14 may. 2013

Star Trek Into Darkness: Una excelente secuela (Y remake, si queremos verlo así)


 Vamos a decirlo desde el inicio: Star Trek Into Darkness es un remake de The Wrath of Khan. Esto no es algo malo. En absoluto. Es algo que más de uno de nosotros quería ver desde que se inició el rumor de que Benedict Cumberbatch sería Khan. A diferencia de su primera parte, Into Darkness decide enfocarse más en los fans o al menos en gente que tenga conocimiento básico de este universo. No sé qué tan bien vaya a funcionar esto con la audiencia general. 

 Seas o no un Trekker y/o Trekkie, pero si un geek, reconoces elementos de The Wrath of Khan: Sabes que es considerada una de las mejores secuelas, que es la favorita de millones de fans y que varias de sus citas se han utilizado en muchos otros trabajos. El grito de "¡Khaaaaaaan!" es tan famoso como el "No, I am your father" en la cultura pop. Vi Wrath of Khan poco después de que se estrenó Star Trek en el 2009. A pesar de que me gustó, terminé pensando en cómo me gustaría ver una versión de esa historia pasada por el filtro de J.J. Abrams. No pensé que este deseo se fuese a convertir en realidad. Creo que, hasta viéndola como un remake o un "festival de fanservice", Into Darkness triunfaría como un ejemplo de cómo armar un remake. Podría tomarse como la base perfecta. Logra presentar la historia de Khan sin descuidar el desarrollo de la historia que inició en la cinta anterior. Logramos conectar con la tripulación del Enterprise, los cuales ya llevan varias misiones juntos.
 La relación entre Kirk y Spock presenta un mayor desarrollo. Es de este modo que logra conectar con Wrath of Khan sin mayor problema. Spock sigue haciendo lo posible por equilibrar su lado humano y su lado vulcano, guiándose por la lógica y evitando que los sentimientos nublen su juicio. Sin embargo, esta decisión hace que las cosas no fluyan tan bien con Uhura y Kirk. Su postura es "No quiero sentir, no es una experiencia agradable", fortaleciéndose al vivir los últimos momentos de Pike. Por su parte, Kirk presenta un ángulo similar al de Wrath of Khan: Hace las cosas como él quiere y en especial siempre desea ganar. Pike se lo dice durante los primeros minutos de la película. Aquí aprende esa lección, tal y como ocurre en la otra película, además de comprender la responsabilidad que es ser un capitán. Obviamente el desenlace de su camino aquí se acerca más a lo ocurrido en Generations, pero no podían quitarnos a Kirk. Ese error no lo volverían a cometer.

 Si bien ambos personajes aprenden sus respectivas lecciones, en Into Darkness se enfocan más en el camino de Spock que en el de Kirk. No solo es él quien está en esta ocasión del otro lado del vidrio, viendo morir a su mejor amigo, también lo tenemos soltando el famoso grito y nos presenta un excelente enfrentamiento final en San Francisco. Por si fuera poco, de nuevo tenemos a Spock Prime, a pesar de que Leonard Nimoy ya se encuentra retirado. No dudo que J.J. lo convenció al explicarle en qué consistiría su cameo. Definitivamente logra una conexión mayor con TOS, tocando un momento clave en el canon. Podríamos decir que Star Trek Into Darkness es Star Trek: Spock's Big Adventure.
 
 Ahora, hablemos de Khan. Soy fan de Benedict Cumberbatch, su trabajo en Sherlock es perfecto. Lo primero que vimos de él caracterizado fueron imágenes de su pelea contra Spock. Afortunadamente, el look que presenta ahí (y durante toda la película), no se parece al que tenía Ricardo Montalban. El internet y los comentarios por parte de varios actores nos revelaron la identidad. Era obvio. A pesar de todo esto, J.J. se preocupó por mantener cierta duda, dándole el alias de John Harrison al personaje. A diferencia de Nolan (por mucho que me duela), J.J. si se preocupó por no quemar las sorpresas. El Khan de esta versión posee más dimensión que el clásico. Puede que no sea como nos lo vendieron, de "es un tipo manipulador, similar a Hannibal Lecter", pero definitivamente logra que tengamos empatía por él. Es el capitán de una tripulación la cual le preocupa, su misión no era positiva, pero se entiende el por qué de sus actos. Es un villano mucho mejor que Nero, aunque se entiende que no tuviese el mismo peso porque lo importante de Star Trek del 2009 era conocer a la tripulación y el universo el cual habitan. 

 Respecto al resto de la tripulación, su participación es menor. Tenemos momentos con Bones, Scotty y Chekov, además del guiño a que Sulu eventualmente tendrá su propia nave. Uhura tiene que sus momentos, pero esto de nueva cuenta se debe a la relación que tiene con Spock en este universo. 

 Star Trek Into Darkness es una excelente secuela, presentándonos una nueva versión de una historia clásica, sin sacrificar su propio desarrollo. No sé qué tan bien vaya a funcionar con la audiencia general, pero la mayoría de los fans (no faltará el troll) saldrán satisfechos.


No hay comentarios: