8 jul. 2012

The Amazing Spider-Man: El reinicio que el personaje merecía.


 Me sorprende estar escribiendo acerca de una nueva versión de Spider-Man a 10 años de que salió la primera de la trilogía de Sam Raimi. A pesar de tener sus momentos ridículos, esa cinta nos tuvo contentos a muchos de los fans, con una segunda parte que por un buen tiempo era considerada la mejor película basada en un comic y la tercera en la cual todo se fue al carajo y acentuó los errores de la trilogía. Al inicio no le tenía ninguna confianza a este reboot, 500 Days of Summer es de las películas más ofensivas con las que me he topado, así que temía que tuviesemos una película donde el desarrollo de los personajes nos llevara por el mismo camino de Superman Returns. Sin embargo, las primeras imágenes presentadas en internet, el evento al que asistí en Febrero y especialmente la actitud de Andrew Garfield en las entrevistas y convenciones me hicieron tener esperanza. 

 La película definitivamente cumple, es justo lo que, al menos yo, esperaba. Hay momentos en los que es evidente la necesidad que sienten por alejarse lo más que puedan de la trilogía de Raimi, lo cual a momentos se convierte en "vamos a alejarnos de la fuente". Joss Whedon logró explicar bien el por qué no apareció la clásica frase de The Avengers en la cinta, justificando que la línea se daba a entender con la toma de 360 grados en la cual los vemos reunirse para combatir. Aquí definitivamente necesitábamos la clásica frase "With great power, comes great responsability" (Un gran poder conlleva una gran responsabilidad), siento que es un elemento el cual, sea cual sea la versión de Spidey, tiene que estar presente.
Se nota que Marc Webb quiso contar su versión de la historia, sacrificando algunos puntos básicos del origen, por un lado bien se pudo dar esa libertad ya que la audiencia sabe cómo es que Peter Parker se volvió Spider-Man, pero eso en parte funcionó para que conocer a esta nueva versión de los personajes e identificarnos con ellos. Si, lo llega a manejar de "Ah, si... el traje... eh... pues lo sacó de internet como Kick-Ass, los disparadores son tecnología de Oscorp modificada y los ojos son amarillos porque sacó los cristales de unos lentes", pero gracias al desarrollo realmente nos importa cuando lo vemos saliendo a las calles de Nueva York.  

 A pesar de no tener este tipo de detalles necesarios, creo que The Amazing Spider-Man se apega mucho más al comic que la trilogía de Raimi.Spidey finalmente se ve y actúa como Spidey. Sé que lo he comentado antes, pero la secuencia del robo del auto logra capturar toda la esencia del personaje. Un Spidey que no se calla, el cual no es perfecto, que se preocupa por la gente a pesar de ser atacado por los medios y el cual realmente tiene que hacer sacrificios. Escenas como el rescate del niño y la ayuda que recibe de los operadores de las grúas logran ser bastante buenas. No caen en la cursilería castrosa de Spider-Man 1 con su escena post-9/11 de "Si te metes con uno de nosotros, te metes con todos nosotros". Aquí hasta vemos la bandera americana por unos segundos y no resulta cursi.
 El único defecto que le veo al Spidey/Peter Parker de Andrew Garfield es que Parker llora demasiado. No de un modo castroso como Superman en Superman Returns, pero si llega a estar más triste de lo que debería. Al menos con eso podemos que Garfield sabría interpretar a un Spidey con el traje negro, verdadero sufrimiento y nada de peinados emo con bailecitos de Saturday Night Fever/The Mask.

 Creo que la influencia de Batman Begins es evidente. Nos presentan un inicio diferente al que la audiencia común conoce, no vemos al personaje hasta después de unos 40 minutos, hay un desarrollo de personajes, el villano no es el más conocido y te deja con ganas de ver la siguiente. No queman todos los cartuchos de inmediato. Lo mejor es que el final se mantiene abierto, no se casan con la idea de que Norman Osborn/Green Goblin será el villano para la segunda parte. Se menciona al personaje y la historia está relacionada con su empresa, pero bien podemos esperar que aparezca algún otro villano y no el Goblin. Viendo cómo está el plan de Marc Webb, podría ser que el Goblin aparezca hasta la tercera y ahí muera Gwen Stacy.

 Nos queda esperar una edición extendida de The Amazing Spider-Man porque es evidente que le cortaron una enorme cantidad de escenas. El ritmo es bueno, pero se sienten los cortes, más si hemos visto los trailers y spots de TV. ¿Habrá tenido que ver con que los ejecutivos de Sony odiaron el primer corte de Webb? Si logran que Whedon presente una edición extendida de The Avengers, no dudaría que también le den el mismo tratamiento a Spider-Man.

The Amazing Spider-Man es un muy buen reboot, el cual es resultado de la evolución que han tenido las cintas basadas en comics, dándole mayor respeto a sus historias y a la audiencia. Sé que es inevitable compararla con las anteriores, pero recomiendo que también se vea como una sorpresa agradable entre The Avengers y The Dark Knight Rises, los 2 eventos del verano.

No hay comentarios: