23 oct. 2011

Real Steel: Otro caso en el que "contar lo mismo pero desde otro ángulo" funciona muy bien.

Tardé 15 días, pero finalmente tuve chance de ver Real Steel. Esta película entraba en esos casos de "pues no me llama demasiado la atención, los trailers solo los vería si me los topo previo a otra película, pero probablemente la veré en un momento de ocio". Afortunadamente, la película cumplió un poco más allá de entretener. La premisa suena a capítulo de Futurama sumado a los famosos Rock'em Sock'em Bots, juego de mesa muy popular en Estados Unidos. La idea inicial que pudiese dar es que se trataba de una película tipo Michael Bay, de "una orgia visual con algunos clichés argumentales". Es bueno ver que Real Steel va un poco más allá de mero entretenimiento.

Al inicio ya sabemos que pasará, la estructura es básica, afortunadamente, tanto el director como los escritores se encargan de contar la historia con varios cambios. Si, sabemos que Charlie se encariñará con su hijo y no querrá dejarlo al final, sabemos que Max iniciará como el típico niño resentido pero al final querrá quedarse con su padre y sabemos que Atom peleará contra Zeus, pero logran contarnos esa historia de un modo distinto, lo cual nos invita a quedarnos en nuestros asientos.
Hay instantes que coinciden con lo que yo llegaba a pensar, como "valdría la pena que durante la pelea Charlie empiece a guiar a Atom", lo cual repentinamente si ocurre o cosas como "seguramente Mashido al final presentará sus respetos después de la pelea, con una reverencia, el estereotipo total" y que, para mi sorpresa, no llega a ocurrir. Una explicación que se sintió bastante real fue el comentario de Max con respecto a los videojuegos japoneses. "Las copias pirata de los juegos japoneses son mucho mejores", lo cual en gran parte es cierto y con lo cual siento que muchos nos identificamos, recordando que desde la época del Nintendo llegamos a tener copias pirata en japonés.
Las referencias a la saga de Rocky son obvias y, al irlas notando durante toda la película, se volvía evidente que al final Atom perdería contra Zeus, no es una queja, personalmente me gustó ese guiño. Detalles como el "tipo común obteniendo la oportunidad de su vida", "peleas clandestinas", "un robot portando un mohawk" y "el campeón con nombre de dios" definitivamente son un buen homenaje.

Hugh Jackman actúa bastante bien, su personaje logra demostrar que solamente le interesa su propio bienestar sin llegar a ser exagerado. Hay detalles muy buenos, como el darle un Red Bull a su hijo antes de irse a dormir, notándose que carece de experiencia alguna como padre. Dakota Goyo también realiza una buena interpretación, librándose del efecto "el niño es castroso", no dudaría que muchos desean meterlo en una máquina del tiempo, enviarlo a 1998 y ponerlo como sustituto de Jake Lloyd. Si hay un eye candy que se agradece enormemente es Evangeline Lilly, quien estuvo amenazando con dejar la actuación después de finalizar Lost.

Los efectos son bastante buenos, esa combinación que decidieron hacer de animatronics y CG es algo que debería mantenerse en las cintas de acción y ciencia ficción. Esa clase de detalles son las que permitirán que Real Steel siga luciendo bien con el paso de los años, los estudios no deben olvidarse del legado que dejó Stan Winston.

Real Steel es una película bastante entretenida la cual se toma la molestia de modificarnos algunas cosas, de tal modo que llega a ofrecernos algunas sorpresas. Sabes que una película es buen entretenimiento cuando al inicio un robot pelea contra un toro.


No hay comentarios: