18 jul. 2011

Harry Potter & The Deathly Hallows Parte 2: El cierre que esta saga merecía.

Ha llegado el momento de hacer la última reseña de Harry Potter. Espero en un futuro poder aplicar el formato de Comentario Geek a esta película ya que vale mucho la pena ir señalando la cantidad de detalles que le metieron, pero como reseña, ésta será la última de una cinta de Harry Potter.

Es sorprendente cuánto tiempo ha pasado desde que iniciaron estas películas, sinceramente en su momento no me habían llamado mucho la atención. Philosopher's Stone la vi en una copia y Chamber of Secrets fue la primera que vi en cines. Durante los comentarios llegué a ver y puntualizar la evolución que fue teniendo la saga, coincidiendo con el tono que iban tomando los libros, viendo a los personajes crecer y vivir en un mundo el cual sufría de problemas similares a los que podemos encontrar en el nuestro. Con la 7.2, era el momento de quemar todos los cartuchos, de presentar una película épica y que diera un buen cierre. Afortunadamente, Yates logró darle el equilibrio necesario.

En el apartado de las adaptaciones, los directores han aprendido que nunca se le dará gusto a todos, tal es el caso de Peter Jackson, J.J. Abrams o Zack Snyder. En mi caso creo que la película quedó bastante bien, no es perfecta, pero ya hemos tenido otras 7 cintas para aprender que habrá recortes y muy probablemente no veamos en la pantalla escenas o personajes de los que somos fans. En en esta entrega donde se muestran más los beneficios de haberle dado dos películas al último libro. De nueva cuenta, le dieron el tiempo necesario a las escenas que definitivamente lo ameritaban, además de dejarles el diálogo prácticamente intacto. Desde la entrada a Gringotts, pasando por su regreso a Hogwarts, hasta llegar a The Prince's Tale, la serie de flashbacks de Snape.

En DH Parte 2, Yates y el equipo logran conectar el final con el resto de la saga con la aparición de varios personajes, como Madam Pomfrey, Professor Sprout, Slughorn, Trelawney, me dijeron que hasta aparece Oliver Wood, supongo que es el que dirige a los que van en las escobas. Además de los actores, tenemos comentarios, criaturas y encantamientos que terminan de unir el universo. Desde el "Aresto momentum" que apareció originalmente en la tercera entrega, así como los pixies de Lockhart y el comentario de McGonnagal acerca de Seamus y su facilidad para estallar cosas.

Ahora, en cuanto a la historia, creo que Yates logró tomar muy buenas decisiones. Uno de los puntos más importantes es la batalla de Hogwarts. Si he de comparar la escala de dicha batalla, siento que es similar a la de Helm's Deep al final de The Two Towers, lo cual creo es bastante acertado. Afortunadamente no dejó llevarse demasiado por el espectáculo visual, cosa que siento que terminó fallando en cintas como Matrix Revolutions y Return of the King, donde las peleas duran tanto que terminan por perder el sentido. Aquí vemos lo necesario sin terminar empalagados de tanto dulce visual, además de tener las debidas pausas que en ningún momento joden el ritmo.
Uno de los cambios más positivos es la batalla final entre Harry y Voldemort. La pelea en el libro es menos épica, simplemente se topan frente a frente en el salón principal, los sobrevivientes los observan, intercambian unas cuantas palabras, se disparan y fin. Aquí siento que logran cerrar el círculo como es debido, cómo en un punto de su conflicto llegan a presentar tantas similitudes entre ellos que se fusionan.

Ahora, lo que para mi valió toda la película: La historia de Snape. Al hacer los comentarios de las 7 películas anteriores estuve notando todos los detalles que iba mostrando Alan Rickman, quien desde el principio sabía toda la historia de su personaje. La muerte de su personaje se modificó a lo que aparece en el libro, dándole más oportunidad a Rickman de despedir a su personaje como es debido. La manera en la que se despide de Potter es excelente, la frase que le dice la hemos escuchado muchas veces, pero creo que ésta es la ocasión en la que más impacto tiene. He de decir que el momento en el que sostiene a Lily en sus brazos mientras llora es el más emotivo de toda la película, al menos en mi opinión. Una parte del libro que se ejecutó de excelente manera.

En cuanto a las quejas, tengo 2: la ausencia total de la historia de Dumbledore y el comentario del hijo de Remus. Dumbledore acabó siendo el gran olvidado, en la 7.1 meten parte de su historia, la comentan en la boda, Harry ve parte de ello al conectarse con Voldemort, Hermione lo lee en el libro de Rita Skeeter, se había dado la cantidad necesaria de información como para cerrar el tema cuando llegan con Aberforth. Todo se limita a la aparición de la pintura, ya no se menciona más, no se le da un cierre, a pesar de que de un modo u otro Dumbledore era pieza clave en la historia de Harry. No solo lo dejaron sin funeral, tampoco le dieron cierre a su historia.
En cuanto al hijo de Tonks y Lupin, lo mejor hubiese sido dejarlo fuera de la historia. La relación de estos personajes se limitó a un par de menciones, así que Harry diciéndole a Remus acerca de su hijo queda totalmente sacado de la nada, ni siquiera aparece en el epílogo. Medio arreglaron lo del espejo de Sirius, pero parece que a cambio dejaron otro hueco.

Es una lástima que John Williams no pudiese regresar para hacer el score, pero Desplat de menos supo meter el Tema de Hedwig en los momentos que definitivamente eran claves. El epílogo no me gustaba en el libro y aquí sucedió lo mismo, sumándole a la cursilería el maquillaje exagerado que le pusieron a los actores, particularmente a Tom Felton.

Con ésto se termina la saga de Harry Potter en los cines. Sin duda marcó y seguirá marcando a varias generaciones, hay muchos detractores, pero también hay muchos quienes han intentado adaptar libros y alcanzar el nivel que poseen estos libros y películas, fallando miserablemente. La historia ha terminado pero siempre podremos visitar de nuevo este universo.

No hay comentarios: