24 de jul. de 2013

The Lone Ranger: Hora de que Depp y Disney se tomen un descanso.


 Generalmente el verano tiene todo tipo de estrenos. Están los que nos emocionan y dejan satisfechos, los que nos decepcionan y los que no teníamos presentes, pero que resultan ser buenas sorpresas. Este último tipo no se ha cubierto este año. He de aceptar que una parte de mi esperaba que The Lone Ranger pudiese ser esa película, pero tristemente no fue el caso. A continuación vienen algunos spoilers, pero nada que realmente les arruine la película en caso de quererla ver.

 Estamos 10 años después de que Gore Verbinski junto con Ted Elliot, Terry Rossio, Jerry Bruckheimer y Johnny Depp nos presentaron Pirates of the Caribbean, una película basada en una atracción de Disney. La idea no era atractiva por ningún lado, ¿Cómo podrían hacer una película de algo que realmente no posee una trama? Lo hicieron, fue un éxito total y el Capitán Jack Sparrow se integró a la Cultura Pop. Hubo 2 secuelas con el mismo equipo, pero Verbinski decidió hacer otras cosas, dejando el mundo pirata a un lado para la cuarta entrega. Sin embargo, mantuvo contacto con Depp e hicieron la pequeña joya llamada Rango. Este acercamiento a los Westerns parecía ser un calentamiento para armar The Lone Ranger, sin embargo, Rango fue lo único que tenían qué ofrecer en este género. The Lone Ranger no es ni la sombra de Rango.

 Se supone que esta película es el camino que John Reid recorre para convertirse en el Lone Ranger, aceptando su destino y responsabilidades. Aquí no ocurre nada de eso. Este es el punto donde vemos que Rango es la película que The Lone Ranger merecía ser. Es como si Gore Verbinski se hubiese adelantado, contando la historia que le tocaba al Llanero. La trama se enfoca más en querer contar la historia original que en rendirle homenaje y mostrar una nueva versión. John Reid se la pasa dudando constantemente de las palabras de Tonto, sin tener un momento realmente creíble donde acepte lo que tiene que hacer. Es parecido a lo que ocurre con Hal Jordan en Green Lantern. Aquí creen que por darle al acompañante, el caballo y el atuendo se convertirá en el personaje. Nunca hay un guía, un viaje de descubrimiento, una serie de retos, como ocurre con Rango. Si, tiene sus momentos heróicos pero, de no ser porque en ellas suena el tema principal del personaje (el cual a muchos nos remite a la versión de Wendy Carlos en Naranja Mecánica), no tendría efecto alguno.
 Es obligado que hablemos de Tonto, el personaje interpretado por Johnny Depp. Coincido con mucha gente que Depp está en esa etapa de su carrera en la cual sencillamente le vale madres lo que haga. Si, con los millones que gana desea hacer algo positivo como comprar terrenos que le pertenecen a los nativos americanos, pero es evidente que ya le importa un carajo hacer proyectos que valgan la pena. Ya está en la constante de "haz un personaje cagado y cobra tu cheque". Lo peor es verlo convertido totalmente en un producto, tan solo vean la publicidad de la película. En uno de los posters aparece junto al Llanero caminando, pero es el personaje de Depp el que sale completo. También en el banner con los rostros, es Depp quien encabeza dicho anuncio, no el protagonista.

 El último proyecto en el que realmente participó por interés fue The Rum Diary, en honor al buen Doctor Hunter Thompson (aunque aquí hay cierto porcentaje de ego de "¡Si, yo era su mejor amigo, yo soy el tipo suficientemente loco como para haberle hecho el funeral que quería y adaptar una obra la cual publicó por mí!"). Tonto es un personaje que se queda con una gran parte del estereotipo del "indio", ofendiendo a más de un grupo de nativos americanos, aunque tuvieron un "consultor" cherokee. Depp asegura tener cierta descendencia cherokee, pero definitivamente no se informó lo suficiente como para armar una versión de Tonto original con la cual pudiese presentar un personaje memorable con elementos que le rindieran homenaje a alguna tribu. Este desafortunadamente no es el caso.
Tiene un par de momentos que me hicieron reir, pero el personaje es una variante muy diluida de Jack Sparrow y el Mad Hatter. Aquí el personaje está loco porque ocasionó que toda su tribu fuese masacrada (Jack Sparrow se lo debe en parte al alcohol y parte a la sífilis, por eso la herida que tiene en la barbilla, mientras que el Hatter es una combinación de daño por contacto con el mercurio y el ataque de la Bruja Roja), posee un look donde el maquillaje está incluído y además llega a ser el guía y apoyo de los otros personajes para lograr su misión. Lejos quedó ese Depp al que se le veía realmente divertido, agregándole constantemente elementos de su propia cosecha a los personajes. Ya hizo un molde que le sirve de zona de comfort, se acabaron las sorpresas.

The Lone Ranger es una película que tenía mucho potencial y podría haber dado inicio a una nueva franquicia para Disney, pero se volvió parte de sus proyectos que fallaron por su falta de historia (Tron Legacy) o porque no supieron venderlo (John Carter). Mención especial que aparece el mexicano Joaquín Cosío, el cual prestó su voz para Rattlesnake Jake para el doblaje de Rango.

 

1 comentario:

YamiNoOokami dijo...

Sinceramente, no la he visto pero desde piratas como que para mí Depp no es sinónimo de calidad, siempre sale de lo mismo, yo sinceramente no creo que sea actor, todos sus papeles, salvo su aprición en Nightmare of Elm Street han sido el mismo tipo de personajes, a tal grado que no son papeles, es él con otro vestido... y también se nota que ya le vale madres, estaba viendo la entrevista que tuvo con Jimmy Kimmel y te das cuenta que neto, le vale un pepino...https://www.youtube.com/watch?v=WgseO5TbPO0