29 abr. 2016

Captain America: Civil War. La manera correcta de contar un conflicto entre superhéroes.


 Marvel lo logró. Para ser exactos, los hermanos Russo lo lograron. Desde que fue anunciada, siempre menosprecié Civil War. El anunciarla poco después de que supimos que habría Batman v Superman daba la impresión de que estábamos ante las patadas de ahogado de Marvel. Los trailers no le ayudaban en lo más mínimo. Daban a entender que el conflicto simplemente sería el equivalente al de una serie juvenil. Después del insulto que fue Batman v Superman, honestamente esperaba lo mismo de Civil War. Este es uno de esos casos en los que me alegro de haberme equivocado. Empecemos con la reseña de Captain America: Civil War. Como siempre, habrá spoilers.

 Hace poco los Russo aceptaron que Civil War surgió a partir del anuncio de Batman v Superman. ¿Las razones detrás de esta decisión? Las correctas. Dieron el ejemplo de que a las personas les gusta el helado de chocolate, pero si se los sirves 5 veces a las semana les terminará aburriendo, así que era momento de darles un sorbete de arcoíris en su lugar. Kevin Feige aceptó el planteamiento de los Russo, esto como resultado de que Age of Ultron no fue recibida como esperaban. Winter Soldier sigue siendo una de las mejores películas del MCU y en Civil War tenemos su digna continuación.

 Los Russo se encargaron de limpiar todo el caos generado por Whedon y Feige. Esta película rompió con la triste tradición que ya traían de ser avances de 2 horas para las siguientes entregas. A esto le sumamos algo que Age of Ultron había fastidiado: Aquí finalmente tenemos consecuencias por todo lo que ha sucedido desde la primera película de Iron Man. Todo lo que han hecho hasta este momento finalmente presenta consecuencias y reacciones. Aquí si hay continuidad, nada de la estupidez de Whedon al hacer una cinta que cualquier persona pudiese disfrutar sin necesidad de haber visto las anteriores. Aquí logran ese balance de contar lo necesario para todo aquel que no recuerde o no haya visto las películas anteriores pase un buen rato, mientras que los fans pueden ver con toda claridad las conexiones, enriqueciendo con esto el Marvel Cinematic Universe.
  Lo primero que pensé al salir de Civil War fue: Es prácticamente la misma historia que en Batman v Superman... solo que bien contada. Las comparativas son inevitables, así que lo mejor será encararlas. Siendo alguien que estaba completamente del lado de DC, debo aceptar cómo es que Marvel triunfo en todos los aspectos donde DC falló. Al igual que BvS, CW presenta varios personajes y sub-tramas. Lo interesante es que todas funcionan, la historia nunca se siente saturada o mal editada. Se logra un balance en el cual vemos a casi todo el elenco de Avengers, pero la película siempre es del Capitán América. La reacción de las víctimas ante los actos heróicos también es mucho mejor: Tiene el mismo impacto una señora que encara a Tony Stark con una fotografía de su hijo como el ver a Zemo elaborando un plan con la única finalidad de cobrar venganza por la muerte de su familia. Enorme diferencia a un tipo que sin razón alguna decide rechazarle los cheques a Bruce Wayne y grafitear la estatua de Superman
 Los héroes chocan debido a que su manera de pensar difiere: Stark ya tiene suficientes esqueletos en su clóset, así que busca el modo de calmar su culpabilidad. Rogers quiere mantener la libertad de elegir, algo que, junto con  el regreso de Bucky, es de las pocas cosas que le quedan en este mundo que les es ajeno. Nada qué ver con 2 héroes que actúan como idiotas y que se pelean solo porque no se caen bien, solo para que se perdonen todo al saber que sus mamás se llaman igual.

 Esto me lleva a uno de los puntos que comenté al inicio: La Continuidad. Vemos cómo Natasha explica su cambio de mentalidad, recordando que al final de Winter Soldier ella se muestra desafiante ante el control del Gobierno. Vision explica cómo es que la aparición de Iron Man fue el inicio de una nueva era, con sus respectivas consecuencias positivas y negativas. Tony Stark se da cuenta que no puede dejar de ser Iron Man por más que busque alternativas para dejar atrás la armadura.

