14 ene. 2013

Rurouni Kenshin (Samurai X): Cuando el anime también puede adaptarse al live action.

  Este si es un buen modo de iniciar el año. Meses atrás platiqué acerca de la adaptación de Rurouni Kenshin a la pantalla grande, la cual sería producida por Warner Brothers. En America muchos conocen el manga y anime en el que está basado bajo el nombre de Samurai X, haciendo referencia a la cicatriz que distingue a Kenshin. La cinta se estrenó en Agosto en Japón y, como muchos proyectos que se estrenan allá, las personas que vivimos de este lado del mundo tuvimos que esperar a que se estrenara en formato casero para obtener una copia del material via internet y así poder disfrutarlo. Y no es un acto negativo, creo que las compañías deberían darse cuenta de cómo este tipo de productos tienen audiencia alrededor del mundo y estrenarlos sin tomarse tanto tiempo. Es momento de hacer mi reseña acerca de Rurouni Kenshin/Samurai X.

 Siempre se ha jugado con la idea de realizar adaptaciones de los animes más exitosos. La red está repleta de fan films de un gran cantidad de ellos. Hollywood no se ha visto indiferente y hemos tenido adaptaciones ofensivas (Dragon Ball Evolution), ideas a medias (Weta con Evangelion), además de actores interesados en realizar películas de animes que les gustan, como Tobey Maguire con Robotech/Macross y Keanu Reeves con Cowboy Bebop. Afortunadamente, Japón ya empezó a tomar cartas en el asunto y realizó una adaptación bastante buena. Qué mejor opción que realizar un live action de Rurouni Kenshin.

 La historia se sitúa en los inicios de la Era Meiji, tiempo en el cual Japón estaba pasando por cambios importantes en su estructura social, económica y política. Los samurais son cosas del pasado y deben adaptarse al cambio, convirtiéndose en policías o asesinos a sueldo, o exiliarse. Obviamente cuenta con elementos de fantasía, pero creo que es correcto que sean ellos quienes adapten los sucesos que vivieron en su país. Desde ahora les advierto: Hay quienes al leer un poco acerca de Rurouni Kenshin saldrán con la majadería de "Ay, es que suena a The Last Samurai, esta cosa es una copia de la pelí de Tom Cruise". Primero dense una bofetada con alguna calceta sucia que tengan a la mano. ¿Listo? Bien, ahora les explico, el manga de Rurouni Kenshin salió en 1994, así que esos elementos fueron tomados por los guionistas, principalmente la historia de Kenshin y Tomoe.
Una de las ventajas que tuvieron con esta adaptación fue que no sufrió la constante de que todos sean occidentales. Tremendo error que ocurrió con la porquería de Dragon Ball Evolution. Los actores tenían que ser japoneses y lo mejor es que la mayoría de ellos logran un excelente trabajo. El más importante es Himura Kenshin, interpretado por Takeru Sato. Sato logra darle el balance exacto a Kenshin, desde que lo vemos al inicio como Battōsai y ya después como Kenshin el vagabundo. Este tipo de cambios tanto en el manga con en el anime fueron sencillos para Nobuhiro Watsuki, ya que con algunos trazos y diálogos nos mostraban la diferencia entre el asesino y el vagabundo. Sato nos transmite lo mismo, en ningún momento resulta exagerado, podemos apreciar la esencia del personaje durante toda la película. Kenshin sería tal y como lo vemos en la película. Al acertar con Kenshin, se le perdonan las fallas al resto de los personajes.

 En cuanto a la adaptación del anime/manga en general, el director Keishi Otomo tiene la visión exacta que se necesita para que esta cinta funcione tanto como para una película sencilla que todos pueden ver, como el inicio de una franquicia, con detalles pensados en los fans y que además conectarían con posibles secuelas. La decisión de no mostrar el rostro de Tomoe en los flashbacks fue de lo más acertada, dejando la posibilidad de elegir a una actriz para filmar más del pasado de Kenshin. Merece mención especial cuando Kenshin finalmente viste los mismos colores que en el anime. Lo que me dejó sorprendido fue la fidelidad con la que adaptaron las peleas que vemos en el anime. Kenshin se mueve con una rapidez impactante, venciendo a sus enemigos en cuestión de segundos. Hace que la batalla en la Casa de las Hojas Azules de Kill Bill Vol. 1 se vea lenta y acartonada. Ya tenía rato que no veía secuencias de acción tan bien armadas.
 Rurouni Kenshin/Samurai X es una buena película la cual pueden ver tanto fans del anime como audiencia común. No se me ha olvidado que también tuvimos la grosería live action de Ranma 1/2 para una televisora japonesa, pero esta cinta nos demostró que con seriedad y presupuesto, Japón puede encargarse de darnos buenas adaptaciones de los trabajos que realizan sus mangakas. Esperemos que en la siguiente hagan la Saga de Shishio y que hagan que Macross sea un proyecto internacional, ya que dicho universo se presta totalmente para realizar una película con personas de diferentes nacionalidades.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

muy buena la reseña...... y pos, para alegría de los fans, que bueno que harán la secuela de shishio!!!!
se estrenara este año :)

The Walrus dijo...

Que hay, gracias por leerla. Si, definitivamente es la historia que todos queríamos ver en la pantalla grande,da curiosidad ver cómo adaptarán la condición física de Shishio.