26 sept. 2009

El inicio de la sexta temporada de House es lo mejor que le pudo haber pasado.

Ya en mi post previo a la sexta temporada comentaba que podíamos ver a lo lejos un cambio verdaderamente fuerte en la vida del Doctor Gregory House y vaya que así es. Esta es una de esas veces en las cuales un cliffhanger si genera consecuencias fuertes, no una ligera sacudida a los personajes para después seguir y dejar el hecho como una anécdota o ni siquiera recordarlo más adelante. A continuación van varios spoilers, así que vayan con cautela:

Durante las 2 horas que dura Broken nos alejamos por completo del universo en el que generalmente nos movemos. No hay Princeton Plainsboro, no hay "el caso de la semana", no hay equipo, nos encontramos aislados junto con House en el Mayfield Psychiatric Hospital, donde terminó después de que sus alucinaciones le hicieron pensar que había pasado la noche con Cuddy. Entre tanta confusión y ver que por su propia cuenta no podría salir adelante, House decide ingresar personalmente y recuperar su cordura, pero con el paso de los días se da cuenta que esa decisión no la pensó como debía. Iniciamos con su proceso de desintoxicación, en uno de los momentos vemos a Cuddy asomándose en la habitación de House, tal vez lo visitó, tal vez sea la última de las alucinaciones.

House finalmente saca al Vicodin de sus sistema y vemos cómo, aparentemente, está listo para salir y volver a salvar vidas. Para su suerte y la nuestra, esto no ocurre y el titular del hospital, el Dr. Nolan, lo obliga a entrar al siguiente nivel en la recuperación. Cuando empieza esta parte del tratamiento, es inevitable recordar One Flew over the Cuckoo's Nest, pero la dirección de ésta historia es completamente diferente. Durante toda la serie, House ha ido aprendiendo cosas tratando a sus pacientes y con lo que le ha sucedido con el personal del Princeton Plainsboro, pero es durante este inicio de temporada que finalmente tiene un cambio definitivo.

Si, se que a lo que más le llegamos a temer en las series con respecto a algún personaje excéntrico es que lo diluyan y pierda su encanto, que lo castren o que se vuelva una parodia de si mismo. Puedo confirmar con mucho gusto que esto no ocurre con House, si al clásico House amargado era todo un placer verlo semana a semana, éste "Neo-House" también genera mucha expectativa y en el fondo sabes que ese cambio es lo que más necesitaba el personaje. Sale tan bien librado como Sawyer en Lost, quizá hasta mejor, ya que por fin le hace frente a sus demonios y acepta que necesita ayuda. Tal y como le recomiendo el Dr. Nolan, House poco a poco empieza a tener contacto humano y a tener confianza en las personas, que el cerrarse al mundo no es lo que le daba esa facilidad para realizar buenos diagnósticos. No le resulta tan sencillo, durante un buen rato vemos que House lleva a cabo varios de sus planes para salirse con la suya y nos hace estar de su lado, pero después de todo vemos junto a él que lo mejor es aceptar el cambio y evolucionar.

El episodio es refrescante, en ningún momento ponemos pie en el Princeton Plainsboro ni nos enteramos de cómo han manejado la partida de House, qué cambios se hicieron en su departamento ni qué es lo que obstáculos le esperan para recuperar su licencia médica. La única cara conocida que vemos por unos minutos es a Wilson, quien se niega a ayudar a House en sus planes para manipular al Doctor Nolan y salir sin necesidad del tratamiento adecuado. La aparición de Lydia -interpretada por Franka Potente la cual se sigue viendo muy bien- en la vida de House durante esta transición nos muestra lo incompatibles que son él y Cuddy, ya sea con un House roto o renovado. Lydia desde el principio lo acepta como es y ve que en el fondo es una buena persona, a diferencia de Cuddy quien le tiene cierto cariño pero solo lo aceptaría si House cambiase del modo que ella quiere. Las relaciones que hace en el Mayfield muestran una mayor conexión que con las del Princeton, quizás sea porque es un nuevo House o tal vez porque los personajes que conoce ahí también están en proceso de cambio.

En verdad espero que House mantenga este giro durante el resto de la temporada, el formato de "paciente de la semana" podrá seguir presente pero ojalá el House que regresa al Princeton Plainsboro haga que todo se sienta diferente. Sería una verdadera pena que durante la sexta temporada termine en el mismo punto y este excelente inicio quede como puro recuerdo.

2 comentarios:

!!Christian¡¡ dijo...

Walrus acabo de leer que la Dra. Cameron deja la serie, como ves?

The Walrus dijo...

Que hay, pues la verdad si esta fea la noticia, la leí durante el fin de semana. Donde topé el dato tenían la explicación del cómo la sacarían de la serie pero preferí no meterme en terreno de spoilers. A pesar de que ya no salía con mucha frecuencia, ella fue el primer atractivo visual de la serie y siempre se agradecía verla. Lo que tengo entendido es que los escritores la quitaron de la serie pero tendrá de cuando en cuando apariciones especiales.