27 oct. 2011

Memory Lane 4: Donnie Darko.

Ayer, 26 de octubre, Donnie Darko cumplió 10 años. Cuando se estrenó, los eventos del 9/11 generaron que la gente no estuviese de humor como para ver una cinta acerca de aviones que se caen y el fin del mundo. Sin embargo, los pocos que llegaron a verla empezaron a contarle a sus amigos acerca de lo especial que era la película de Richard Kelly. Empezaron las funciones nocturnas y con la salida en DVD fue que se cimentó su fanbase. A pesar de que ya tiene 10 años, he de decir yo conocí a Donnie Darko hasta el 2004, una ocasión en la que la transmitieron en Cinemax en la madrugada. Fue la última vez que apliqué el grabar una película en VHS.
La sensación que te deja Darko después de verla por primera vez es única. Te deja pensando respecto a qué ocurrió, armando tu teoría, buscando foros de discusión en la red y esperando que alguno de tus amigos ya la haya visto y, si no la conocen, presentársela.



El soundtrack de Donnie Darko es básico en toda colección. El inicio con The Killing Moon de Echo and the Bunnymen (lo cual siempre vi como referencia a Frank the Bunny) no podría ser más perfecto. La letra hasta parece haber sido hecha especialmente para la película. Donnie despertando en medio de la carretera sin saber cómo llegó ahí, sin saber el viaje que le espera. Es curioso ver que Jake Gyllenhaal sigue sin tener idea alguna de qué ocurre realmente en la cinta, pero Richard Kelly sabe perfectamente qué es lo que escribió, una historia tan oscura que Kevin Smith, amigo del director, duda que Kelly la haya escrito. Tanto el inicio como el final poseen un poder único con los temas que eligió Kelly. La versión de Mad World que interpreta Gary Jules para cerrar la cinta es la cereza en el pastel, la pieza que te acompaña al cierre mientras meditas los nuevos detalles que hayas encontrado durante cada vez que la veas de nuevo.

Desafortunadamente hay 2 cosas que han manchado ligeramente a Donnie Darko: El Director's Cut y la secuela (que viene de la mano de cuando los emos la agarraron de modita y la quemaron). El Director's Cut realiza cambios infames, como el cambiar Killing Moon por Never Tear Us Apart de INXS, la cual era la opción original pero en su momento Kelly no tuvo presupuesto para comprar los derechos. A esto se le suman el montón de explicaciones durante toda la cinta, lo cual demerita considerablemente la experiencia de ir armando teorías e investigar en los sitios oficiales de la cinta. En cuanto a la secuela, los emos de EUA se encargaron de que los estudios se fijaran más en Darko, por lo cual agarraron un mal guión de película de terror, le metieron con calzador detalles del universo de Donnie Darko y sacaron un aborto visual.



Quitando esos 2 detalles, Donnie Darko es de esas películas que marcan vidas, cuyos elementos están acomodados de tal modo que no dejan a nadie indiferente. Es momento de verla una vez más, para celebrar su aniversario y porque es de las cintas básicas para estos días de Halloween/Día de Muertos.

No hay comentarios: