16 oct. 2011

Attack the Block: Una razón más para no confiarse de los festivales.

Es normal que no esté de acuerdo con los críticos "serios" que siempre aplauden las películas que se llegan a realizar con el mero objetivo de ser nominadas y premiadas, rara vez coincido con ellos, coincido más con los que gustan de una selección más variada, que no descarta una película por el simple hecho de ser entretenida o porque esté basada en un comic. Desafortunadamente, Attack the Block no fue uno de esos casos. Muchas veces llegan a aparecer proyectos pequeños que llegan a conectar con algunos, generando una audiencia a través de festivales y reseñas en internet. En esta ocasión tenemos a Joe Cornish presentándonos su primera cinta, producida por Nira Park y James Wilson, quienes produjeron Shaun of the Dead. El gancho está en ese detalle, tomen a un desconocido pero denle el soporte de un proyecto que tiene muchos seguidores.

Por todos lados he visto el montón de reseñas positivas, anuncios de "Se presentará la increíble Attack the Block en X festival, es tu oportunidad de verla", manejándola como la joyita del 2011. De nueva cuenta, los dioses del internet la pusieron a disposición de los países a los que es poco probable que llegue. Acepto que la premisa es buena y original: Un grupo de adolescentes asaltan a una chica, cuando repentinamente un ser cae del cielo, los jóvenes logran matarlo... pero no es el único que llega a la tierra. A esto se le suma que la película transcurre en el sur de Londres, particularmente en una zona poco segura, lo que llega a quitarle a muchos esa imagen estereotipada que tienen de Inglaterra en la que todos son educados y viven en casas como la de los Dursley en Harry Potter. Fuera de ésto, la película no ofrece absolutamente nada más por lo cual valga la pena.

La película sufre exactamente del efecto Battle LA: Secuencias de acción con personajes en constante peligro, pero ninguno de ellos está realmente definido, no existen razones como para preocuparse por ellos, conectarse a la historia y esperar que sobrevivan. Quien diga que a los 10 minutos de película ya tenía bien identificado a Moses, el protagonista, está mintiendo. Su pandilla está tan amontonada que ni siquiera se nota cuando uno de ellos se queda escondido en un basurero o cuando uno de ellos muere. La reacción que genera es "En la madre, mataron a... eh... pues... a... pues uno de ellos... eh... al buen... no, ni puta idea". Lo que podría identificar a Moses es la idea de "Se la pasa todo el tiempo serio, por eso es el lider". No hay nada memorable en la película, ni personajes, ni diálogos ni secuencias. Al final, todos le aplauden a Moses, calificándolo de héroe, a pesar de que el 90% de la gente que lo hace no vio absolutamente un carajo, solamente les dijeron que debían aplaudir. Esto es muy parecido a lo que ocurrió con la película: Nunca se muestra algo por lo cual valga la pena la cinta o el personaje, nunca, pero se les dijo que debían alabarla y así lo hicieron.

Attack the Block es una película hueca que inició como una buena idea. Lo peor es leer que Cornish y John Boyega (Moses) están manejando la posibilidad de una secuela, un remake y posiblemente una serie televisiva. Es en estos casos donde es preferible ver que se saquen ideas de atracciones y juegos de mesa.

No hay comentarios: