25 ago. 2015

La película Live Action de Shingeki no Kyojin (Attack on Titan): Cuando Japón es capaz de arruinar sus adaptaciones.


La adaptación de Rurouni Kenshin a la pantalla grande le desmostró al mundo que Japón era capaz de realizar sus propias adaptaciones. Sin duda el apoyo de empresas internacionales es y seguirá siendo necesario, pero el mensaje que nos transmitieron era muy claro: No necesitamos a EUA para adaptar nuestros animes. Generalmente estos proyectos se quedan en el limbo, como Evangelion, Robotech (que supuestamente ya va a arrancar) o Death Note, mientras que casos como Speed Racer nos ofrecieron una buena adaptación, no por nada es una película que alcanzó el nivel de culto. El mayor temor por parte de los fans es que Hollywood realice un montón de cambios innecesarios, dejando su amado anime irreconocible. Este miedo proviene principalmente de Dragon Ball Evolution. Pues Attack on Titan nos demuestra que esta tendencia no es exclusiva de los Estados Unidos. Empecemos con los spoilers de lo que bien puede definirse como una combinación de The Last Airbender con Dragon Ball Evolution.

 Es sorprendente que a estas alturas se sigan teniendo este tipo de errores. Hollywood ya ha ido aprendiendo a base de críticas por parte de los fans. Saben que las adaptaciones tienen que ser lo más fieles posibles al producto original. Al parecer Japón no ha aprendido esa lección. Lo primero que me vino a la mente al ver el inicio de la película fuea un grupo de ejecutivos diciendo: "Pues no entendemos de qué trata esto, pero conseguimos los derechos porque a mi sobrinito le encantan los gigantes esos." A esto le agregamos que el equipo de producción tomó la clásica postura que ya casi no existe en Hollywood, de pensar: "Vamos a desmadrar por completo la fuente original y hacer lo que se nos venga en gana, total, no creo que los fans quieran ver lo mismo en la pantalla grande." 

 Shingeki No Kyojin ha sido un gran éxito debido a que su historia se sale de la clásica fórmula a la que estamos acostumbrados. Esta película se esmera en respondernos cómo sería esta historia de haber sido escrita por un cretino promedio. Aquí tenemos un mundo el cual presenta mayores pistas de que alguna vez fue el nuestro, aunque esto resulta en muchas inconsistencias. ¿Por qué el pueblo está prácticamente en ruinas si llevan décadas sin haber sufrido algún ataque? Puede que alguien intente justificarlo con la mentalidad que varios personajes tienen, culpando al avance tecnológico como el generador de conflictos. Con Kenshin se aplaudió el uso de un cast completamente japonés. En Attack on Titan hicieron lo mismo, solo que en este caso no tenía razón de ser, jodiendo con esto uno de los puntos clave de la historia y de un personaje. Que Mikasa sea una de las últimas personas con genes asiáticos es primordial para la historia. Aquí todos los personajes son asiáticos, a pesar de que en la historia presentan un origen europeo. En este caso el tan odiado white wash hollywoodense estaba completamente justificado, incluso era obligatorio.

 Si a algo me recuerda esta película es a los primeros diseños que nos presentaron cuando Gainax y Weta anunciaron el live action de Evangelion. Montón de cambios en los diseños y nombres de los personajes. Aquí nuestros protagonistas están irreconocibles. Eren ahora es un rebelde, un buscapleitos el cual odia a los titanes solo porque son malos. Mikasa inicia como un personaje sonriente y del montón, convirtiéndose en una tipa malencarada la cual odia a Eren. Así es, esa relación tan especial que tienen ambos personajes en la historia original no existe en la película. ¿La bufanda? Eren se la da porque al inicio de la película ella tiene frio. Eren nunca la rescata cuando es niña, así que el significado de la bufanda queda totalmente ausente. Aquí Eren no logra rescatarla durante el primer ataque de los titanes y con esto tenemos una Mikasa que lo odia y pendejea. Este cambio es tan idiota como hacer una película de Spider-Man en la cual el tio Ben odie a Peter y le reclame diariamente que es una carga para él y la tia May.  