 Lo más sorprendente es que aquí tenemos, de cierto modo, el equivalente a Iron Man 4: Stark finalmente nos muestra una verdadera evolución. Aquí no es un simple "es que los aliens me espantaron" como se manejó en Iron Man 3 y Age of Ultron. En esta película vemos los verdaderos demonios que acosan a Stark. El no haberse podido despedir de sus padres, el haber apoyado la creación de armamento durante años que aniquiló a miles de personas y todas las cosas negativas que han sucedido por querer hacer lo correcto. El ser Iron Man es su principal manera de lidiar con su culpa. Él siente que todo lo que ha hecho solamente ha empeorado las cosas en el mundo, siendo Ultron la gota que derramó el vaso. Él busca tener el control total con tal de calmar a sus demonios internos. Por eso lo vemos apoyando nuevos talentos como los alumnos de la universidad o incluso Spider-Man.  Es por eso que su desesperación aumenta cuando Vision, quien se supone es de las cosas que ha hecho bien, falla y casi mata a Rhodey, su mejor amigo.

 La base de sus traumas radica en la pérdida de sus padres. Esto nos recuerda bastante a lo que quisieron manejar en Batman v Superman. Mientras que en BvS el conflicto se soluciona del modo más pendejo que se les pudo haber ocurrido conectando con el trauma de Bruce Wayne, en Civil War el climax se alcanza al conectar con precisión con el trauma de Stark. No solo ve a sus padres morir, sino que además se entera que fueron asesinados por la persona que su amigo tanto defendió. Enorme diferencia con lo que nos vendieron en el trailer. Esto no es un pleito de colegialas, esto en verdad alcanza un buen nivel de complejidad. Es de esos cuestionamientos cuyas respuestas dividen a las personas.

 La pelea del aeropuerto lucía bastante ridícula en los trailers. Hubo memes donde se criticaba la ausencia de la mayoría de los personajes que participan en el comic de Civil War. Afortunadamente se logró un balance, un modo en el cual podemos apreciar a cada uno de los personajes durante la pelea en lugar de una batalla la cual seguramente nos terminaría saturando. Al igual que en las escenas de diálogo, cada uno de los personajes tiene su momento para brillar. Logran hacer algo realmente emocionante, dándonos lo que nos quedaron a deber en Age of Ultron.
  Ahora, para finalizar, hablemos de ese elemento que llegó de último minuto: Spider-Man. En el comic, Spider-Man tiene un papel muy importante ya que es la imagen del equipo de Iron Man. Es el encargado de darle la razón a todo el asunto del Registro. Aquí esto no podría ser ya que Spidey no existía en el MCU, pero esto pudo ser modificado ya que los Russo supieron cómo reducir la escala de la historia original. Aquí Spidey es reclutado por Stark, quien lleva tiempo vigilándolo (como parte de este asunto del control) y que ve reflejado en él los mismos ideales por los que se convirtió en Iron Man. El personaje entra a la historia de manera natural, no se siente con calzador (como ese Flash en lo que no se sabe si es sueño o aparición), incorporándose perfectamente a este universo. El traje que porta es el más fiel que hemos tenido hasta ahora. Es una combinación de los diseños de Romita, Ditko y Ross.

 Es un verdadero deleite ver que este año presenciamos las adaptaciones indicadas de Deadpool y Spider-Man, 2 personajes que se caracterizan por nunca dejar de hablar. Spidey actúa tal y como lo hace en el comic. No para de hacer comentarios durante la pelea, incomodando a aliados y enemigos. Tom Holland fue la elección indicada, en gran parte porque su juventud y manera de actuar son parte de ese cambio de sabor que tanto buscaban los Russo. Su Peter Parker sale muy poco, no vemos lo suficiente como para poder generarnos una opinión concreta, pero promete. El tener cosas usadas y viejas llegó a ser parte esencial del personaje en los comics, es bueno ver que no solo el traje está basado en esas historias clásicas. Mención especial a Marisa Tomei, de quien Tony Stark opina por nosotros al considerar imposible que una mujer tan atractiva esté interpretando a la Tia May, quien siempre ha sido presentada como una mujer mayor. Si, Tomei tiene 51 años, pero creo que ninguno de nosotros se haría del rogar con ella.
 Captain America: Civil War marca una nueva etapa para Marvel, con una película que nos cuenta una excelente historia y deja el terreno listo para lo que está por venir. La decisión de poner a los Russo a cargo de Infinity War fue la correcta, mientras que la llegada de personajes como Doctor Strange y Black Panther prometen cambios positivos para este universo. Esto es lo que sucede cuando le das un proyecto a personas que conocen, respetan y quieren a los personajes.