13 ago. 2015

Fantastic Four: El fracaso que no debería sorprenderle a nadie.


Ya sabemos lo que ocurrió con esta película. Sé que la mayor parte de ustedes optaron por no verla. A pesar de que diré algunas cosas que ya se dijeron hasta el cansancio en otros medios, creo que hay otras que vale la pena comentar. Si, vienen spoilers

 Para empezar nunca me han gustado los Cuatro Fantásticos. Siempre los vi como los personajes más aburridos de Marvel. Solamente vi una vez las películas anteriores y, si bien sabíamos que eran malas, lo que debemos tener en cuenta es que la fuente original también lo es. A diferencia del catálogo de personajes populares de Marvel, Reed Richards y su equipo no ofrecen absolutamente nada. No poseen elementos que hagan que la audiencia se identifique con ellos. Estos personajes están presentes en la cultura popular por simple derecho de antigüedad junto a otros personajes blandos como La Pantera Rosa. Qué tan malos son que hace poco Marvel decidió cancelar su comic. Es por eso que la tarea de hacer una buena película basada en ellos es casi imposible. Lo más cercano que tenemos a ello son Los Increíbles y eso se logró porque no poseen todas las características de los F4. 

 Es curioso que la historia detrás de este nuevo intento sea mucho más interesante que lo que llegó a las salas de cine. El director Josh Trank posee un temperamento bastante peculiar, lo cual no lo ayudó en nada. Durante la filmación acabó peleado con todos, haciéndose odiar por todos los involucrados. Por su parte, Fox hizo lo que la mayoría de las empresas realizan: Darle aparente luz verde a un director con ideas frescas, pero eventualmente poniéndole trabas a todo, modificando por completo su idea original. Esto no ayudó en nada a una película la cual cuenta la historia de un grupo de personajes extremadamente aburridos. Este atropello es común entre los directores que llevan bajo el brazo proyectos frescos, tan solo vean lo que pasó este año con Edgar Wright y Joss Whedon.

 ¿El producto final es malo? Si, bastante, pero quizá no al nivel en el que todos lo están poniendo. Personalmente creo que las películas anteriores son peores y, sé que muchos van a diferir conmigo, pero siento que Ant-Man solo está grado y medio por encima de este reboot. Esta película aplica por completo el ser oscura sin justificación alguna. Trank y Fox no entendieron que se le puede dar tonos serios a un comic sin necesidad de perder el encanto. Un buen ejemplo de eso es Guardians of the Galaxy. Es realmente deprimente que al inicio veamos cómo la frase de Ben Grimm provenga de un lugar tan oscuro. ¿Quién usaría una frase la cual relaciona con el bullying que sufrió en la infancia? 2 de los elementos característicos de Star-Lord poseen un origen oscuro y triste (su alias y su cassette), pero se presentan de tal modo que hacen que la audiencia conecte con él y además no se pierde la vibra ligera del resto de la película.
 
  La película se siente totalmente irregular, siendo bastante obvias las partes donde hubo cortes y se realizaron re-shoots. ¿Quieren saber exactamente cuáles son las escenas que grabaron de último momento? Tan solo vean el cabello de Kate Mara. Durante las escenas que se grabaron originalmente ella presenta su cabello real. En las escenas que se grabaron después, Mara porta una peluca que parecería sacada de algún programa cómico.

 Un dato interesante es saber que la película quedó mucho más aburrida gracias a Fox, quienes cortaron 3 escenas de acción poco antes de empezar a filmar. Deciden presentarnos todo lo aburrido, con los personajes conociéndose, haciendo experimentos. Gran parte de este material sobraba. Lo peor es que vemos cómo los personajes consiguen sus poderes y, justo en el momento donde es hora de recompensar al público con secuencias donde veamos los poderes, deciden hacer un corte. ¿Qué sucede durante ese año que no vemos? TODO por lo cual valdría la pena ver una película basada en un grupo de personajes cuyo único encanto son sus poderes. Por lo mismo el final resulta ser apresurado y carente de emoción. "Uy, ya nos quedan 10 minutos, vamos a vencer a Doom en 5, trabajando en perfecta sincronía a pesar de que nunca hemos entrenado juntos". De hacer un reboot más, la mejor opción sería darle un tratamiento similar al de Incredible Hulk: Vemos el origen en los créditos iniciales y listo, directo a la historia principal.

 ¿Y qué hay de Doom? De nuevo, no entiendo por qué existe gente que sea fan de este villano. Solo es un tipo loco el cual utiliza la política para poder hacer y deshacer, siempre fiel a su amada Latveria y a su gente quienes lo ven como un mesías. Doom es el Hugo Chávez de Marvel. No existe un modo en el cual este personaje sea adaptado de un modo decente. En ambas películas es un tipo mamón el cual se desfigura y decide hacer cosas malas. El único modo a través del cual funcionaría sería presentándolo con una mentalidad similar a la de Wilson Fisk en la serie de Daredevil. Un personaje el cual siente que está haciendo cosas por el bien de su gente a pesar de todo lo que destruye a su paso. 


 Fantastic Four es un proyecto fallido cuyo legado podría ser un documental que nos cuente cómo es que todo terminó en desastre. Fox asegura que esto no significa que le darán los derechos a Marvel, pero quizá sea buen momento para considerar hacer el mismo arreglo que Sony hizo con Spider-Man. Gracias a su temperamento, Trank perdió la dirección de una de los spin-offs de Star Wars y queda en duda si otro estudio le abrirá sus puertas.