15 abr. 2013

El Final de Spartacus: Devolviéndole el significado a la palabra Épico.

 No pensaba comentar al respecto. Hay bastantes cosas que veo, pero muchas veces no llegan a inspirarme lo suficiente como para escribir. Soy fan de Fringe, seguí fielmente la serie, pero su final se me hizo muy tibio, quizás temeroso ya que, de cierto modo, era prima de Lost. He estado viendo Spartacus, desde el inicio con el gran Andy Whitfield, Lucy Lawless y la impactante actuación de John Hannah. Tuvimos la enfermadad que nos arrebató a Whitfield y la continuación con Liam McIntrye, quien logró honrar a Andy siguiendo y terminando el proyecto. 

 Al inicio, podíamos definir Spartacus como el hijo de Gladiator con 300. Estaba muy influida por estos 2 trabajos. Sin embargo, fue pasando el tiempo y con ello tomando forma propia. Una buena historia cargada de una fuerte dosis de violencia y sexo, a momentos se les pasaba la mano, pero nunca dejaban que la balanza se quedase cargada hacia un lado en especial. Steven DeKnight logró darnos una serie bastante redonda, la precuela Gods of the Arena no se sintió como algo sacado de la manga, embonaba perfectamente con la historia, además de que duró lo que tenía que durar. Recordemos que logra triunfar al mantenernos interesados con una historia de la cual ya conocemos bien el final. Desde el primer episodio sabíamos que Spartacus sería vencido, pero el desarrollo de todo lo que lleva hasta ese punto es tan bueno que por un instante pensamos que la rebelión triunfará.
 Tal y como dije en el título, el final devuelve el sentido a la palabra Épico, ya tan usada y gastada con pendejada y media. El episodio inicia tomando el elemento de "¡Yo soy Spartacus!", dándo la fuerza que esta conclusión tendrá, haciendo un guiño a la película de Kirk Douglas. Crassus le ofrece la batalla que merece a Spartacus. No lo subestima, al contrario, ve en él un oponente digno, es por eso que decide hablar con él previo al enfrentamiento, no desea abandonar la batalla cuando es herido y acepta que él hubiese sido un digno romano, digno de haber estado a su lado. 

 La batalla final está muy bien armada, triunfa en el área donde muchas otras han fracasado, ya sea porque nos ofrecen una colección de clichés y/o porque nos atascan la pantalla, sin dejarnos saber hacia dónde voltear. Muy lejos queda la influencia por parte de 300, la batalla presenta su propio estilo y con ello emoción. Hace años que no me emocionaba con una secuencia así. Ese momento en el cual Spartacus llega a la montaña, ensangrentado, dispuesto a cumplir su promesa de matar a Crassus es verdaderamente único.

 Los personajes reciben finales dignos. Mención especial tiene Gannicus con esos momentos finales en los que ve a su amigo Oenomaus y nuevamente se encuentra en la arena, siendo celebrado como lo que alguna vez fue. La muerte de Crixus tiene un gran peso entre la rebelión y es bueno ver que al menos algunos lograron sobrevivir para mantener viva la leyenda.

 Los registros históricos dicen que nunca fue encontrado el cuerpo de Spartacus, así que Steve DeKnight decidió aprovechar esto para darle un final digno al personaje. Verlo en sus últimos momentos reunido por algunas de las personas que lo siguieron no solo genera un nudo en la garganta por ser el final de la serie, sino que también nos recuerda a Andy, quien vivió una terrible batalla contra en cáncer. Los créditos finales con todos los personajes que vimos durante estas 4 temporadas fue una gran despedida, esperaba que le dedicaran la temporada a Andy, sin embargo, hicieron algo mejor, combinando una imagen de Liam con la escena de Andy gritando que él es Spartacus. Un tributo perfecto pensado por Rob Tapert, uno de los productores.

 Spartacus es una gran serie la cual vale la pena verse más de una ocasión. De esos raros casos en los cuales todas las temporadas valen la pena, no hay algo que salga sobrando. Pasará largo tiempo en lo que volvamos a tener una serie así. Se hablade un spin-off con Crassus y Caesar, pero el creador de Spartacus está preparando una serie de Sci Fi llamada Incursion.
 Gracias a Andy Withfield por haberle dado inicio a lo que es una gran serie. Fans, no dejen de recomendar esta gran serie.