8 nov. 2009

The Boat That Rocked (Radio Pirata) es otra de las sorpresas del 2009.

Esta película es de esos casos en los que llego a ver fotos promocionales o algún trailer, me llama la atención pero por una razón u otra se me olvida seguirle la pista. Hace una semana vi que la tenían en un puesto de copias bajo el nombre de "Radio Pirata", el cual curiosamente no está errado, ya que ese es el nombre a la edición que aparecerá en Estados Unidos el próximo 13 de noviembre. Decidí buscarla y vi que salió el 1 de abril del 2009 en el Reino Unido, por lo cual afortunadamente ya había en la red una copia sacada del DVD. Nuevamente gracias a la magia del internet ha llegado a mis manos otra de esas agradables sorpresas que tanto le han hecho falta a este año y que además no podré ver tal y como es en cines mexicanos.

¿De qué va? Durante 1966 las estaciones la BBC prefería tener una programación basada en noticieros, Jazz y música clásica, por lo cual aparecieron estaciones no oficiales en las cuales se transmitía rock and roll las 24 horas con sus respectivos locutores sin censura alguna gracias a que lo hacían desde un barco anclado en aguas internacionales. Si bien se puede hacer cierta analogía con la repentina aparición de estaciones radiofónicas vía internet, siento que la situación presentada en la película es diferente, quizás con finalidades más honestas y con una serie de prohibiciones inexistentes en nuestro tiempo. Aquellas estaciones como Radio Rock únicamente deseaban brindarle un buen rato a la gente, transmitir lo que a ellos también les gustaba y exigir el espacio que le correspondía a la gente.

Durante la película vemos cómo la idea que posee el gobierno acerca de Radio Rock está totalmente mal, que no existía un verdadero peligro detrás de sus emisiones. Mientras ellos creen que la programación solamente llega a la juventud y que su finalidad es joder sus mentes, vemos que en realidad Radio Rock posee una audiencia bastante variada. En ella tenemos adolescentes, enfermeras, parejas de todas las edades y establecimientos. Con esto vemos que la existencia de estas emisores obedece a una finalidad más allá de escuchar un género en particular, va a la certeza de saber que de cierto modo hay una voz que responde por ellos en los medios de comunicación y decir lo que ellos piensan.

El elenco de esta película es extraordinario, está Bill Nighy, Rhys Ifans, Philip Seymour Hoffman, Emma Thompson, Kenneth Branagh, Jack Davenport y Nick Frost. Cabe mencionar que los personajes de algunos recuerdan a otras películas en las que han actuado. Quentin, el personaje de Bill Nighy, llega a ser muy parecido a Billy Mack de Love Actually, con su actitud liberal en la cual está a favor de la música y todo lo "incorrecto" que la integra. En cuanto a The Count, el personaje de Seymour Hoffman, bien podría ser una variante de Lester Bangs, el escritor de la revista Creem que interpretó en Almost Famous, pero es a Rhys Ifans al que se le siente una vibra de Liam Gallagher bastante fuerte, al menos en la apariencia de su personaje, Gavin.

Ya para cerrar explicaré un poco del porqué el cambio de título. El primer corte de la cinta duraba cási 3 horas, así que por cuestiones de tiempo se eliminaron varias subtramas entre las que estaba otra estación que era la competencia de Radio Rock y unos flashbacks en los que veíamos porqué Gavin regresaba al barco a pesar de haber tenido éxito fuera de él. A pesar de durar 135 minutos, la mayor parte de las malas críticas que recibió The Boat that Rocked se debieron a que "dura mucho", por lo cual decidieron quitarle otros 20 minutos para su estreno en los cines americanos. Personalmente yo no tendría problema alguno en ver un Director's Cut de esta película, la tripulación de ese barco es demasiado entretenida como para quitarles tiempo.

The Boat That Rocked o Radio Pirata -así la encontrarán con su distribuidor ilegal de DVDs- es una película la cual nos transporta a una de las épocas más ricas en cuanto a música se refiere, nos presenta a un grupo de locutores que con cualidades y defectos hacen que te identifiques al menos con uno y, tomando parte de una frase de Jack Sparrow, vemos que el barco de Radio Rock es libertad.