23 oct. 2013

Gravity: Un impresionante viaje al espacio (y una escena que intenta arruinarlo todo).


 Cuando escribes reseñas de películas y series, muchas personas en automático te ponen la etiqueta de "crítico". Dicha etiqueta nunca me ha gustado y definitivamente no la veo aplicando conmigo. Siento que la mayoria de los que se hacen llamar críticos siguen un patrón establecido, aplaudiendo lo que el resto de sus colegas aplaude y destrozando lo que está de moda odiar. El problema en México es que se alaba todo trabajo que nuestros compatriotas realicen en el extranjero y no se espera lo contrario. Si, bien por ellos que están llevando su talento a otros países, pero no es obligación aplaudirlo sin ver las cosas a detalle. Mi opinión acerca de Pacific Rim sigue dando de qué hablar, la película de Derbéz es una combinación grotesca de La Rosa de Guadalupe, Big Daddy, La Vida es Bella y Derbéz en Cuándo. Ahora llegó a nuestras salas Gravity, de Alfonso Cuarón. Era bastante molesto escuchar hablar de ella en algún medio porque, por el simple hecho de tratarse de Cuarón, la película era ovacionada, con todo y que ni siquiera se había estrenado aquí. De cualquier modo decidí verla y bueno, empecemos con los spoilers.

 Gravity es un proyecto al cual le tomó bastantes años poder despegar. Cuarón decidió esperar a que la tecnología pudiese ofrecer lo que él tenía en mente. Lo mejor es que esto sí ocurrió y estamos ante una de las películas más impactantes visualmente de los últimos años. Es un verdadero espectáculo. Desde que inicia, la película logra ponerte al lado de los protagonistas, flotando en el espacio, viendo la belleza del planeta Tierra, así como esa sensación de soledad y peligro. Creo que ahí es donde reside su mayor mérito. Cuarón supo que ya era momento de hacer la película después de ver Avatar, de su amigo James Cameron. Personalmente creo que Gravity se merece toda la atención y alabanza que le dieron a Avatar. Pandora se siente como cualquier videojuego del montón, Gravity no. Cuarón es conocido por ser un director bastante visual, es por eso que regularmente tiene a su lado a Emmanuel Lubezki y le da tal importancia a sus secuencias que llega a sacrificar partes de la trama. Por ejemplo, en Prisoner of Azkaban, donde prefirió meter transiciones con el Sauce Boxeador en lugar de darnos la identidad de los Merodeadores. En Gravity la historia se mantiene bastante sencilla, a pesar de un par de momentos en los cuales estuvo a nada de perderme.

  Vamos a la escena con la cual estuve a punto de mandar todo al carajo: Ryan Stone logra ingresar a la Estación Espacial Internacional después de que Kowalski se sacrificara con tal de no arrastrarla. Ella ingresa y tiene que llegar lo más pronto posible al módulo Soyuz para así trasladarse a la estación china. Los pedazos del satélite ruso están por impactar la EEI. Ya en el interior de la EEI, se quita el traje y... se pone en posición fetal, con un tubo atrás de ella simulando un cordón umbilical. ¿Por qué carajos hace esto? ¿Qué sentido real tiene en la historia? Ok, si, se entiende todo el asunto de renacimiento/evolución y más porque a Cuarón le encanta enaltecer y darle la razón a cuanta cosa le digan en las entrevistas (recordemos sus infames declaraciones con Harry Potter), pero es aquí donde, al menos para mi, la película está a medio grado de irse al carajo. No se me haría nada raro que esa escena haya sido idea de su hijo Jonás, al cual le debemos majaderías presuntuosas como Año Uña. "Si, guey, o sea, vemos como pasa el tiempo a través de la uña de este guey y así.", cosa que solamente sonaría como buena idea en algún bar de La Condesa. 
 
  Adelantándome a algún comentario tipo "Ah, pero no fuera una de tus idioteces comerciales de superhéroes porque ahí si, cualquier escena con alguna analogía la aplaudes", voy a explicarles por qué esa escena del feto a lo mucho funciona como homenaje a 2001. Tomemos como ejemplo la escena de la iglesia en Man of Steel. Zod acaba de amenazar a Clark y a la humanidad para que se entregue. Él fue enviado a la Tierra con la esperanza de hacerla un mejor lugar. Al no saber qué hacer, recurre a un Padre (representante de Dios en la Tierra) para que le aconseje. Mientras habla con él, vemos a sus espaldas un vitral con una representación de la Oración del Huerto. Con esto se hace una analogía a Cristo, quien acude a dicho lugar a orar y es consolado por un ángel, antes de entregarse a los romanos. Esta analogía funciona a la perfección ya que previamente se habían presentado otros detalles mucho más sutiles los cuales llevan a este momento. En Gravity, no tenemos elementos previos que verdaderamente nos lleven a esta escena, se supone que en ese momento Ryan está con el tiempo encima, tiene que actuar lo más pronto posible. Es como si los Cuarón de repente pararan todo y dijeran "Ah, ¿ya vieron? No solo es un espectáculo visual. ¿Ya vieron? Está en posición fetal porque toda la experiencia la hará renacer, superar la muerte de su hija y seguir adelante. ¿Si se dieron cuenta? Somos profundos y complejos." Esta escena hubiese funcionado antes de que saliera del transbordador para realizar las reparaciones. Caso similar con la última escena, con Ryan saliendo del agua, arrastrándose, para después pararse y avanzar a tierra firme. Es un buen tema, no lo niego, pero no supieron ejecutarlo.

  Ahora pasemos al asunto de "¿Qué tan apegado a la realidad está todo el asunto espacial?". Pues algunas cosas las respetaron bastante, otras se modificaron a favor de la historia. La muerte de Kowalski no hubiese ocurrido en la vida real, el momentum que lo hace irse flotando realmente no duraría tanto, pasaría y podría ser jalado por Ryan. Es obvio que Kowalski no regresa y que todo es un sueño, ya que, si hubiese abierto la escotilla de ese modo, Ryan hubiese muerto tal y como le ocurrió a sus compañeros. Las lágrimas no salen flotando, el astronauta canadiense Chris Hadfield realizó un video mostrando que las lágrimas se juntan abajo del ojo. Al final a Ryan le cuesta trabajo levantarse, si, esto es obviamente por la gravedad, pero también demuestra que, tal y como lo menciona al inicio, no se había acostumbrado a las costumbres dentro de una nave. Los atronautas tienen que hacer ejercicio diariamente, ya que la falta de gravedad atrofia los músculos. Les recomiendo ver esta visita a la Estación Espacial Internacional con la astronauta Suni Williams.

 Gravity es un espectáculo visual el cual vale la pena verse en cines. Puede que la historia no sea tan elaborada como muchos quisieramos, pero por 90 minutos te sentirás en el espacio, contemplando la belleza del planeta y sobreviviendo junto a Sandra Bullock.

2 comentarios:

branx360 dijo...

La escena del feto fue un homenaje a Stanley Kumbrick por su pelicula 2001: A space odyssey

The Walrus dijo...

Hola branx360, gracias por leer y comentar la reseña. Mira, no dudo que esa haya sido la intención de dicha escena, pero de igual modo mantendría mi queja del momento en el que la pusieron. Se me hubiese hecho más lógico ponerla al inicio o hasta momentos antes de que ella regrese a la Tierra.