28 mar. 2011

Sucker Punch: Un gran espectáculo visual y todo un reto para Zack Snyder.

Estamos ante la cinta más personal de Zack Snyder. Las otras producciones poseían una base, ya fuese un clásico cinematográfico o comics realizados por algunos de los autores más reconocidos. Es con Sucker Punch que Snyder finalmente armó algo enteramente suyo, con sus puntos positivos y negativos. Lo que verdaderamente me sorprende es la reacción exagerada que ha tenido por parte de toda la crítica, incluso algunos geeks los cuales la aborrecieron pero que irónicamente gustaron de Tron: Legacy.

No sé si la gente sintió que los trailers vendían una película diferente o si simplemente estamos ante un caso más de "vamos a odiar a tal actor/director porque está de moda hacerlo", pero la reacción de muchos ha sido sin fundamento. La historia hasta cierto punto es sencilla, pero en ningún momento estamos ante plot holes que solamente se responden al jugar el videojuego oficial -te estoy viendo, Legacy- o llegar a un punto en el cual se demuestre que Snyder no tuviese idea alguna de qué escribir. Todo el asunto de "fantasía dentro de una fantasía" nos hace recordar un poco a Inception, pero creo que las características que posee se asemejan más a uno de los pocos aciertos por parte de Smallville, un episodio llamado Labyrinth, donde Clark despierta en un manicomio donde le hacen creer que toda su historia la armó con los elementos que había a su alrededor. Del mismo modo vemos como Baby Doll crea su historia, su fantasía, pero su necesidad de escape es tal que un solo nivel de imaginación no es suficiente.

La búsqueda de las 5 piezas y sus misiones recuerdan bastante a un videojuego, así como el diseño de los ambientes, pero siento que Battle: LA tiene más vibra "gamer friendly". Yo siento que lo que posee mayor importancia aquí es la fantasia, el usar la imaginación como modo de escape. Siento que eso es algo que todos los geeks hemos hecho en diferentes grados. Es por eso que la manera que tiene Baby Doll de enfrentar las cosas resulta ser un espectáculo bastante efectivo. Lo que los haters deben aceptar es que Snyder vuelve a presentarnos excelentes secuencias de acción y es en Sucker Punch donde logra una increíble sincronía entre la música y lo presentado en la pantalla. Desde el inicio con el cover de Sweet Dreams, hasta la que fue mi secuencia favorita, con Baby Doll enfrentando a los robots samurais. El soundtrack no tiene desperdicio alguno. Ésta cinta te hace desear que alguna de las tantas adaptaciones de anime caiga en manos de Snyder, porque definitivamente lograría capturar su espíritu.

Por los motivos de siempre, Snyder tuvo que cortar alrededor de 20 minutos de la película, eliminando principalmente las secuencias de baile de cada una de las chicas. A manera de preview, algunas escenas aparecen en los créditos, pero en el futuro habrá un director's cut, con el cual tal vez algunas personas finalmente le agarren sabor. De un modo u otro, ésta no es una película para todos los tipos de audiencia, habrá muchos que la tachen de hueca, sin sentido o como meras excusas para fetichistas. Lo curioso es que muchas de éstas personas no logran ver que la imagen de las chicas no posee tal explotación sexual y que las secuencias están bien armadas, a diferencia del carnaval de explosiones y poses sugerentes que son las enormes cacas conocidas como Transformers.

Sucker Punch es una cinta que sin duda se disfruta si uno va con la mentalidad de deleitarse con el "eye candy" administrado por las secuencias de acción y las actrices y esperando una historia sencilla pero interesante. Vale mucho la pena notar detalles entre las realidades, como los dragones en ambos encendedores. Si no se va esperando una historia compleja y un análisis profundo de cada personaje, les espera una buena experiencia.

No hay comentarios: