11 jul. 2011

Comentario Geek 6: Harry Potter & The Half-Blood Prince.

Creo que éste comentario será diferente a los anteriores. Ésta película solamente la he visto dos veces. Cuando salí del cine después de verla en el pre-estreno, me sentí totalmente estafado, pensé que el título real debería ser "Harry Potter y La ausencia de trama interesante durante 3/4 partes de la película". No la he visto desde que salió en formatos caseros, así que éste será un reencuentro. No se qué vaya a ocurrir. Éste es mi comentario de Harry Potter & The Half-Blood Prince.

- Inicia bastante bien, he de admitir. Esa manera en la que Dumbledore sostiene a Harry mientras los medios intentan entrevistarlo transmite mucho.

- Vemos cómo se llevan a Ollivander, personaje que volverá en la siguiente cinta. El diseño de Greyback es una porquería, hace que el Sabretooth de la primera de X-Men luzca increíble.

- Ok, empezamos de manera oficial con las incoherencias. Se supone que Harry está más que nunca en peligro. El Ministerio ya aceptó el regreso de Voldemort, por lo tanto deberían tenerlo más que vigilado, cosa que en el libro sí ocurre. Entonces, ¿Por qué aquí a Harry le vale enteramente madres y se sale de la casa de los Dursley para además ligar, exponiendo a la chica?

- No le veo mucho sentido a que Slughorn tenga las fotos de sus alumnos preferidos en una casa donde solamente se está escondiendo, pero supongo que es necesario esto para que Harry vea a su madre y a Regulus, el hermano de Sirius.

- Dumbledore llevándose la revista de costura, pequeña pista para la revelación de sus preferencias.

- La escena del juramento irrompible es de lo poco bueno en esta entrega. La falta de confianza que Bellatrix le tiene a Snape, el nerviosismo de Narcissa, la actitud de Snape, tal y como aparece en el libro.

- Pocos notan la figura de Umbridge en una cuerda en la tienda de los gemelos Weasley.

- "Me dan ganas de arrojarme de la Torre de Astronomía de solo pensar que tengo que pasar dos años más ahí", Draco haciendo un comentario similar al que aparece en POA.

- Seamus otra vez con algo explotándole en el rostro, tal y como ocurre en la primera película.

- Tenemos de vuelta el Quidditch, de nuevo un cambio de uniformes. Veo con gusto cuánto mejoraron los efectos.

- ¿Por qué Hermione actúa como si estuviese borracha cuando se supone que la butterbeer no tiene alcohol? Al menos la que ellos llegan a beber.

- Fuera de la manera en la que Snape maneja su dualidad, nada más me ha llegado a interesar. Demasiado interés en las relaciones amorosas.

- He aquí uno de mis mayores quejas de la película: ¿Para qué carajos quemar la casa de los Weasley? ¿Qué sentido tiene? ¿Cambia algo? ¿Con ello se logra tapar algún hueco en la trama? Pésima decisión. Un secuencia estupida, sin razón de ser.

- Me agrada que las acciones de Harry y Tom llegan a conectar tal y como ocurre en COS, ahora lo vemos en las conversaciones que ambos tienen con Slughorn. Christian Coulson como el Tom adolescente logra dar una buena interpretación, emana una vibra pesada todo el tiempo, es obvio que no tiene buenas intenciones, pero creo que al menos en los libros no era tan evidente. No es una queja tal cual, la verdad me agrada su manera de actuar.

- "Ajá, si es el príncipe de las pociones", un comentario de Slughorn que no había notado... aunque ésta es la tercera vez que veo esta película.

-Snape reconoce su hechizo, otro de los buenos momentos de Alan Rickman.

- He de aceptar que Harry bajo los efectos de felix felicis es el momento que realmente me agrada de toda la película. La manera en la que remeda a Slughorn no tiene madre.

- Toda la secuencia de la cueva está muy bien hecha y es de los pocos momentos en los que Michael Gambon logra canalizar la energía correcta para Dumbledore.

- Quedan bien establecidas las verdaderas intenciones por parte de Snape, Dumbledore pide su presencia sabiendo que ya no le queda mucho.

- "Severus... por favor", el momento quedó bastante bien, como dije arriba, la vibra se plasmó como es debido, aunque su caída no fue tan espectacular.

- El que absolutamente nadie intente detener a los mortifagos en Hogwarts se me hace una idiotez total. Si, Yates no quería quemar lo que tenía reservado para la 7.2, pero deberían haberse encontrado con algo de resistencia.

- Al confrontar a Snape definitivamente faltó que él voltease a ver a Potter y le dijera lleno de ira "No me llames cobarde", en cambio se quedó en un momento anticlimático diciendo "Ah, por cierto, yo soy el príncipe mestizo".

- Lo peor de todo es saber que si planeaban grabar el funeral, pero prefirió dejarlo en un momento poco emotivo, con los alumnos borrando la marca tenebrosa del cielo.

- Me agrada que cierre con Fawkes, bastante simbólico, aunque ésto no sustituye ni justifica la ausencia del funeral.

Harry Potter & The Half-Blood Prince se mantiene, al menos en mi caso, como la mancha en las adaptaciones cinematográficas de Potter. Cuenta con buenos momentos, pero finalmente falló al no enfocarse en los puntos verdaderamente importantes.

No hay comentarios: