada para algún canal de televisión de paga. Es como si se hubiesen querido alejar lo más posible del exceso de violencia del comic, pero como resultado acabaron en el otro extremo, al no ser capaces de lograr el equilibrio de la primera parte. Lo peor es que, considerando esto, la postura de Jim Carrey resulta ser demasiado estúpida, negándose a participar en la promoción de la película a pesar de que él fue quien andaba pidiendo un papel en la secuela. Creo que realmente debería estar apenado y pidiendo disculpas por chingaderas como Mr. Popper's Penguins y The Incredible Burt Wonderstone, por robar tiempo y cometer asesinatos masivos de neuronas.

 A pesar de esto, hay cosas que les salieron bien, en especial 2 cambios a escenas que personalmente se me hicieron extremadamente grotescas y sin sentido en el comic. En el material base, la banda del Motherfucker mata al Coronel Stars and Stripes, decapitándolo a él y a su perro. La policía encuentra su cuerpo con la cabeza del perro en lugar de la suya. En la película matan al Coronel, pero, al sugerir Mother Russia la opción de matar al perro, el Motherfucker se niega, diciendo que no es tan maldito. En el comic, el equipo del Motherfucker viola y golpea a Katie hasta dejarla en coma (y de paso matan a su papá y a varios vecinos, niños incluidos). En la película, el equipo llega a la casa de Night Bitch y al momento de querer violarla, el Motherfucker tiene ciertos "problemas técnicos", pero le agregamos uno de los pocos momentos memorables de la película: Mother Russia peleando con los policías, mientras suena Korobeiniki (El tema de Tetris). En ambos casos, son cambios positivos, que van más con el tono de la primera película. Lo malo es que dejar una parte del comic prácticamente intacta: La muerte del padre de Dave. Aquí provoca un cambio de tono bastante pesado, incomodando a más de uno. Lo malo es que no estamos ante un caso como el de Harry Potter & The Goblet of Fire, donde meten varios chistes durante la película para aminorar el ambiente lúgubre de la historia. En Kick-Ass 2 tenemos un cambio de dirección bastante brusco, al cual nos hacían pensar que no entrarían. Si, todo el asunto rima bastante con la muerte de Big Daddy, pero el resultado final es bastante disparejo.
 Los guiños a la película pasada se agradecen bastante, como Hit Girl sirviéndole una taza de chocolate a su difunto padre, Dave usando simbólicamente partes del traje de Big Daddy, así como la aparición de varias notas del tema que suena durante la secuencia de la bodega. Katie aparece muy poco tiempo y se siente más como un "es que ya todo mundo me conoce por salir en la comedia más sobrevaluada del mundo desde Friends: How I Met Your Mother, así que cobro más" y menos como una decisión que se haya tomado a favor de la historia. Ahora, hay 2 cosas que no encajan con respecto a la película anterior. Al final de Kick-Ass, vemos que Mindy no se deja fastidiar por los bullies, respondiendo tal y como es debido. Aquí, por alguna razón, da un giro y Mindy acaba dentro de una variante de Mean Girls. Siento que en esas escenas se sale mucho de personaje. Por otro lado, Chris D'Amico aparece como el "Motherfucker Mark 1", por llamarlo de algún modo, al final de la primera película. Sin embargo, Kick-Ass 2 inicia con un Chris el cual todavía tiene cierta obsesión con Kick-Ass, pero no ha hecho absolutamente nada, es como si dicha escena de la primera parte hubiese sido eliminada o hubiese sucedido en su mente.

  Kick-Ass 2 es una película para pasar el rato, sin embargo, carece del encanto de la primera parte. De cualquier modo, para nada merece la pésima calificación que le dieron los imbéciles de Rotten Tomatoes, quienes mantuvieron su postura idiota de tirarle mierda a las películas de superhéroes de este año. Como dato extra: ¿Por qué habrán quitado al perro del Coronel durante la pelea final? En el clip que apareció meses atrás, vemos que acompaña a Justice Forever.



3 comentarios:

Cineadicta dijo...

Debo confesar que aun no he podido verla. Pero debo decir que me declaro fan de la primera parte y que en cuanto películas de súper héroes tampoco estoy de acuerdo que en este verano le hayan tirado tanta tierra.

Anónimo dijo...

Bueno sinceramente a mi me gusto mucho la película, incluso es mejor que la primer. Esos idiotas de Rotten ya me tienen cansados, no saben calificar. Pero menos mal que cambiaron la muerte del Coronel en el cómic le disparan en el estómago y de ahí lo decapitan de una manera brutal con la cabeza de su perro, el cómic es muy violento en si, estoy de acuerdo que hayan cambiado esa escena, muy violento y sádico esa parte. EL perro del Coronel aparece en la película es un escena extendida cuando ya todos van a pelear viene el perro y le muerde las pelotas al Motherfcucker. Saludos de vedad me gusto mucho tu crítica.

The Walrus dijo...

Gracias por leer y comentar. De hecho el perro sale en el primer clip que apareció online. Yo estoy casi seguro que publicaron por error dicho clip, ya que revelaba el destino del padre de Dave. Es extraño que hayan quitado al perro de la escena final.