18 sept. 2014

Deadpool tendrá su película en el 2016.

 Pues mis suposiciones (las de muchos otros en la red) fueron ciertas: La "filtración" del test footage de Deadpool sirvió para medir a la audiencia. Fox ha anunciado que el proyecto tiene luz verde y se estrenará el 12 de Febrero del 2016. Ryan Reynolds había comentado acerca de la reacción de los fans al test horas antes de que se diera esta noticia: "Fue una reacción tan fuerte con respecto a ese material, con lo que me sentí de 'Oh, entonces no estábamos locos por las razones por las que amamos a este personaje, por amar este papel.' Es interesante ver el poder del internet, de hecho es impresionante. Y es bueno ver que Twitter, Facebook e Instragram pueden mover montañas si se utilizan correctamente."

 El plan se mantiene como se había establecido: Reynolds como Deadpool, Tim Miller en la dirección y el guión va a cargo de Rhett Reese y Paul Wernick. Ahora, ¿qué podemos comentar al respecto? En los últimos años el internet se ha encargado de mostrarle a las grandes compañías qué es lo que le gusta a la audiencia o qué proyectos tienen fieles seguidores. Los fans de Veronica Mars estuvieron dispuestos a poner de su dinero para realizar una película con tal de darle un cierre debido a la serie. Grumpy Cat pasó de ser un meme a ser todo un producto, con libros, peluches y una película donde Aubrey Plaza le dará voz. Honestamente los de Fox se habían tardado demasiado en voltear a ver el internet.

La popularidad de Deadpool ha ido creciendo con el paso de los años y, siendo sinceros, a estas alturas incluso ya estamos algo saturados del personaje. Las convenciones de comics en EUA presentan un promedio de mínimo 30 personas disfrazadas en cualquier variante del personaje. A pesar de esto, la película no llega tan tarde como sucedió con Los Simpson, que realmente pocas personas la esperaban y al final fue un mal episodio el cual no aportó nada. El personaje ya está algo quemado, pero el test footage si nos despertó curiosidad a la mayoría, fans y no fans. A pesar de esto, creo que la fecha de estreno deja bien claro que no están tan seguros de su éxito y realmente es la decisión adecuada. Febrero es donde van proyectos de los cuales no esperan nada, si se recupera lo invertido, ya es ganancia. Esto funciona a favor de los fans, ya que no se le dará un tratamiento de blockbuster, no le moverán cosas con tal de jalar a la mayor cantidad de audiencia posible. Deadpool llegará al cine en una versión bastante cercana al original, quizá con un poco menos de sangre para mantener la clasificación PG-13.

 Fox tiene su éxito seguro en X-Men: Apocalypse, la cual se estrenará meses después de Deadpool. Viendo la actitud que Fox con respecto a X-Men 3 y X-Men Origins, no dudo que dejen en la historia las críticas de Deadpool con respecto a la pésima versión que vimos en Origins. Con esto habrá mayor conexión con los fans. Poco a poco, Fox va entendiendo más a su audiencia.

Cita de Ryan Reynolds: ComicBook.com