 ¿Y qué hay de los fan favorites? Zoe pasa de ser una mujer apasionada por su investigación alrededor de los titanes a una simple lider sin encanto alguno. Solo un par de veces vemos cómo se emociona al descubrir algo nuevo acerca de los titanes. Sasha Blouse deja atrás las características que la hacen especial y se reduce a ser un personaje asqueroso. El equipo de producción tampoco entendió al personaje, limitándolo a meterse enormes cantidades de puré de papa en la boca del modo más grotesco posible. Sin embargo, creo que el mayor insulto en esta película es la ausencia de Levi, quien es sustituído por un personaje nuevo llamado Shikishima. ¿En qué cabeza cabe borrar a uno de los mejores personajes de la serie? Es como hacer un live action de Fullmetal Alchemist y no tener a Roy Mustang. Shikishima es un personaje que, al igual que el resto, es un simple estereotipo de anime. Shikishima es un tipo ridículo, presumido, el cual tiene a la chica del protagonista. Más genérico no podría ser.  

 Lo peor es que la historia busca ser oscura a partir de clichés. Attack on Titan posee una historia bastante fuerte, los enemigos podrán ser gigantes, pero las consecuencias de sus ataques son bastante apegados a la realidad. El equipo detrás de este desastre decidió meter cosas demasiado obvias o que incluso parecerían haber sido extraídas de alguna película de terror ochentera. La Brigada Policiaca ahora presenta uniformes basados en los que alguna vez portaron los Nazis. ¿Para qué? Si, en la historia original ellos son bastante corruptos, pero esto sirve para mostrarlos como "malos porque si" y de paso para saciar el fetiche que muchos japoneses tienen por este tipo de uniformes. 

 A estos tipos no les bastó tener historias acerca de familias y amigos marcadas por la tragedia, prefirieron crearse personajes nuevos y darles historias promedio. ¿Para qué carajos se inventan un personaje el cual es una madre soltera? ¿Para mostrar los estragos y consecuencias de la guerra? Esto es algo que el manga hace a la perfección, con la muerte de personajes ante los ojos de sus amigos, el tener que dejar sus cuerpos en el campo de batalla o cuando un padre se entera que su hija no sobrevivió a una misión. Nada de esto les pareció buena idea al director y los guionistas. En su lugar tenemos lo que podría ser la peor escena de toda la película. Hiana, uno de los personajes inventados, se le declara a Eren, abriéndose la blusa y haciendo que la toque. "¿Aceptarías a una madre soltera? ¿Serías el padre de mi hija?" Alguien por favor dígame que una escena así le suena a Attack on Titan. Lo peor es que este momento "emotivo" es interrumpido por un titán de una manera que hasta a Freddy Krueger le parecería ridícula. 

 ¿Qué hay de los titanes y el equipo de maniobras 3D? Sencillamente nefastos. Los titanes son una combinación de personas maquilladas y CG, pero en la mayoría de los casos lucen falsos y mediocres. Si, muchos de los titanes en la fuente original presentan caras poco amenazantes, hasta chistosas, pero esto lo manejaban de tal modo que nos provocara cierto miedo al saber de lo que son capaces. Hay cosplayers que han hecho un mejor trabajo y sin gastarse una millonada. Nuestro amado 3D gear luce bien cuando los personajes no están combatiendo, pero las escenas de acción son una verdadera grosería. Sus movimientos son acartonados, falsos, se nota que el equipo detrás de los efectos está en pañales. Lo más frustrante es saber que ese efecto ya se puede hacer a la perfección. Esa fluidez y velocidad que vemos en el anime se puede lograr contratando a cualquiera de los estudios detrás de las películas de Spider-Man. Es increíble que todo esto parezca un mal fan film.
 
 Attack on Titan es una película la cual sirve como un claro ejemplo de todo lo que NO se debe hacer al adaptar cualquier trabajo a la pantalla grande. Nunca se le puede dar gusto a todos, pero si algo han aprendido en Hollywood es que los fans desean que las adaptaciones sean lo más cercanas posibles a las fuentes originales. Se podían (y debían) tomar varias libertades aquí al no poder contar toda la historia con el mismo nivel de detalle, pero no se debe insultar a la audiencia dándoles un producto tan jodido. Solo nos queda ver a aquel memorable poster hecho por un fan e imaginar la gran película que nos negaron.