30 may. 2017

Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales. Cómo hacer un reboot sin verte tan descarado.


 La última entrega en la historia de Jack Sparrow dejó mucho qué desear. Un encuentro breve pero que en realidad no aportó nada. Ante la insistencia de Disney (y el cheque que le ofrecieron), Johnny Depp regresó una vez más al universo de Piratas del Caribe. Es sorprendente cómo Depp pasó de ser el actor favorito de millones a alguien que genera malestar con tan solo ser mencionado. A pesar de esto, Disney decidió apostar una vez más por las aventuras de Jack Sparrow, realizando una quinta entrega. ¿El Perla Negra vuelve a navegar o finalmente se ha hundido? Empecemos con los spoilers.

 Las cosas no han sido nada simples para Johnny Depp. La franquicia siempre ha estado en sus hombros. Su interpretación poco común asustó a los ejecutivos de Disney, pero logró ser un éxito absoluto. Desafortunadamente, sus escándalos personales y tropiezos en taquilla han hecho que estas películas sean una auténtica carga para él. Si la película llega a fracasar, las piezas han sido acomodadas de tal modo que Depp sea el responsable. Ted Rossio, uno de los guionistas de las primeras 3 películas, explicó que la versión original de Dead Men Tell No Tales tenía a una mujer como antagonista. Esto fue cambiado por Depp, quien sentía que eso se relacionaría con Dark Shadows, uno de sus más recientes fracasos. Así que, si la película falla, podrían escudarse diciendo que varios grupos la boicotearon por esta decisión. La producción duró 6 meses gracias al constante cambio en el guión y por el proceso de divorcio de Depp. Los horarios eran inexistentes gracias a esto. ¿La película quedó mal? Ah, pues fue porque Depp llegaba al set a la hora que quería. Amber Heard acusó a Depp de ser alcohólico y abusivo, asegurando que la golpeó en repetidas ocasiones. ¿La película no fue un éxito en taquilla? Pues se debe a que Depp ha perdido el cariño del público. ¿Cómo apoyar a una persona abusiva? Pase lo que pase, Johnny Depp será atacado.

    Lo curioso es ver que, en efecto, Depp es la pieza más débil en toda la película, pero no por todas las razones que acabo de mencionar. Profesionalmente, Depp se ve cansado, y la revelación de que utiliza apuntador es un excelente confirmación al respecto. Si vemos alguna de las 4 películas anteriores, podemos notar cómo dominaba por completo a su personaje. Podía hacer cosas nuevas, pero todas ellas fieles a Jack Sparrow. En esta quinta entrega apenas puede conectar con el personaje. Durante la primera media hora es como si Depp no supiera la diferencia entre Jack Sparrow y el Mad Hatter. Ok, estaba presionado por su divorcio y sumido en un fuerte alcoholismo, pero esto no es excusa. Durante la filmación de Sweeney Todd, su hija se encontraba muy grave. A pesar de esto, él siempre cumplió con su trabajo. Su carrera va en picada y él lo sabe. Esa aparición especial en la atracción no fue una mera ocurrencia. Es gracias a la presencia de otros rostros conocidos que Dead Men Tell No Tales se mantiene a flote. Si, Jack Sparrow es de los puntos débiles de la película, pero no como para hundirla. Es irónico que la trama conecta perfectamente con la situación actual de Johnny Depp: Su tripulación ya no confía en él porque ya no les funciona para ganar dinero. Jack decide ayudar a Henry a regañadientes, pero sabe que no tiene otra opción. Hacerlo le ayudará a pagar sus deudas. 

 Se nota que los guionistas se basaron en la primera película para escribir la historia de La Venganza de Salazar, pero, tal y como lo comento en el título, el resultado final no es tan obvio. Durante los últimos años hemos visto cómo Hollywoood nos vende reboots descarados. Si, en su momento la audiencia los consume y aplaude, pero al final son productos huecos una vez que son vistos una vez pasada la emoción inicial. Estoy hablando de casos como Creed y The Force Awakens, donde nos presentaron una calca vil de las películas originales. Dead Men Tell No Tales es un caso en el que claramente sabían que esto tenía que evitarse. Si, la estructura es la misma: Una pareja joven, decidida a no ser lo que la sociedad espera de ellos, empiezan una aventura en la cual rescatan a Jack Sparrow para poder enfrentar a una tripulación maldita. El villano odia a Jack Sparrow y lo hace responsable por su situación. Al final, Jack obtiene de nuevo su barco y navega hacia el horizonte. La base es la misma, pero se nota que fueron cambiando cosas durante el proceso. Brenton Thwaites, quien interpreta a Henry Turner, llegó a declarar que nunca tuvo en sus manos un guión completo. Durante los 6 meses de producción, siempre lo recibían con páginas recién escritas.

 Quizás la secuencia más interesante (y la que me genera mayor conflicto) es el flashback del joven Jack con Salazar. Disney está enamorado de su proceso para rejuvenecer a sus actores y no dejaron pasar la oportunidad para utilizarlo en este universo. Para mi, esta escena está fuertemente influenciada por el inicio de Indiana Jones and The Last Crusade. Durante un par de horas, el personaje adquiere TODAS sus características. Jack obtiene la brújula, su barco (antes de convertirse en el Perla Negra), su reputación, su alias, su tripulación y toda su indumentaria. A Indy le ocurre exactamente igual. ¿Ilógico? Totalmente, pero este tipo de universos son así. Esas son sus reglas. El problema es que muchas cosas de esta secuencia chocan con la historia que nos contaron en las películas anteriores, así como con la información proporcionada en novelas y entrevistas. El Wicked Wench es el barco que Beckett le da a Jack cuando empieza a trabajar para la East India Trading Company, no lo hereda. La brújula la obtuvo de Tia Dalma, no de un capitán. El apellido Sparrow lo adopta desde que era un adolescente. A esto le sumamos que en Dead Man's Chest y At World's End la brújula pasa por diferentes manos. ¿Por qué entonces no vimos las consecuencias de este acto en esas películas? Y la más importante: ¿Por qué ninguna de las tripulaciones malditas quiso buscar el Tridente durante todos estos años? 

 Ahora, la revelación que molestó a muchos: La hija de Barbossa. ¿Qué tan necesaria es? Yo estoy casi seguro que el plan inicial era hacerla hija de Jack. ¿Por qué? En los datos que nos dieron durante las películas pasadas se confirmaba que el apellido real de Jack era Smith. Incluso en la primera película lo menciona. El personaje de Kaya Scodelario es Carina Smyth. Una letra diferente, pero no dudaría que decidieran cambiar esto ante los problemas por los que está pasando Johnny Depp. Además, no veo a Jack Sparrow funcionando como una figura paterna. El resultado final con Barbossa siendo su padre y sacrificándose por ella se siente más como la tendencia actual que hemos visto este año con Logan y Guardians of the Galaxy y no tanto como una decisión tomada a partir de la historia que quieren contar.
 
  Dead Men Tell No Tales (o La Venganza de Salazar) es una película que busca volver a las raíces de la franquicia. Con un elenco nuevo, se busca recapturar a la audiencia utilizando los elementos que funcionaron anteriormente. Si, tiene su respectiva cantidad de Member Berries, pero para nada llega a los niveles de descaro de Creed, The Force Awakens o incluso T2 Trainspotting.

No hay comentarios: