29 abr. 2013

Iron Man 3: Un regreso (y quizás despedida) bastante decente.


La Fase 2 del MCU ha iniciado. Con la película nos presentaron el trailer de Thor: The Dark World, pero, sin haber tenido esto, nos quedamos con una película la cual nos deja en puntos suspensivos con respecto a las futuras apariciones por parte de Iron Man. A continuación vienen una enorme cantidad de spoilers, así que, si todavía no han ido a ver Iron Man 3, les aconsejo que lo hagan y retornen para leer el resto.

 La última vez que vimos a Stark, acababa de rescatar a Nueva York lanzando un misil nuclear a un agujero de gusano, destruyendo a la flota Chitauri, para después comer shawarma y planear la reconstrucción de su torre. Lo dejamos contento, pero realmente apenas estaba asimilando la situación. Su mundo se hizo más grande, de golpe conoció a personas más poderosas que él y que venían de lugares desconocidos. Esto le demostró que solamente es un tipo con una armadura, que su verdadera fortaleza estaba montada en ellas. Entonces, ¿Qué otra opción tenía? Armar cuanta cantidad de armaduras pudiese, para todo tipo de ocasión.

Si de algo me quejé en Iron Man 2 fue que el personaje no mostró verdadermente una evolución con respecto a la película anterior. Aquí vemos a un Tony Stark verdaderamente marcado por los eventos presentados en The Avengers. Lo vemos recluido, buscando hacer todo lo que esté a su alcance para mantenerse a él y a Pepper a salvo. Por lo que entendemos, pocas veces o quizá no se ha visto a Iron Man nuevamente en acción. Los ataques de pánico se hacen presentes en todos lados. Así que, ahora más que nunca, cualquier tipo de agresión en contra de alguien cercano a él lo haría explotar. Es ahí donde vemos que el ataque donde Happy Hogan resulta herido es el detonante para que Stark inicie su (¿última?) aventura.

 Iron Man 3 tiene un sabor muy distinto a las 2 anteriores. Esto se lo adjudico a 3 cosas: Shane Black como el nuevo director, el inicio de la Fase 2 y la llegada de los otros personajes del MCU. Shane Black, gran amigo de RDJ y al cual en gran parte le debe que se le volviera a tomar en serio, llegó a servir como consultor para las 2 películas anteriores. Su estilo es distinto al de Favreau, teniendo más humor y secuencias las cuales parecen más salidas de Lethal Weapon o de Kiss Kiss, Bang Bang, trabajos en los que Black ha estado involucrado anteriormente.
 Las otras 2 razones de cierto modo se complementan, ya que la Fase 2 ocurre en un universo muy distinto con el que iniciamos. Creo que Aldrich Killian lo describe a la perfección con su frase "Desde que cayó del cielo el tipo del martillo, las sutilezas ya no importan". Necesitamos la llegada de Thor y del Captain America para expander el universo donde vive Tony Stark. El problema que muchos le veíamos a tener al Mandarin en las primeras 2 era "¿Cómo adaptar los 10 anillos? No pueden ser mágicos.", ni pensar en personas genéticamente modificas por Extremis, arrojando fuego de la boca.
 Hablemos acerca de todo lo que gira en torno a Aldrich Killian y The Mandarin. Este universo de ha caracterizado por fusionar villanos, desde Obadiah Stane hasta Whiplash, con elementos del Crimson Dynamo. Debo decir con cierto gusto que logré descifrar el misterio detrás de The Mandarin antes de ver la película. La falta de imágenes, figuras de acción y escenas en los trailers eran suficientes pistas. Digan lo que quieran, presenten cuanta excusa se les ocurra, pero este giro de la historia fue sacado totalmente de Batman Begins. Hacen lo mismo que con Ra's Al Ghul: "No, Liam Neeson no es Ra's, es Ken Watanabe, vean el look". 
Aquí el Mandarin tiene toda la pinta de los comics, es obvio que todos nos enfocáramos inicialmente en Ben Kingsley, pero la razón que dan detrás de este señuelo es bastante buena, sirviendo como una crítica para los estadounidenses y gran parte del mundo: Siempre desean darle una cara a los que realizan actos terroristas. Dales un estereotipo y se lo creerán de inmediato. Les guste o no este giro, la actuación de Ben Kingsley es muy buena, su versión del Mandarin y Trevor son personajes totalmente distintos, le dan mayor fuerza al giro y demuestran lo multifacético que puede ser.
 La evolución de Aldrich Killian es bastante buena, sin embargo, durante su presentación en 1999 no pude evitar pensar en Jim Carrey como Edward Nygma en Batman Forever, un personaje con una apariencia ridícula, rogándole al protagonista que le preste atención a su proyecto. Es interesante ver que Killian fue el responsable por los eventos que dieron inicio a la historia de Iron Man, siendo el lider de quienes tenían a Stark encarcelado. Mención especial a la aparición de Yinsen durante la fiesta de 1999, ya que ahí es donde se conocen, conectando con su comentario de Iron Man 1.

 Con respecto a los otros personajes, tenemos en Eric Savin, de nueva cuenta, una fusión de villanos. Las primeras imágenes que vimos de Savin eran de él portando la armadura de Iron Patriot. Mucho se empezó a especular, muchos juraban que la armadura era realmente de Detroit Steel, otro de los villanos. Sin embargo, se confirmó que la armadura correspondía al Iron Patriot y sería propiedad de Rhodey. En caso de que no sigan los comics, Iron Patriot es un personaje y armadura creados por Norman Osborn, mejor conocido como el Green Goblin. Como estamos en una historia y universos distintos, quedaba la incógnita de cómo es que sería adaptado. Dado que Savin roba la armadura y utiliza en varias escenas, podemos decir que tuvimos un Iron Patriot malo, tal y como ocurre en los comics. La única queja que tengo aquí es que vimos a War Machine en la mercancía y posters... pero nunca en la película. Me quedé esperando a que esa armadura o una variante llegase en la pelea final.

  Una de las cosas que más queríamos ver era el desfile de armaduras. ¿Qué papel jugarían en la cinta? Tenemos nuestra batalla final lleno de ellas, algunas son totalmente nuevas, otras son clásicas. Lo malo es que de nuevo sufrimos del mal de Iron Man, en el cual las armaduras solo las porta por unos minutos. Finalmente lo vemos portando el Silver Centurion... vamos a empezar a disfrutar de momento... y en eso la destruyen. Sin embargo, creo que todos agradecemos que le cambiaran al Mark 42 ese color crema que tenía inicialmente y se volvió dorado. ¿A quien carajo se le hizo buena idea ponerle ese color?

 Para concluir, vamos a la incógnita que todo mundo tiene: ¿Volveremos a ver a Tony Stark o no? La actitud de RDJ, así como lo que vemos al final de la película tiene una extraña vibra de "Ya me voy... pero me quedo". Al final Tony destruye sus armaduras por Pepper (¿Mensaje para los geeks? No, nada de deshacerte de lo que te apasiona por una mujer, si te quiere, que acepte esas cosas) y decide quitarse el reactor. Un buen cierre para el personaje, ya que con esto vemos por completo su crecimiento, aceptándose como es y viendo que él es Iron Man, no la armadura. Pero... ¿Y The Avengers 2? Joss Whedon lo comentó, el final de IM3 le fastidió la idea que tenía para Avengers 2. El contrato de RDJ termina con esta película. ¿Mi suposición? RDJ se puso de acuerdo con Shane Black, armaron este final y con esto le meten un calambre a Disney, presentando la posibilidad de que le ofrezcan más para el nuevo contrato. La película termina con un texto asegurando que volveremos a ver a Stark, pero dudo que sepamos algo por un buen tiempo.
 Iron Man 3 logra quitar el mal sabor de boca de su antecesora, absorbiendo los nuevos elementos del Marvel Cinematic Universe, ofreciendo un buen inicio para la Fase 2 de Marvel. Puede que este cambio no le parezca a muchos (en especial el giro), pero definitivamente nos promete una evolución.

No hay comentarios: