29 oct. 2016

Doctor Strange: El camino de aprendizaje de Marvel.

   Una de las mayores fortalezas detrás del Marvel Cinematic Universe es que la audiencia general no estaba familiarizada con sus integrantes. Tenían cierta idea de quién era el Captain America o Thor pero no una imagen definida. Es por eso que todos los cambios realizados a estos personajes no provocaron reacciones negativas. Suicide Squad fue un éxito ya que poseía esta misma ventaja. Todos tienen una versión de Superman o Batman en sus mentes, pero somos pocos los que sabíamos quién era Captain Boomerang o Deadshot. La audiencia desconoce cómo es realmente la relación entre Harley y el Joker. Es gracias a este detalle que Doctor Strange corría con la misma suerte. ¿Doctor Strange logra sobresalir o se queda en la fórmula de Marvel? Empecemos con los spoilers.

 Este año llegaron al MCU dos personajes que fueron inicialmente creados para cubrir un público en especifico durante los 60's y 70's: Doctor Strange y Luke Cage. Strange fue creado por Steve Ditko y Stan Lee con la idea de darle variedad a sus publicaciones y cubrir el reciente interés de la juventud por la psicodelia y los temas esotéricos. Luke Cage fue creado John Romita Sr. y Archie Goodwin para aprovechar el género cinematográfico conocido como Blaxploitation. Ambas etapas llegaron a su fin y los personajes tuvieron que irse adaptando a los nuevos tiempos. Luke Cage salió triunfante en este reto, tocando temas actuales sin dejar de hacer homenaje a sus raíces. Doctor Strange tenía un reto muy similar y los superó a su manera.

 Lo primero que llegué a leer acerca de Doctor Strange es que se trataba de una calca vil de la primera entrega de Iron Man. Difiero con esta opinión. Si, Strange inicia en un mundo completamente materialista y además presenta un gran ego, pero su camino es muy diferente al de Stark. Marvel ha aprendido algunas lecciones. Aquí vemos que Strange no termina de crecer al final de la película. No tenemos un cambio forzado y repentino como sucedió con Thor. La película no se convierte en un trailer anunciando las siguientes aventuras de los Avengers. El inicio es demasiado apresurado, no hubiera hecho daño ver un poco más de la mentalidad de Strange previo a su accidente, pero su camino a ser Hechicero Supremo es bastante interesante. Su entrenamiento toma meses y lo vemos bastante capaz pero no invencible. El villano termina siendo unidimensional como en el 90% de las películas de Marvel, pero comprendemos cómo es que Mordo decide convertirse en su futuro enemigo. Al final pelea contra Dormammu, un ser que habita fuera del tiempo y del espacio para finalmente convertirse en uno de los protectores de la Tierra. Pienso que Doctor Strange no es una copia de Iron Man, se acerca más a una versión bien hecha de Green Lantern
 
  Uno de los puntos que me resultaron muy interesantes y que demuestran cómo Scott Derrickson y C. Robert Cargill entendieron cómo adaptar a la actualidad un personaje místico y psicodélico. La filosofía que presentan en Doctor Strange logra alejarse del clásico cliché. No es una batalla del bien contra el mal. Las cosas no son blanco y negro. Todo se presenta de un modo el cual puede adaptarse a las creencias de cada persona. El aspecto místico no se pelea con el terrenal. Strange inicialmente se burla de los conocimientos que le presenta la Ancient One, catalogándolas como "cosas que venden en una tienda de regalos." Ella le demuestra que hay cosas más allá de lo que percibimos con normalidad, pero sin restarle su respectiva importancia. Kamar-Taj tiene WiFi, Wong tiene un reproductor de música, los conocimientos médicos de Doctor Strange siguen siendo necesarios. No existe alguna cura milagrosa pero si un modo de seguir adelante. No hay que ser extremos. El ser humano necesita desarrollar cuerpo, mente y espíritu para poder superar los obstáculos. La Ancient One le da a Strange y a Mordo una gran lección al no ser perfecta como tanto pensaban ellos. Sabe de la existencia de diferentes dimensiones y planos existenciales, pero aún tiene apego por esta dimensión. Ella rompe las reglas para así lograr un bien mayor. Strange se ve obligado a hacer lo mismo con resultados positivos. Una persona no puede ser siempre rígida, debe aprender a ser flexible para poder avanzar y crecer. Es por eso que el enojo de Mordo se entiende, haciendo con esto que no se vea como el típico villano. Así es como Sinestro debió haber sido planteado en Green Lantern.

 El principal aspecto por el que Doctor Strange se caracteriza es por sus efectos visuales. Matrix conoció a Inception tuvieron un hijo y este es el resultado. No se contienen por ningún momento, abrazaron la psicodelía de los comics y la adaptaron perfectamente a la pantalla grande. Incluso escuchamos un tema de Pink Floyd para complementar un soundtrack bien logrado por Michael Giacchino. Hay secuencias que resultan innovadoras y otras que logran adaptar esa sensación de estar leyendo un comic. Ver a Strange peleando en diferentes dimensiones o dándole instrucciones a Christine en un plano existencial diferente son cosas que hace unos años hubiesen sido rechazadas por los estudios cinematográficos. Otra gran lección que se ha aprendido con el paso de los años y que rinde frutos aquí. Mención especial que los trailers no nos jodieron todas las sorpresas en este aspecto.

 Para terminar hablaré de la mayor lección aprendida por parte de Marvel: Ya no estamos ante un anuncio de 2 horas. De hecho en ese aspecto su estructura se asemeja a lo que tenemos en Daredevil, Jessica Jones y Luke Cage. La historia transcurre dentro del mismo universo, pero esto no significa una limitante, como ha ocurrido con Agents of SHIELD. Vemos la Torre de Avengers, se menciona la existencia de este equipo y Wong revela que el Ojo de Agamotto es una Infinity Stone. Es hasta la escena mid-credits que tenemos una conexión con una de las siguientes películas, con Thor pidiendo la ayuda de Strange. Hay fotografías de Thor, Loki y Odin en las calles de Nueva York, con Thor sosteniendo la dirección del Sanctum Sanctorum. No me molestaría nada ver a Strange en el inicio de Thor: Ragnarok. El único problema es que el situar esta película en el 2016 hace que la mención de Strange en Captain America: Winter Soldier quede fuera de lugar. Para ese momento Strange era solo un cirujano.

 Doctor Strange es un espectáculo visual que nos presenta a uno de los personajes más interesantes de Marvel. Al parecer Kevin Feige le hizo caso a los hermanos Russo y, si esta es la constante, la Fase 3 promete mucho.