21 jul. 2015

X-Men: The Rogue Cut. La versión de Days of Future Past para verdaderos fans.

 Esta pequeña reseña es para complementar lo que ya dije el año pasado. Antes de que alguien me lo pregunte, la respuesta es NO, Fox no me pagó nada para hablar bien de esta nueva edición de Days of Future Past (aunque si por alguna razón leen esto y deciden obsequiarme algo, no me quejo). Vamos a comentar un poco acerca del Rogue Cut. Por si las dudas, si, habrá spoilers, aunque escribí esto pensando en que el lector ya habrá visto la versión normal y quiera saber si esta edición va más allá del famoso double dip.

 Bryan Singer decidió incluir a Anna Paquin en Days of Future Past. Esta noticia fue muy bien recibida por los fans. Ella aparecía junto con el resto del elenco en las fotos publicitarias. Desafortunadamente, Singer tomó la difícil decisión de cortar sus escenas meses antes del estreno, dejando solo un cameo al final. DOFP tuvo tan buena recepción y la reacción de los fans fue tal que Fox decidió darle luz verde a Singer para realizar su director's cut, el cual contaría con 17 minutos más de metraje. Como el mayor encanto de esta versión es el ver las escenas de Anna Paquin, Singer decidió llamarla The Rogue Cut.

 Ok, vamos a ser honestos desde ahora. Si, Rogue no sale mucho tiempo en la película. Es la realidad. Lo que debemos entender es que esta edición presenta varios cambios más allá de incluir a este personaje. En esta versión los 17 minutos de material nuevo ofrecen fragmentos los cuales hacen que la película fluya mucho mejor. En la versión normal, las cosas pasan de golpe, no te dan un momento para respirar. En el Rogue Cut tenemos escenas y diálogos que le otorgan mayor dimensión a los personajes secundarios y que le dan un mejor desarrollo a los protagonistas. Los mutantes del futuro pasan de ser meros cameos a parte de un equipo. Se tocan preguntas que la audencia se llegó a hacer con la versión normal, por ejemplo, el cómo es que los centinelas encontraron el templo donde se escondían los X-Men. La visita de Raven a la mansión le da el desarrollo necesario a su relación con Hank, además de presentar una escena que conecta con X-Men 1, haciendo un poco más creíble la relación que le inventaron con Xavier en First Class.
 
 Rogue sale poco pero siento que era obligado incluirla en la película por varias razones. La primera y quizás más importante es que tanto el personaje como la actriz se lo merecen. Fue de la mano de Rogue que entramos al universo cinematográfico de los X-Men. Con ella se empezó este viaje que lleva 15 años. Fue gracias a ella y a Logan que los X-Men lograron vencer a Magneto en X1. En The Rogue Cut, Magneto ayuda a rescatar a Rogue para que ella y Logan logren salvar a todos los mutantes. Además, tener a Rogue como pieza clave en la trama es el modo perfecto para marcar el regreso de Bryan Singer a la dirección de este universo.
 
The Rogue Cut es la versión de Days of Future Past que todo fan de la franquicia debería tener en su colección. Singer logra corregir muchos de los detalles que tenía la versión normal y nos da la que personalmente creo que es la mejor película de X-Men.