8 ago. 2010

The Runaways: Bombas de cereza y la evolución de Dakota Fanning.

Poniéndome al corriente con las cosas que he conseguido pero que no he tenido oportunidad de ver, este fín de semana disfruté de The Runaways, cinta basada en el libro de Cherie Currie, Neon Angel. En esta ocasión me encuentro del lado opuesto en el que estuve con el documental de The Doors, ya que ubico a Joan Jett y sus canciones más conocidas, pero desconocía por completo todo lo que vivió con la banda que la llevó a la fama y que ha influido considerablemente a muchas interpretes. Siendo honestos, las razones por las que decidí conseguir esta película se dividen en: a)Curiosidad por saber más acerca de The Runaways como banda, y b) Ver a Kristen Stewart con un look el cual encuentro exageradamente atractivo... muy, muy atractivo.

Las actuaciones son bastante buenas y es donde radica el disfrute de ésta cinta. Dakota Fanning muestra que es capaz de quitarse la imagen de niña, interpretando a Cherie Currie, la vocalista principal de la banda. Kristen Stewart demuestra una vez más que la peste de la saga Twilight se debe en gran parte por la fuente original, ya que como Joan Jett logra una excelente interpretación. Se ve como Jett, suena como Jett -al punto en que la Joan Jett real no distinguía su voz de la de Stewart en las canciones- y logra transmitirnos su frustración, el cariño que sentía por Cherie y en especial la energía que no paraba de emanar de Jett. Michael Shannon interpreta a Kim Fowley, el productor que "descubrió" a la banda y que les ayudó a alcanzar el éxito. Shannon logra capturar la vibra de este tipo de representantes, hace que la audiencia mantenga en duda si él realmente las está apoyando y no es hasta que el contrato de Mercury llega que se gana nuestra confianza.

A pesar de que las actuaciones son bastante buenas y la ambientación cumple con su cometido de llevarnos a los 70 con locaciones, vestuario y soundtrack -muy bueno, por cierto-, siento que el guión pudo haber dado para más, mucho más. El resto de la banda queda como extras, con trabajos tienen diálogos y los 3 elementos en los que gira toda la atneción pudieron tener mayor desarrollo. Comprendemos por qué toman sus decisiones, pero no logran que tengamos alguna identificación. Sin embargo, el ritmo de la cinta es bastante bueno, evita caer en los elementos que distinguen a la mayoría de cintas biográficas de músicos -Ray, Walk the Line, por ejemplo-, acercándose más a lo que podríamos llamar una versión más simple de Almost Famous.
The Runaways es una película que vale la pena ya que es una buena manera de conocer a un grupo que sigue siendo influencia en bandas y cantantes, si, no se adentran tanto como debieran y algunos de los eventos mostrados aquí no son 100% fieles, pero actúa como invitación para investigar más acerca de ellas y su música.

No hay comentarios: