5 sept. 2011

Rise of the Planet of the Apes: Una variante con fallas pero entretenida.

Toda la nostalgia/tendencia actual de "vamos a hacer secuela/precuela/reboot" ha llegado hasta El Planeta de los Simios. Si, tuvimos el remake de Tim Burton, pero ese caso podría tomarse como algo aislado y no parte de la constante que hemos estado viviendo durante los últimos años. La verdad no me llamaba demasiado esta nueva versión, he visto la primera película varias veces y soy fan del musical que proponen en Los Simpson, pero nunca le entré de lleno a toda la saga. La cinta salió en Estados Unidos y las críticas eran muy positivas, así que tomando eso en cuenta -y que ya no habrá tantos estrenos por el momento-, decidí verla.

La película a momentos se siente demasiado apresurada, aunque las motivaciones de los personajes son claras. Sin embargo, es curioso observar que ninguno de los personajes humanos llega a presentar cambio alguno durante los años que transcurren en la cinta. Este tipo de cambios hubiesen sido bastante efectivos para ir mostrando la decadencia de la raza humana y la evolución por parte de los simios, dejando más en claro que dicho cambio en la Tierra no se daría simplemente por la aparición de un virus. La aparición del bebé Caesar es un punto bastante incoherente, algo que bien pudo manejarse de un modo totalmente distinto pero que finalmente quedó fuera de lugar. Están en un laboratorio, están experimentando con los simios, monitoreándolos constantemente... ¿y no se dan cuenta de que una dio a luz y tenía a su bebé escondido? ¿En serio? En segundo lugar entra que eligen al simio con la apariencia y actitud más violentas para darle mayor inteligencia.

Tengo entendido que la historia no entra tal cual en la continuidad del resto de la saga, pero obviamente tendría muchos guiños para los fans. Hay unos que son de conocimiento general y se agradecen. La frase que hizo famosa Charlton Heston ahora viene por parte de Tom Felton y logra aplicarla con éxito. Icarus, la nave que envían al espacio y de la cual se comenta en los medios de comunicación que aparecen en la cinta, desaparece poco tiempo después de iniciar su misión, tal y como ocurre con la nave que tripulaba Charlton Heston en la cinta original.
Sin embargo, fue uno de estos guiños el cual me jodió la experiencia. Durante la cinta vemos la evolución de Caesar, armada de un modo coherente e interpretada de una manera espectacular por Andy Serkis. Desde las expresiones que le hace a Will y su padre, pasando por el descubrimiento de que no está considerado como un humano más, hasta el final en el que se despide de Will como lo harían dos viejos amigos. Para mi todo esto se jodió con la batalla del final. Se me hacía un poco exagerado verlos atacar con tal organización, pero lo acepté, recordando que en el santuario les estuvo enseñando lenguaje de señas. La pelea iba bien, en mi mente pensé "han respetado su evolución, ha avanzado de una manera creíble, ojalá y no jodan todo poniendo que uno de ellos agarra una pistola o que repentinamente utilicen un auto o un caballo"... y en eso aparece Caesar montando un caballo. Puta madre. Sí, sé que es otro guiño más a la saga, pero quedó como algo que traicionó ese ritmo que tanto me estaba gustando.

Rise of the Planet of the Apes es una cinta entretenida la cual fans y no fans podrán disfrutar, para nada se acerca a las buenas calificaciones que ha obtenido, pero contiene elementos que merecen ser vistos al menos una vez.



No hay comentarios: