10 feb. 2014

The LEGO Movie: Un comercial entretenido... y nada más.


 Esta es otra de esas películas que no planeaba ver. Desde que la anunciaron, la veía como un descaro total, resultado de la ausencia de guiones y las puras ganas de vender. Empezaron a aparecer las reseñas, para mi sorpresa, todas eran positivas, ya fueran de los payasos de Rotten Tomatoes o de los diferentes sitios con un poco más de credibilidad. A esto le sumamos que varias personas que conozco me la recomendaron. Ahora, ¿estamos ante una verdadera sorpresa o ante un caso más de una audiencia fácilmente impresionable? Empecemos con los spoilers.

 The LEGO Movie cuenta la historia de Emmet, un trabajador de la ciudad el cual hace lo que todos esperan que haga. Es uno más del montón, a pesar de que cree que todos le dan la misma importancia que él a ellos. Sin embargo, una profecía le hace convertirse en el elegido el cual liberará a la gente de los planes de Lord Business. En su aventura, conoce a Wyldstyle, una chica la cual conoce ha sido enviada a buscar la pieza de la Resistencia, además de toparse con varios personajes y sets los cuales, obviamente, están en las jugueterías de las tiendas departamentales.
 
La idea de "El Elegido" es algo que siempre hemos visto y seguiremos viendo en las películas, aquí estamos ante otro típico caso como el que tanto ha aparecido en las películas infantiles. En este aspecto no hay twist alguno como para aplaudirle tanto y decir que es "muy original" o que de menos nos cuentan algo conocido pero desde otro ángulo. El elemento al que se le podría poner esa etiqueta es algo que ya vimos en el otro comercial (mucho más descarado, eso si) llamado Toy Story 3. Eso de combinar personajes como parte del juego de un niño es con lo que inicia esa película. En The LEGO Movie vemos que esas combinaciones son resultado de que un niño está jugando con la colección de su padre. El que la historia sea el juego de un niño se nota bastante y no en un buen sentido. No topé por ningún lado el "Apenas inicia, la película va a toda velocidad, llena de increíbles secuencias y mucho humor" que tanto decían. A momentos la película sencillamente se detiene. Es hasta la aparición de Batman que la película otra vez avanza ligeramente (y no crean que lo digo por ser fan de Batman, esta versión del personaje se me hizo una mentada de madre). Estoy consciente de que el siguiente comentario sonará mamonsísimo, pero es irónico ver cómo la historia se mueve como si fuera en una carretera hecha con Legos, un terreno totalmente irregular, nada fluido. No olvidemos la tirada de tierra a Green Lantern el cual, a diferencia de Batman y Superman, porta el uniforme de su cinta.

 La gente anda aplaudiendo los mensajes de la película. Ya mencionamos uno el cual ha aparecido una y otra vez en todas las películas animadas: Eres un pequeñín único y especial, a pesar de ser del montón. Si de algo me sirvió ver esto, fue para apreciar las bolas que tiene Frozen. Suena bastante raro expresarme así de una película que es puro girl power, pero es verdad. Con Frozen el mensaje es mucho más directo y más efectivo: ¿Eres diferente pero dicha característica no es bien vista por la sociedad? Al carajo lo que estén esperando de tí o lo que digan, sé quien realmente eres y disfrútalo.  Con The LEGO Movie es la misma cosa que hemos visto hasta el cansancio.
¿El otro mensaje? Una verdadera grosería, resultado de la incompetencia de los padres de la actualidad. "Si, padres, al carajo las reglas y límites de sus hijos, si los desobedecen y pasan por alto sus indicaciones, ¡simplemente doblen las manos!". Muchos se enternecieron con esto, pero créanme, esta escena inspirará la destrucción de miles de colecciones, ya sea de autos a escala, estatuillas, figuras de Star Wars, etc. Vaya mensaje para las recientes generaciones de padres las cuales, en su mayoría, están haciendo un trabajo bastante mediocre.

 ¿Tengo algo bueno qué decir de The LEGO Movie? Pues, como lo pongo en el título, es un comercial entretenido. Visualmente es muy buena, llena de detalles. Puede que esté hecha a computadora, pero hay cierta complejidad a la hora de armar los vehículos y edificios al estar basados en las famosas piezas. A esto le sumamos que da gusto ver los guiños a sets viejos. Creo que el verdadero entretenimiento de la película radica en eso, el aspecto visual. Solamente por eso valdría la pena verse. También se agradece que en el doblaje utilizaran a los actores que han prestado sus voces a varios de los personajes anteriormente. Y, antes de que se me olvide, el chiste del sofá/litera me gusto. Nada más.
 The LEGO Movie es un comercial entretenido, rico en el aspecto visual, pero muy carente en cuanto a la historia. Tal y como me ha ocurrido con otras reseñas, veo venir el "¡Es que no tuviste infancia!" y aquí no aplica, ya que siento que dicho elemento pudo haberse manejado mucho mejor. Es Febrero, no hay mucho que ver, así que vayan, pero no le crean a todos los que andan brincando de emoción diciendo que es perfecta.