21 jul. 2012

Unas palabras acerca del incidente de Colorado.

 Creo que a estas alturas ya todos sabemos lo que ocurrió anoche en un cine de Denver, Colorado. Durante una de las funciones nocturnas, un loco le disparó a los asistentes, matando a 12. Es impresionante el coraje que he tenido durante todo el día por este hecho. Las matanzas que se llegan a dar alrededor del mundo siempre son indignantes, pero en este caso me impacta más ya que fue a una comunidad de la cual soy parte. De los mayores placeres que tengo en la vida es ir al cine. Es una experiencia la cual no tomo a la ligera y la cual siempre espero difrutar lo más que puedo. Anoche, personas con un pensamiento muy similar al mío, asistieron a esa función.
Comparto lo comentado por Christopher Nolan, para mi la sala de cine es un lugar en el cual te entregas, dejas que una historia, que un universo te envuelva por 2 horas, por ese tiempo los conflictos externos se quedan detrás de las puertas, desaparecen al apagarse las luces. Que un enfermo entrara y jodiera una experienca tan especial es inaceptable.
 Las víctimas encontraron algo terrible en un evento el cual seguramente llevaban años esperando. Sin embargo, creo que lo correcto es que vayamos a ver la cinta, un acto así no debería espantarnos o detenernos. Si, nuestro pensamiento y corazones están con los familiares y amigos de las víctimas, pero también sabemos que ellos tenían la misma pasión que nosotros. No creo que ellos quisieran ver interrumpido, mutilado, algo que tanto adoraban. 

Que el responsable obtenga lo que se merece y los familiares y amigos de las víctimas pronto encuentren consuelo.

No hay comentarios: