10 mar. 2014

300 Rise of an Empire: La precuela/acompañante/secuela que nadie pidió (pero que se agradece).


300 es una de las películas que marcaron el 2007. En ella veíamos una combinación de elementos los cuales le daban gusto a casi toda la audiencia. Una película llena de frases memorables y secuencias de acción la cual inspiró a muchas personas en diferentes niveles. Si, hubo personas que se quejaron de cómo presentaron a los persas, pero se les olvida que el relato lo está contando un espartano y, en la mayoría de los relatos históricos, se describe a los enemigos enfocándose en sus defectos. Pasaron años, en ellos vimos la influencia visual que tuvo en cine y televisión (y que en parte gracias a ella tenemos Spartacus) y se jugaba con la idea de hacer otra película. Frank Miller había anunciado 300: Xerxes, la cual sería una precuela enfocada en cómo el Dios Rey ascendía al poder. Hubo más retrasos y a eso se le sumó que Zack Snyder estaba ocupado con Man of Steel. Noam Murro tomó la dirección y se rodó lo que ahora conocemos como Rise of an Empire. Iniciemos con los spoilers.

 El principal problema con el que se enfrenta esta secuela es: ¿Cómo lograr una buena historia si la mayoría de los personajes principales mueren al final de la primera cinta? Desafortunadamente eso es algo lo cual no logran superar. Sullivan Stapleton interpreta a Themistokles, quien lidera las tropas atenienses. Podemos decir que él es nuestro nuevo Leonidas. No se trataba de que él y sus tropas fuesen una copia al carbón de los espartanos, pero son un grupo bastante inferior en comparación. La fuerza de Themistokles radica en que es un excelente estratega, pero carece de esa fuerza que Leonidas siempre tenía presente, presentada en diferentes capas. Sus tropas sufren de ser bastante genéricas, con una historia de padre e hijo en la cual ahora es el padre quien muere y, de nuevo, sin la fuerza que vimos con los espartanos. En 300 de menos identificábamos a 5 de sus integrantes, aquí tenemos a Themistokles, al tipo que sale de malo en Sherlock Holmes 1, al padre, al hijo y ya. Los atenienses no logran que la audiencia se involucre y vaya a su lado durante el relato, cosa que los espartanos logran con éxito, a pesar de que sabemos su fatídico destino desde el comienzo.
 Los momentos más interesantes con ellos es cuando interactúan con elementos y personajes de la primera película. Ver a Daxos, Dilios y Gorgo hablar con Themistokles se siente como un "Ah, estamos perdiendo a la audiencia... eh... pero miren, un personaje de la primera película. ¿Se acuerdan lo bien armada que estaba?". 
 En lo que respecta a los villanos, creo que ahí es donde radica el verdadero fuerte de Rise of an Empire. Rodrigo Santoro vuelve a interpretar a Xerxes, pero ahora vemos su transformación de principe a Dios Rey, con un par de escenas de Santoro con su apariencia real. Se agradece ver un poco más del personaje, pero hubiese preferido que se enfocaran más en su origen. Quien se lleva la película y opaca a Themistokles y Xerxes es Artemisia, interpretada por Eva Green. Con ella si tenemos un buen desarrollo del personaje, sabemos de dónde viene, conocemos sus intenciones y qué la llevó a ser comandante del ejército de Xerxes. Deja bastante claro el respeto y atracción que siente por Themistokles, pero eso no le impide hacer lo posible por vencerlo. Es un deleite verla cada vez que está en la pantalla, ya que su actuación es excelente y además (al menos, a mi parecer) es endiabladamente atractiva. Si hay un actor al cual le dieron con qué trabajar, es a Eva Green. Su personaje es la razón por la cual vale la pena ver Rise of an Empire más de una vez.

 Las secuencias de acción están bien armadas pero, de nueva cuenta, al tener una armada ateniense llena de personajes genéricos, no logramos conectar. Rise of an Empire llega a ser un caso similar a Quantum of Solace, la cual viene siendo el epílogo de Casino Royale. Al igual que Quantum, aquí tenemos esa tendencia de meter acción en todo. Cualquier excusa es buena para ver sangre. Entiendo que nos presenten a los espartanos entrenando y siendo agresivos ya que los estamos viendo desde la perspectiva de Themistokles, pero hay demasiado enfoque en los golpes y sangre. Mención especial a que decirse "amantes de niños" sea un insulto entre espartanos y atenienses. Creo que la mejor secuencia es la Batalla de Maratón, esto se debe a que estamos enfocados en Themistokles y su manera de abrirse paso para finalmente llegar hasta Darius y matarlo. La secuencia funciona ya que tenemos bien definido quién es el héroe y cuál es su misión. De lo que no tengo queja es del soundtrack, en especial durante dicha secuencia. El tema logra generar el ambiente apropiado.
 300 Rise of an Empire es una precuela/acompañante/secuela que, si bien no le llega a su predecesora, presenta algunos elementos interesantes los cuales valen la pena verse. No dudo que en unos meses exista algún fan-edit en el cual se combinen ambas películas y veamos los eventos en órden cronológico, expandiendo el universo histórico de Frank Miller.