23 ago. 2014

Deep Breath: Recordándonos cuál es la esencia de Doctor Who.


 Llegó el momento de hablar del primer episodio del doceávo Doctor. Hora de comentar acerca de Deep Breath. Este episodio se filtró hace mes y medio, pero no era el producto final. Sin embargo, el haber sido un workprint le daba un aire muy particular a aquellos que lo vieron. Al ser en blanco y negro, con un Doctor maduro y efectos a medias, los remontó a los inicios de la serie. Quizá no hubiese sido mala idea presentarlo en blanco y negro, ya que estamos ante el inicio de un nuevo ciclo de regenraciones. Pero, ¿qué tal la versión final? Es hora de entrar a los spoilers.

 La llegada de Peter Capaldi al personaje fue un cambio bastante importante, en especial para aquellos que conocieron la serie cuando se reestrenó en el 2005. Si algo ha tenido la serie a lo largo de su historia es que ha ido evolucionando. Los Doctores se han ido adaptando conforme pasan los años. Con Jon Pertwee tuvimos a un Doctor apto para los fans de James Bond, mientras que Sylvester McCoy nos mostró un Doctor que termina víctima de la violencia que era común en los 90's, por dar algunos ejemplos. Las versiones que hemos visto durante el nuevo siglo han sido jóvenes, con actores que se han hecho de legiones de fans gracias a sus interpretaciones del Doctor. Sin embargo, la séptima temporada y The Day of the Doctor nos dejaron ver que la fórmula ya se estaba haciendo vieja. Eso de un Doctor jóven rompiendo corazones funcionó para atraer audiencia, pero era momento de volver a sus raíces. Qué mejor actor para interpretar a este nuevo Doctor que Peter Capaldi, un fan de toda la vida, con los conocimientos suficientes como para darnos el Doctor que necesitamos actualmente.
 Steven Moffat está consciente de lo brusco que es este cambio y es por eso que el tema se toca directamente en el primer episodio. Clara toma el lugar de la audiencia (particularmente de las fangirls) y le recuerdan quién es el Doctor y de qué trata la serie. El Doctor no es un jovencito con el cual pueden fantasear. El Doctor es un extraterrestre que tiene más de 2 mil años de vida, cambiando constantemente de aspecto físico y actitud, pero manteniendo su esencia. Madame Vastra hace lo posible por poner a Clara en su lugar. Si alguien se va a molestar porque se juzgue al Doctor por su apariencia, es ella. Vastra comenta a su modo el asunto de tener Doctores jóvenes en la serie: El Doctor tuvo esa apariencia joven para ser aceptado, se adaptó al momento que estaba viviendo.
 Por su parte, el Doctor hace lo posible por quitarse esa imagen bonachona que Matt Smith se encargó de darle. David Tennant también llegaba a presentar esa imagen, pero también nos brindó momentos en los que veíamos el lado oscuro del Doctor (el final de The Waters of Mars me viene a la mente). Esto desapareció con Matt, al cual nunca le creí en las escenas donde el Doctor debía mostrarse enojado o incluso malo.

 El Doctor de Capaldi recuerda a las interpretaciones de William Hartnell y Tom Baker, siendo algo intolerante, además de soltar las cosas de manera directa. Uno de los momentos más fuertes es cuando decide dejar a Clara con los androides, a pesar de que ella le ruega que la rescate. Él lo hace para poder obtener la información necesaria, pero esto solamente provoca que Clara dude mucho más acerca de esta nueva regeneración. Esto es algo que el onceavo Doctor nunca haría. El Doctor la rescata en el momento exacto, pero con esto deja en claro que no es su príncipe azul, listo para rescatarla.
 Por si no le queda claro a Clara (y a las fangirls), el Doctor de nueva cuenta toca el tema cuando regresa y le muestra los nuevos cambios al interior de la TARDIS. Le explica que no es su novio y que le duele ver que ya no lo reconoce, a pesar de estar parado justo frente a ella. El Doctor siempre tiene una apariencia bastante particular, siempre cambiará. ¿Cómo solucionar esto? Moffat tuvo la excelente idea de darle un último momento a Matt Smith. El onceavo Doctor habla con ella para convencerla de darle una oportunidad a esta nueva versión. Juega con el asunto del cambio de edad, pero le pide que sea paciente y no lo abandone. De este modo podríamos decir que Moffat hace una depuración, hace la prueba definitiva. ¿Veías el show porque estabas enamorada de David y Matt o porque eras fan del Doctor y su universo?

 Los villanos son los mismos que vimos en el clásico The Girl in the Fireplace, lo cual resulta bastante curioso, ya que ese episodio lo escribió Moffat y en él se estableció esa idea del Doctor atractivo, conquistando a mujeres a través del tiempo y el espacio. La actitud del nuevo Doctor no podría diferir más de lo que vimos en ese episodio. Madame de Pompadour no lo hubiera esperado todo ese tiempo.
 Deep Breath es un buen episodio para marcar una nueva etapa de Doctor Who. No podemos juzgar por completo el tono que tendrá esta nueva versión con tan solo un episodio, pero es evidente que estamos ante un Doctor que se asemeja más a lo que conocemos como Classic Who.